Notificaciones

La evolución del género culinario en la televisión española: de las recetas al reality y los concursos

49 9
La evolución del género culinario en la televisión española: de las recetas al reality y los concursos

¡A LOS FOGONES!

La evolución del género culinario en la televisión española: de las recetas al reality y los concursos

Analizamos cómo han cambiado los programas de cocina empezando por 'Con las manos en la masa' hasta terminar con la inclusión de Internet y 'El comidista'.

Mary Pastor Miércoles 22 Noviembre 2017 11:05

La cocina y la televisión han ido de la mano durante muchos años. El género culinario ha ocupado muchos minutos de emisión y es habitual que, entre los rostros televisivos de la temporada, se cuele en la memoria del espectador el nombre de varios cocineros, chefs o reposteros, entre otros. Como cualquier otro formato o programa, los que tienen la elaboración de platos como eje central han ido evolucionando conforme pasaba el tiempo, las temporadas e, incluso, las modas. La actual parrilla en España, de hecho, es un gran reflejo.

En ella, por ejemplo, se puede observar la creciente tendencia de los programas temáticos de esta índole que conforman casi la mitad de la programación de canales como Ten, DKiss o Divinity, muy destacable en fin de semana, o la relevancia que cobra el género en la cadena pública, donde uno de sus mayores éxitos radica en el sello 'MasterChef'. En FormulaTV repasamos para la ocasión cómo se ha ido asentando la cocina en la televisión española y cómo, a su vez, se ha ido adaptando a las necesidad de la misma.

La tradición salta al entretenimiento

Elena Santoja junto a Concha Velasco en 'Con las manos en la masa'

Elena Santoja junto a Concha Velasco en 'Con las manos en la masa'

Desde que la televisión realizara su primera emisión en España, la cocina había tenido cierto espacio siempre centrado en el formato que se podría denominar como "videoreceta": un presentador o cocinero realiza un plato frente a la cámara haciendo un paso a paso con todos los ingredientes. Hubo que esperar hasta 1984 para que se sumara a la ecuación culinaria el factor entretenimiento.

Fue de la mano del programa 'Con las manos en la masa', donde Elena Santoja mostraba a los espectadores un par de recetas junto a un famoso. La novedad radicaba en que, mientras se llevaba a cabo la elaboración, se hacía una breve entrevista. Este cambio significativo, el de mezclar los géneros, sería una tónica habitual que se mantendría y que se agudizó con la entrada de los canales privados en el juego televisivo y la consecuente competición por la audiencia.

El cocinero como estrella, el ejemplo de Karlos Arguiñano

Karlos Arguiñano en uno de los programas de 'El menú de cada día'

Karlos Arguiñano en uno de los programas de 'El menú de cada día'

La relevancia de 'Con las manos en la masa', que se mantuvo en antena hasta 1991, puso de manifiesto otro cambio que se estaba produciendo: el cocinero estrella. Era el momento de que brillara el conductor, quien se encargaba de la receta, tanto como el plato que mostraba. El programa de Elena Santoja, de hecho, fue sustituido por otro que pondría en escena a uno de los rostros culinarios más representativos, Karlos Arguiñano.

'El menú de cada día' llegó en 1992 siguiendo, eso sí, la estela de éxito de su antecesor: enseñar a cocinar. Aunque a nivel nacional era más desconocido, el cocinero ya había pasado por ETB con un espacio similar. Es tanta la relevancia que llega a coger en los medios el cocinero que, desde ese momento, no abandonaría la cocina más didáctica y pasaría por todos los canales, incluyendo Telecinco y el actual Antena 3.

Viendo el éxito que parecía obtener Arguiñano con sus recetas, a partir de este momento comenzarían a darse, en los diferentes magazines y programas, secciones culturales con recetas y, por supuesto, programas con un cocinero presente. Algo que, por cierto, se sigue dando en la actualidad como sucede en 'La mañana de La 1'.

Comienza la especialización en el pago

Sergio Fernández en uno de los platós de Canal Cocina

Sergio Fernández en uno de los platós de Canal Cocina

Con el éxito de la cocina ya más que probado y la llegada de la televisión de pago comienzan a surgir los denominados canales especializados. Hay un nicho que cubrir y, visto como una oportunidad de negocio, no tardan en ver la luz canales que tienen su parrilla basada única y exclusivamente en la cocina.

El caso más significativo en el panorama español es Canal Cocina, que llegó en 1998. Aquí, en diversos formatos y con diferentes chefs a la cabeza, se pueden conocer desde las recetas más vanguardistas a las más clásicas pasando por las más dulces y terminando en las más reconocidas en las redes.

El salto al formato reality

Sergi Arola, junto a Bárbara Rey, en la cocina de 'Esta cocina es un infierno'

Sergi Arola, junto a Bárbara Rey, en la cocina de 'Esta cocina es un infierno'

A diferencia del panorama internacional donde los concursos culinarios comenzaban a ganar protagonismo, en España se mantuvo la estabilidad en cuanto a formatos más tradicionales. Fue en 2006 cuando se pudo observar otro cambio significativo: la irrupción del reality.

Tras el éxito testado de sellos como 'Gran Hermano' y su edición VIP, Telecinco apostó por 'Esta cocina es un infierno', la fusión del género culinario con el formato reality. Aquí la cocina pasaba a ser escenario de una competición entre dos grupos de famosos, capitaneados por Sergi Arola y Mario Sandoval, para ver quién llevaba mejor los fogones de un restaurante mientras se formaban los tradicionales líos en la casa en la que convivían, el abecé de estos formatos. Un casting formado por Bárbara Rey, Leticia Sabater y Marbelys Zamora no fue suficiente para convertirse en un éxito de audiencia y el reality de Carolina Ferre se despidió para siempre de la parrilla de forma discreta.

Llega la revolución: el sello 'MasterChef'

Jurado y presentadora de 'MasterChef' en su primera edición en España

Jurado y presentadora de 'MasterChef' en su primera edición en España

Con años de retraso respecto al resto de parrillas llegó una de las mayores revoluciones culinarias, el sello 'MasterChef'. Habiendo comenzado en la década de los 90 en Reino Unido y tras haber recorrido medio mundo, recaló en TVE ya en 2011 aprovechando un renacer dorado de los talent shows. Aquí, un jurado de tres miembros formado por Jordi Cruz Mas, Samantha Vallejo-Nágera y Pepe Rodríguez Rey tendría que decidir a lo largo de diferentes entregas quién es el mejor cocinero amateur español.

Este concurso permitió abrir un nuevo horizonte en el panorama televisivo, donde ahora eran los espectadores quienes podían cumplir su sueño de ser cocineros o saciar sus ganas de saber más con todo lo que el formato aporta: convivencia, competición, catas del jurado... A su vez, el alto nivel que se mostraba en las distintas pruebas acercó al espectador la tan delicada alta cocina, algo en lo que España ha estado destacando durante años colocando a sus cocineros y restaurantes entre los mejores del mundo.

Una fórmula que, de hecho, se repitió en Cuatro con menos éxito con 'Deja sitio para el postre' (2014), siendo aquí una competición de dulces, y en Antena 3 con 'Top Chef' (2013), adaptación del formato con concursantes ya dedicados a la cocina que comenzó en Estados Unidos en 2006. Con la edad de oro de la gastronomía en televisión el interés en estos programas subió como la espuma y, en el caso de 'MasterChef', ha tenido más vida adaptando otras versiones como la de los más pequeños o los concursantes famosos.

El boom más dulce

Buddy Valastro en uno de los promocionales de 'El rey de las tartas'

Buddy Valastro en uno de los promocionales de 'El rey de las tartas'

Paralelamente al salto de la competición comenzaron a popularizarse, en parte gracias a Internet y la proliferación de blogs y vídeos, las recetas y programas más dulces. Los postres siempre han tenido gran relevancia en la gastronomía española, pero con el impulso de todas estas elaboraciones los programas de pasteles, galletas, cupcakes y similares no cesan. Uniéndose al factor reality, han derivado en la evolución de un docureality muy especializado.

Siendo Estados Unidos uno de los mayores exportadores y creadores de este tipo de formatos, se han convertido en la salvación y parrilla habitual de los canales temáticos de la actual televisión, la TDT. Aquí se puede ver, entre otros, cómo es el día a día de una pastelería ('Cake Boss'), competiciones de cupcakes ('Guerra de cupcakes') o las tartas más alocadas ('Dulces e increíbles') con chefs que han visto su popularidad aumentada tras formar parte de estos formatos,

como Duff Goldman o Buddy Valastro.

La llegada de los consejos sobre alimentación

Alberto Chicote realizando uno de los experimentos de 'Mitos de los alimentos'

Alberto Chicote realizando uno de los experimentos de 'Mitos de los alimentos'

El último paso que ha dado la cocina en televisión, más allá del formato reality y sus variantes, se encuentra en analizarse a sí misma y ofrecer su mejor versión. El interés por la cocina está más que demostrado y ahora toca dar consejos sobre cómo mejorar la dieta o conocerla en profundidad, como lo hace 'El precio de los alimentos', y romper sus propios cuentos como en 'Mitos de los alimentos', ambos presentados por Alberto Chicote.

La importancia de Internet en la cocina ha llegado hasta tal punto que ya se combinan en televisión. laSexta ha sido ejemplo de este salto cualitativo adaptando a la pequeña pantalla 'El Comidista', una de las parcelas web más conocidas del sector, con el periodista Mikel López Iturriaga al frente para conocer todos los secretos culinarios.

Crítica del final de 'La Casa de Papel': Robando tu atención a base de desenfrenoCrítica del final de 'La Casa de Papel': Robando tu atención a base de desenfreno

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.