Notificaciones

9 grandes frases de Vicente Maroto en 'La que se avecina'

ESPECIAL

9 grandes frases de Vicente Maroto en 'La que se avecina'

Recordamos algunos de los grandes momentos del personaje interpretado por Ricardo Arroyo.

Azucena Pereira Lunes 4 Diciembre 2017 09:31

Durante las diez temporadas que lleva en emisión 'La que se avecina', la comedia creada por los hermanos Caballero, hemos conocido a personajes de todo tipo. Entre ellos encontramos a Vicente Maroto, papel interpretado por Ricardo Arroyo. El actor, nacido el 28 de noviembre de 1950, cuenta con una amplia trayectoria en el mundo de la actuación, especialmente en el teatro, aunque también le hemos podido ver tanto en la gran como en la pequeña pantalla. De este modo, en el cine ha participado en películas como "El milagro de P.Tinto", "Gente pez", "El oro de Moscú" o "Camarón". En televisión ha aparecido en ficciones como 'Querido maestro', 'Los ladrones van a la oficina', 'La casa de los líos', 'Manos a la obra' o 'El comisario'.

Sin embargo, cuando realmente comenzó a ganar popularidad fue gracias a su incorporación en la comedia 'Aquí no hay quien viva', donde interpretó a Higinio Heredia, un padre de familia, de profesión albañil, que se mudaba a Desengaño 21 junto a su familia. Pero el papel que le ha otorgado mayor reconocimiento por parte del público es, sin duda, su personaje en 'La que se avecina', donde da vida a Vicente Maroto. Cuando conocimos a Vicente era un hombre que se trasladaba a vivir junto a su mujer, Gregoria (Beatriz Carvajal), a la misma urbanización que su hijo y su nuera, Javi (Antonio Pagudo) y Lola (Macarena Gómez).

Desde entonces le hemos visto querer suicidarse en varias ocasiones, pedir cañas continuamente en el Max & Henry, estar enganchado a la televisión, enviudar, mantener relaciones con mujeres de lo más extravagantes y hasta compartir piso con Fermín (Fernando Tejero), su consuegro, regalándonos siempre divertidos momentos. En FormulaTV queremos recordar algunos de las mejores de Ricardo Arroyo en su papel de Vicente Maroto en 'La que se avecina'.

1 "¡Qué pereza!"

Ricardo Arroyo es Vicente en 'La que se avecina'

Ricardo Arroyo es Vicente en 'La que se avecina'

Si por algo se caracteriza Vicente es por su continua desgana y desánimo, ese que siempre le lleva a estar tirado en el sofá o decir más de una vez su ya famosa frase "¡Qué pereza!". Se trata de una de sus frases más habituales, por lo que no nos extraña que sus vecinos decidieran apodarle como "el hombre cojín", ya que, si por él fuera, estaría las 24 horas del día tumbado y sin hacer absolutamente nada. Afortunadamente, tanto su difunta mujer Gregoria como su hijo y el propio Fermín siempre han intentado que Vicente se mueva y no se quede apalancado en su casa.

2 "Murió haciendo lo que más quería"

Vicente encuentra a Gregoria muerta en 'La que se avecina'

Vicente encuentra a Gregoria muerta en 'La que se avecina'

Al final de la cuarta temporada, Gregoria la mujer de Vicente y madre de Javi, falleció tras un accidente doméstico. Vicente se encontró a su mujer tendida en el suelo de la cocina tras haberse golpeado en la cabeza al resbalar mientras preparaba unas croquetas, su receta favorita y el plato que mejor realizaba. Por este motivo, cuando Vicente habla de la muerte de Goya, en un intento de buscar algún tipo de consuelo, recuerda que, aunque falleció antes de tiempo, por lo menos murió haciendo lo que más quería, en este caso, sus exquisitas y adoradas croquetas, las mismas que le sirvieron para que sus vecinos le apodaran "doña croqueta".

3 Sí, los cojones

Vicente es apodado por sus vecinos como

Vicente es apodado por sus vecinos como "El homber cojín" en 'La que se avecina'

Otro rasgo característico de Vicente es verle y escucharle quejarse de cualquier cosa, especialmente de todo aquello que implique moverse y abandonar su estado habitual tumbado en el sofá viendo la tele. Haciendo honor a su condición de "hombre cojín", Vicente no duda ni un segundo en negarse a llevar a cabo cualquier propuesta con un contundente "Sí, los cojones", una frase que demuestra a la perfección su falta de motivación en la vida y la poca preocupación ante los problemas ajenos.

2 ¡Ay, Gregoria! Tú eras el hombre de la casa

Vicente junto a su familia en 'La que se avecina'

Vicente junto a su familia en 'La que se avecina'

Si bien durante las primeras temporadas Vicente no hacía otra cosa que quejarse de su mujer y renegar de cualquier actividad que esta le proponía para realizar juntos, pero desde que Gregoria murió se ha mostrado de lo más afectado ante la ausencia de su mujer. En repetidas ocasiones, cualquier comentario o referencia que le recuerda a su difunta esposa viene acompañada de un "¡Ay, Gregoria!", en clara alusión a la falta que le hace e incluso a veces ha recurrido a esa expresión para aclarar algunas cualidades de su mujer, como aquella ocasión en la que quiso recordarnos que era ella el hombre de la casa.

5 ¡Qué momento me regalaste!

Vicente acude a que Maite le haga un masaje en 'La que se avecina'

Vicente acude a que Maite le haga un masaje en 'La que se avecina'

Aconsejado por su hijo Javi, Vicente decidió ir a que le dieran un masaje para relajar su cuerpo y solucionar algunos problemas en el cuello que le estaban causando dolor. Para ello, en concreto acudió al centro donde por aquel entonces trabajaba Maite, que había encontrado un puesto como masajista, ocultando a Amador y al resto que en realidad era una masajista de lujo con final feliz, o lo que es lo mismo, masajista erótica. Evidentemente, Vicente desconocía la verdadera ocupación de Maite, pero lo que nunca olvidará es el gran trabajo que le hizo su vecina, ya que ella creyó que había ido al centro buscando lo mismo que el resto de sus clientes, el masaje con final feliz.

6 Dejadme en paz, ¡solo quiero ver el fútbol!

Vicente y Javi enganchados a un juego de fútbol en 'La que se avecina'

Vicente y Javi enganchados a un juego de fútbol en 'La que se avecina'

Si hay una pasión que logre hacer feliz a Vicente esa no es otra que el fútbol. Sentarse en su sofá con el mando de la tele y pasar horas delante de la pantalla de televisión es su afición favorita desde que le conocemos. Tanto le entusiasma el fútbol que su única preocupación muchas veces ha sido no perderse ningún partido, sin importar de la liga que fuese. Además, fue un estupendo entrenador cuando la comunidad organizó su propio equipo, pasó días viendo la televisión metido en un jacuzzi instalado en el balcón e incluso decidió entorpecer el matrimonio de Javi y Lola, que por esos momentos pasaban por una de sus muchas crisis, cuando se vició a jugar con su hijo a la videoconsola a un conocido juego de fútbol.

7 Eres el típico hijo con padre mojón que se come el marrón

Vicente y Javi jugando al futbolín en 'La que se avecina'

Vicente y Javi jugando al futbolín en 'La que se avecina'

Los problemas en Mirador de Montepinar son el pan de cada día, de hecho, si no existieran esas dificultades para nuestros protagonistas, la serie no tendría ningún sentido. La cosa está en que los que siempre acaban pagando los platos rotos de los demás son los mismos y entre esas personas se encuentra Javi. El hijo de Vicente siempre ha tenido que ocuparse de los problemas de su familia, sobre todo de los provocados por sus suegros y por su propio padre, que no han dudado en meterse en más de un lío que luego Javi ha tenido que solucionar. Por si fuera poco, Vicente ha llegado a reconocer delante de Javi que es el típico hijo que nació para comerse todos los marrones.

8 Yo feliz nunca he sido, pero por lo menos lo reconozco

Vicente es atendido por Clara en 'La que se avecina'

Vicente es atendido por Clara en 'La que se avecina'

Más de una vez vimos a Vicente intentar suicidarse tirándose desde el balcón, pero nunca llegó a cumplir su propósito porque siempre se lo impedían. Su hijo y su mujer llegaron a pensar que solo era una forma de llamar la atención, pero Vicente nunca fue feliz con su vida y llegó incluso a enfadarse con Goya por haber muerto antes que él. No obstante, Vicente nunca ha tenido ningún problema para asegurar que, aunque nunca ha sido feliz, lo reconoce y lo acepta. A pesar de todo, logró salir adelante superando además la muerte de su mujer, aunque la marcha de Fermín le hiciera volver a sus pensamientos suicidas de manera momentánea.

9 No puedo comer croquetas, sería como ponerle los cuernos a Gregoria

Fermín y Vicente en 'La que se avecina'

Fermín y Vicente en 'La que se avecina'

Para librarse de Fermín y conseguir que Vicente tuviera compañía, Javi y Lola les propusieron vivir juntos, algo que en un principio no fue del todo del agrado de ambos. Sin embargo, Fermín intentó hacer lo imposible para ganarse el aprecio de su nuevo compañero de piso y que la convivencia fuera cómoda y placentera, llegando a descongelar la última croqueta que quedaba hecha por Gregoria, y que Vicente guardaba a modo de recuerdo, con el objetivo de copiar su receta y conquistar a su consuegro por el estómago. Pero a la hora de la verdad, Vicente no podía degustar esas croquetas porque sentía que hacerle eso a su fallecida mujer era como si le estuviera poniendo los cuernos.

'La que se avecina' (5,1%) y 'Big Bang' (3,8%) se reparten los 10 espacios más vistos del día'La que se avecina' (5,1%) y 'Big Bang' (3,8%) se reparten los 10 espacios más vistos del día

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.