Notificaciones

Arya Stark como personaje fuerte femenino en 'Juego de Tronos'

19 21
Arya Stark como personaje fuerte femenino en 'Juego de Tronos'
PERSONAJES FEMENINOS

Arya Stark como personaje fuerte femenino en 'Juego de Tronos'

Arya Stark es un personaje excepcional en 'Juego de Tronos', una chica rebelde que no quiso hacer caso de los roles de género que habían asignado para ella.

Sara Menéndez Domingo 15 Abril 2018 11:07

Los personajes femeninos en la ficción, ¡qué debate! Está claro que, cada vez más, están adoptando un mayor número de papeles protagonistas en las series de televisión, a la vez que se nos presentan nuevas maneras de ser "chicas". No creemos que para que una serie aporte nuevos modelos de mujer, solo tenga que haber uno, ni dos, sino cientos. Aun así, ya que siempre se ha considerado que las mujeres y los hombres tenemos que ser representados en unos roles específicos, aportar rebeldía a este respecto no viene nada mal. Y la rebeldía ante lo que la sociedad y la cultura ha querido clásicamente que seamos las mujeres, tiene cara de Arya Stark.

Arya no es el único personaje fuerte de 'Juego de Tronos'. Es más, esta serie se caracteriza por estar haciendo temblar el poder masculino de los Siete Reinos con todas las mujeres que se están poniendo al frente de sus respectivas casas. Partamos de la base de que hay que entender a qué llamamos fuerza. Podemos interpretar que la fuerza es comportarse como un hombre o dar golpes más fuertes. Pero también que esta característica consiste en ser resiliente, sufrir para proteger a personas que quieres o ser fuente de ánimo para los demás. Eso parece más propio de los roles femeninos, así que no es solo fuerza lo que asumimos. Sin embargo, y en definitiva, nuestro género no debe predefinir cómo somos, o cómo nos debemos comportar.

Arya Stark jeugo de Tronos

Desde pequeña, la pasión de Arya Stark era luchar como sus hermanos

Arya, la niña que quería blandir una espada

Lo que definió a Arya desde el inicio de 'Juego de Tronos' ha sido su negativa a comportarse como le dictaban sus educadoras. Al contrario que Sansa, ella se manchaba, se tiraba en el barro, jugaba con las espadas, y cuando podía aprendía a usarlas con su estimado entrenador. No quería comportarse como una señorita, ni vestir como tal, ni cumplir con las tareas propias de las niñas de su clase. Incluso podríamos decir que escabullirse del lugar que le correspondía le salvó la vida. Incluso para sobrevivir posteriormente, tuvo que fingir ser un chico.

A lo largo de la serie, Arya lo que ha hecho ha sido evolucionar como lo que es y ha querido ser. No sabemos cómo hubiera sido su desarrollo en el seno de la familia Stark sin que hubiera ocurrido todo aquello que la llevó a su búsqueda de la venganza, pero sí que vemos cómo ha sido. Es común que los otros personajes vean en Arya a un ser indefenso, puede que por ser una chica, por ser muy joven, por llevar una espada de principiante, o por las tres a la vez. Pero esta es, a su vez, una de las fortalezas del personaje, y es que los demás no se esperan las habilidades que tiene y la valentía de la que goza para el combate cuerpo a cuerpo.

Arya demuestra, en el mundo de 'Juego de Tronos', la necesidad de que cada persona pueda elegir cómo quiere ser, qué quiere aprender, cómo vestir, comportarse y a dónde dirigirse. Se ha zafado de los grilletes de la buena mujer y ha elegido adoptar el papel que la sociedad tenía para los hombres. Tiene su alter ego entre los personajes adultos, y esta es Brienne. Al igual que Sansa se refleja en Cersei, cosa que no puede admitir por la maldad manifiesta de la segunda, pero que hay un punto en el que quiere también adoptar un rol de índole masculina, aunque en vez de en el campo de batalla, en la sala del trono.

Arya Stark Juego de Tronos

Arya Stark ha evolucionado de una manera irreconocible

No es solo el género

Al final, Arya se ha convertido en un personaje clásico en el cine: la buscadora de venganza. Una John Wick en el universo de 'Juego de Tronos'. Eso la ha llevado a despersonalizarse de manera literal, llegando a eliminar su propia identidad más allá de su objetivo. Ya no es solo la niña rebelde, ahora ya se puede definir a través de otras características y rasgos, y ahí cuando en algunas ocasiones ha llegado a confundirnos. Roza la psicopatía, y eso es llegar mucho más allá de la típica historia de "la chica que parece un chico".

Otro de los prismas en la personalidad, actitudes y motivaciones de Arya es que no tiene ansias de poder, como casi todo el resto de personajes femeninos relevantes de 'Juego de Tronos'. No quiere que los demás sigan su voluntad, ni tiene un plan maestro para llevar su casa a lo más alto, ni alcanzar la paz entre los reinos. No es que esto sea algo que deseen todos los hombres (en juego de Tronos tendríamos el ejemplo de Tyrion, Varys, Sam o Bran, cuyo papel sería alumbrar a los que sí deciden por los demás), pero sí que esa tendencia al liderazgo es una característica muy asociada al ideal masculino (Jon, Rob, Meñique, Joffrey, Stannis, etc, etc. ).

Así que Arya no es, tampoco, un personaje masculino con cuerpo de mujer, no se reduce a hacer cosas de mujer o de hombres, sino que es gris, pero cuestionando todo lo que se daba por sentado sobre su papel en la vida.

Todo lo que necesitas saber antes de ver la 4ª temporada de 'Fear The Walking Dead'Todo lo que necesitas saber antes de ver la 4ª temporada de 'Fear The Walking Dead'

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.