Notificaciones
Programación de Fox Life

Programación Fox Life

Diales:

MovistarTV: 020

Ono: HD 041

Telecable: HD 011

R: HD 028

Jazztel: HD 027

Euskaltel: 029

Fox Life es el nuevo canal de Fox España orientado a todos los públicos. En Fox Life, nacido el 1 de octubre de 2014, se pueden encontrar series como 'The Good Wife', 'Scandal' y espacios como '30 minutos de Jamie' y 'Las Kardashian'.

Sábado 19 de agosto

08:25

Cadena de amigas: Ruth Lorenzo y Ona Carbonell: Clase de natación sincronizada

12:38

House (T2): Ep.18 El sueño de los justos

Capítulo 18

Hannah está en la cama sin poder dormir, junto a su novia Max. Lleva muchas noches con insomnio. Por la mañana, Max se levanta y la encuentra sentada en el suelo junto a un bote de somníferos vacío.

Cuddy le lleva el historial de Hannah a House, que no muestra interés hasta que se entera de que la chica lleva 10 días sin dormir. Un día más así y morirá. House está intrigado porque a pesar de haberse tomado todos los somníferos, Hannah no ha conseguido dormirse. Mientras Cameron y Foreman le hacen unas pruebas en el laboratorio, se dan cuenta de que se queda dormida por el espacio de unos segundos, pero no es consciente de ello. Un escáner muestra que no tiene tumores ni coágulos.

House ordena al equipo que la mantengan despierta para que su cuerpo se estrese y eso les ayude a determinar la causa de su mal. Cameron y Foreman hacen el primer turno para quedarse con ella y no permitir que se duerma. En eso descubren sangre en la cama. House cree que la hemorragia de Hannah se puede deber a unos coágulos o a un cáncer de colon, así que Chase se dispone a hacerle una colonoscopia. House le pide que no la anestesien durante la prueba, a pesar de lo dolorosa que es, a menos que encuentren un tumor. Hannah está sufriendo mucho durante la colonoscopia y además empieza a sangrar por la nariz. En el historial clínico, House descubre que la chica tuvo un sarpullido el mismo día que empezó a tener insomnio. Ambos síntomas pueden indicar que tiene Granulomatosis de Wegener.

Chase le hace una biopsia y los ojos de Hannah empiezan a moverse de la misma manera que ocurre durante la etapa REM del sueño. Chase dice que puede tener alergia, porque Max regaló a su novia un perro hace un mes y lo tuvieron que devolver por la alergia de Hannah al animal. House duda que se trate de eso ya que el tratamiento tenía que haberla curado. Cree que ella mintió sobre su rechazo porque en realidad no quería hacerse cargo del perro: eso significaría un compromiso entre las dos chicas y Hannah quiere dejar a su novia.

Durante las pruebas, Cameron aprovecha para sonsacar a Hannah sobre el estado de su relación con Max. Ella admite que su intención era dejar a su novia después de una larga relación. Entonces Hannah se queja de un dolor y Cameron se queda asustada al ver que todo su abdomen está morado. Tiene un derrame interno masivo. Foreman les informa de que el hígado de la paciente está muerto. House dice que Max ha donado sangre a Hannah, así que son compatibles para un transplante de hígado. A Cameron le parece una aberración que alguien done la mitad de su hígado a una persona que está pensando en dejarla.

House le dice a Hannah que su hígado ha fallado y pronto entrará en un coma irreversible. Max asegura que no pueden darse por vencidos y que ella le donará su hígado para que dispongan de un poco más de tiempo para tratar de buscar la causa de la enfermedad. Tras el transplante, tienen otras 36 horas para diagnosticar a la enferma. House no le ha contado a Max que su novia la quiere dejar y a Cameron le parece que no es ético dejar que alguien ponga en peligro su vida sin saber la verdad.

Cameron quiere presionar a Hannah y mientras le hace una endoscopia le dice que su novia está sufriendo las mismas pruebas que ella y está poniendo en peligro su vida para salvarla. Mientras, Chase y Foreman van a ver a House para informarle de los resultados de los análisis. House se preocupa: si los dos médicos están con él, entonces Cameron está sola con las chicas y les puede contar lo que quiera. De hecho, Cameron está tratando de manipular la situación y antes de que entren en el quirófano les dice a los otros médicos que las dejen solas para que puedan hablar. Cuando Hannah está a punto de confesarle a Max lo que siente, House interrumpe y le inyecta la anestesia.

Tras la operación, Hannah empieza a rechazar su nuevo hígado. A House no le sorprende el hecho, y Foreman sugiere que se trata de una infección. House se acuerda del perro que tuvieron las chicas y pregunta el nombre del criadero. El doctor se dirige a la habitación de la paciente con una idea clara: encontrar una evidencia de que tiene peste. Al momento encuentra en el brazo de la enferma lo que buscaba: con una jeringuilla extrae una sustancia negra que demuestra que padece la peste negra. En el lugar del que provenía el perro se han dado casos de esa enfermedad.

Unos días después, Cameron se encuentra a Max en los pasillos y se para a hablar con ella. La novia de Hannah le cuenta que sabía que la quería dejar, un amigo común se lo había contado. Pero ahora que lleva parte de su hígado no tendrá valor para hacerlo. Ahora la tiene amarrada. No le importa a qué precio, pero no va a permitir que se vaya.

13:26

House (T2): Ep.19 House contra Dios

Capítulo 19

Boyd Mullins es un chico de 15 años muy carismático que habla ante los feligreses en una iglesia. Todos creen que hace milagros. Durante el acto religioso, se dirige a una anciana con dificultades para caminar que se apoya en un andador. Se lo retira y la mujer da unos pasos sin ayuda. Entonces, Boyd sufre una crisis y cae al suelo apretándose el estómago y pidiendo la ayuda de un médico.

En el hospital, Foreman le dice al chico que no se trata de una oclusión intestinal. Luego, mientras Cameron le extrae sangre, Boyd le dice que, según Dios, aunque es una buena persona está enfrentada a uno de sus compañeros. Tras las pruebas, el equipo presenta a House el caso de este chico que habla con Dios. Lo primero que descubren es que su nivel de sodio está bajo. Como excepción, House decide ir a hablar con Boyd en persona. Discuten sobre asuntos de fe, y House se da cuenta de la lucidez del joven.

Mientras, Wilson se encuentra con Grace, una enferma terminal de cáncer. La joven ha asumido que se va a morir y no quiere seguir luchando. Wilson trata de darle ánimos para que siga medicándose y pueda pasar lo mejor posible sus últimos días. House les interrumpe y hace que Wilson salga al balcón para hablarle del nuevo paciente, cuyos únicos síntomas son los dolores de estómago y el sodio bajo. Boyd bebe agua sin parar, House cree que quiere purificarse con el agua, a petición de Dios.

Boyd sale de su habitación y recorre los pasillos del hospital cantando himnos y con la vista perdida. Chase trata de llevarlo de vuelta a su habitación pero el chico está ido. Entonces ve a Grace y se dirige hacia ella: le toca la cara y le dice que no pierda la esperanza, porque todo se puede conseguir con fe. Wilson ve la escena y se enfada mucho, no quiere que ahora su paciente tenga falsas esperanzas. Pero ella cree que realmente se encuentra mejor.

House entra en su despacho y ve que en la pizarra blanca alguien ha puesto “Dios 2, House 1”. Entra Boyd y ve la puntuación, pero House le advierte que el juego no ha terminado. Siguen hablando sobre el don del chico y House se queda pasmado cuando le dice que Dios quiere que Wilson vaya a su partida de póquer. Acto seguido, va en busca de su colega para recriminarle que vaya contando a los pacientes esas intimidades, pero se da cuenta de que Wilson no sabe de qué le está hablando.

Durante el análisis diferencial los médicos opinan que el muchacho puede tener tuberoesclerosis. Tendrán que realizar una intervención quirúrgica en el cerebro para eliminar tumores benignos y Boyd será un chico de 15 años como cualquier otro. Pero él dice que no es un chico como los demás y se niega a que le operen. House le pide ayuda a Wilson para que lo convenza.

House está en su casa tocando el piano cuando llaman a la puerta. Aunque todavía no es el día de la partida de póquer, Wilson ha venido, pero para hablarle de otra cosa: las radiografías de Grace confirman que su tumor en el hígado ha encogido. House se queda atónito y le pide que no se lo cuente a su joven paciente. Grace cree que Boyd le ha salvado la vida y House pone a trabajar a su equipo para demostrar que no se trata de ningún milagro.

Durante la partida de póquer en casa de House, a la que por fin ha ido Wilson, Chase le va comunicando por teléfono lo que encuentra en su inspección en la casa de Grace. En un momento se asusta, porque descubre que la mujer vive con un hombre, cosa de su vida que no sabían, y puede aparecer en cualquier momento. House empieza a atar cabos. Sabe que Boyd y Grace se han hecho amigos. Si sólo Wilson sabía lo de la partida y se ha enterado Boyd¿ha podido ser a través de Grace? Wilson no tiene respuesta, pero House sabe que se ha liado con su paciente.

En el hospital, el padre de Boyd les dice a Cameron y Foreman que el chico se va porque Dios le ha dicho que está bien. House cree que Boyd tiene un virus que le ha pasado a Grace y ha actuado contra su tumor, por eso ha disminuido. El virus del joven es un herpes. Aunque no quiere desnudarse, al final cede y ven el herpes cerca de su cadera. Lo estaba ocultando porque lo ha contraído por contacto genital, y su aura de santo no le permitía revelarlo.

14:11

House (T2): Ep.20 Euforia 1

Capítulo 20

El policía Joe Luria recibe un disparo tras acorralar a un delincuente en un callejón. La bala choca en el chaleco y una esquirla entra en su cerebro. Joe cae al suelo en medio de un ataque de risa mientras la sangre mana de sus heridas.

House y su equipo tratan de deducir la causa de la reacción histérica del policía. Chase cree que los fragmentos de bala en su cerebro son los culpables, pero House opina que no están en el lugar donde podrían causar euforia. Chase menciona el envenenamiento por monóxido de carbono. House pide un análisis de gas en la sangre. Mientras realizan una pruba a Joe, descubren que está perdiendo las funciones motoras. Cameron menciona que alguien ha ido a buscar en su casa algún escape de gas, y el policía se pone tenso.

Foreman va al apartamento del paciente en busca de pistas y se encuentra un lugar totalmente infecto. Recoge muestras de los desperdicios que tiene por todas partes. Fuera descubre un cobertizo que el policía ha convertido en una plantación de marihuana.

House, por su parte, va a la comisaría donde trabaja Joe en busca de nuevas pistas y descubre a otro policía que tose frente a la rejilla del aire acondicionado. Le dicen que Joe se sienta justo al lado, y a House le parece que ya ha dado con la solución. En el hospital, Foreman cree que es él quien ha descubierto el origen de la enfermedad del policía: la marihuana.

A la mañana siguiente, Joe se siente mejor aunque está preocupado por si Foreman va a decir algo de su plantación. Mientras le hacen una prueba, el neurólogo se da cuenta de que el policía se ha quedado ciego y cree que tiene un tipo de ceguera en la que el paciente puede ver físicamente, pero su cerebro no es capaz de procesar la información. Esto indica daños en los dos lóbulos del cerebro. Para House se trata de un coágulo cerebral, pero no pueden hacer una resonancia magnética porque los fragmentos de la bala se moverían y causarían más daños.

Foreman se empieza a poner borde con Joe y le dice que pronto estará bien y podrá volver a las calles a asustar a la gente. Cameron le dice a House que retire a Foreman del caso porque odia a los policías. Pero no lo pueden alejar del caso porque no pueden prescindir del neurólogo del equipo.

El paciente empieza a tener taquicardia mientras Cameron y Chase le hacen una prueba de ultrasonidos. Chase ve que tiene un derrame interno en el cráneo. Foreman, mientras, no para de reírse, lo que hace pensar a los demás que tiene los mismos síntomas que el enfermo. Lo aíslan en la misma sala aséptica donde está el policía aunque Foreman insiste en que se encuentra bien. House se saca una muestra de sangre para analizar y les dice a los demás que hagan lo mismo. Puede que algún otro médico tenga que ir a la sala de aislamiento.

Cameron vuelve a analizar las pruebas que trajo Foreman de la casa del policía, pero sigue sin descubrir nada nuevo. La doctora quiere ir a la casa de Joe, pero House se lo prohíbe. Él pretende hacerle una biopsia del cerebro para encontrar la enfermedad, pero su estado no se lo permite. Lo que sí puede hacer es una biopsia del cerebro de Foreman, que ya muestra los mismos síntomas que el policía. Puede tratarse de una infección por estafilococos, cuyas toxinas causan una lesión neuronal.

House va hasta la sala de aislamiento para hablar directamente con Foreman. Le dice que le firme una autorización para hacerle la biopsia. Joe, en la cama de enfrente, está cada vez peor, con unos dolores insoportables. House se niega a que ninguno de sus médicos vuelva a la casa del policía y Foreman se empieza a poner nervioso porque no tienen ni idea de lo que le pasa y deberían actuar a toda prisa. Cuando Cameron entra en la sala de aislamiento, coge una aguja infectada y se la clava a su compañera. Ahora corre tanto riesgo que no le va a quedar más remedio que ir a la casa de Joe y traer algo que les ayude a encontrar el remedio.

Foreman está desesperado porque su compañero de habitación tiene unos dolores inhumanos y sus propios síntomas siguen los mismos pasos. Le inyecta morfina directamente en el cuello para calmar su dolor. Pero no hay nada que hacer, ya no hay nada eficaz para calmar unos dolores que lo pueden llevar a la muerte. House, desde fuera de la sala de aislamiento, le dice a Foreman que le induzca un coma para que deje de sufrir.

Cameron ha ido al apartamento de Joe y está sacando todo tipo de muestras. House, que se olía que no iba a cumplir su prohibición de acercarse a la casa, la espera a la puerta. Entonces hace recuento de lo que ha cogido y se extraña por la cantidad de pan que almacena el policía. Se le ocurre que lo utiliza para alimentar a las palomas, y que con sus excrementos hace abono para la plantación de marihuana.

De vuelta en su laboratorio, Cameron analiza los excrementos pero no encuentra lo que andaba buscando. Mientras, en la sala de aislamiento, Joe sufre un colapso. A pesar de todos los esfuerzos de Foreman, que lo trata de reanimar desesperadamente, Joe muere.

14:58

House (T2): Ep.21 Euforia 2

Capítulo 21

House le ruega a Cuddy que le deje tomar una muestra del cerebro del policía que ha muerto. Pero ella rehúsa por el peligro que entraña tocar el cadáver de Joe sin saber qué enfermedad acabó con su vida. El CDC le hará la autopsia y tendrán los resultados en tres días, pero House sabe que a Foreman le quedan 36 horas de vida.

House tiene una idea y se acerca a la sala de aislamiento con un martillo y clavo que le da a Foreman para que lo clave en el ojo del muerto y extraiga una muestra de su cerebro. En ese momento llega Cuddy para tratar de impedirlo, pero House le grita que no dude y él se lanza sobre el cadáver con el martillo. House y Cuddy se quedan de piedra cuando Foreman les dice que ha sacado la muestra, pero ellos han visto cómo hacía un agujero en el colchón creyendo que era el ojo de Joe. Foreman está ciego y no lo sabe, lo mismo que le ocurrió al policía pocas horas antes de morir.

Como nadie sabe qué puede tener Formena, House les dice que lo empiecen a medicar de todas las enfermedades que se les ocurra. Corre un gran riesgo, pero no se pueden quedar de brazos cruzados. Foreman toca las pastillas y descubre que no tienen ni idea de por dónde van.

House se va a la casa del policía con un traje de aislamiento y lleva una rata. Llama a Foreman y le dice que vaya enumerando los lugares donde tomó muestras para que la rata entre en contacto con ellos. Cuando cuelga el teléfono, Foreman se encuentra muy mal y llama a su padre para que vaya a verle ante la posibilidad de que sean sus últimas horas de vida.

A la mañana siguiente, Wilson se encuentra a House mirando fijamente la pantalla de su ordenador. House ha instalado una cámara ante la jaula de la rata en su cocina para ver si se pone enferma y hacerle inmediatamente la autopsia. Mientras, Cameron le extrae sangre a Foreman y él se da cuenta de que se ha dejado el torniquete en la cama. Vuelve a ver, lo que significa que alguno de los medicamentos le está haciendo efecto, pero no pueden saber cuál es. Por otro lado, los análisis muestran que su páncreas está fallando por la medicación y la deben parar inmediatamente.

Llega al hospital Rodney, el padre de Foreman, y House trata de presionar a Cuddy para que permita hacer la autopsia del policía. Cuddy le explica a Rodney que no puede salvar la vida de su hijo a costa de poner en peligro otras muchas vidas. El padre de Foreman lo entiende y House se queda descorazonado. Los dolores que siente Foreman van en aumento hasta ser casi insoportables y la enfermedad evoluciona mucho más deprisa que en el policía.

House tiene otra idea: el policía tenía legionella cuando llegó al hospital y puede que eso interfiriera para ralentizar los efectos de la enfermedad que desconocen. Le dice a Foreman que lo tienen que infectar y él se indigna. Entonces House lanza una ampolla que contiene legionella dentro de la unidad de aislamiento que se rompe al chocar con el suelo. Ahora Foreman se va a contagiar.

Mientras, la rata de House sigue sin mostrar síntomas de enfermedad. Wilson le pregunta qué hará si no se pone enferma. Tienen que descubrir qué infección afecta a los humanos pero no a las ratas y el cuerpo no puede reconocer. Puede ser Listeria. Cuando van a administrarle la medicación, Foreman le pide a House que le hagan otra delicada biopsia del cerebro, pero House no quiere porque cualquier pequeño error dejará a Foreman inválido.

Cameron se acerca al enfermo y él le pide perdón por haberle robado un artículo y le pide que sea su albacea. Ella acepta, pero no le perdona. Chase encuentra al padre de Foreman en la capilla del hospital y le comunica que tienen que inducirle un coma a su hijo. Cameron ahora es la responsable de llevar a cabo las decisiones de Foreman, como él ha ordenado ante un abogado antes de entrar en coma. Ella tiene que hacerle una biopsia, pero House no quiere correr tanto riesgo y le pide por favor una hora de tiempo para ir a la casa del policía para encontrar un animal muerto. Si lo encuentra, le abrirá la cabeza en lugar de que se la tengan que abrir a Foreman.

House habla por teléfono con Cameron para que no inicie la biopsia y le dice que ya tiene la respuesta: está en el agua que el policía usaba para regar su plantación de marihuana. El agua está contaminada con Naegleria y se lo dice a Cameron. Pero ella ya lo sabe. Le ha hecho la biopsia a Foreman y lo ha descubierto al mismo tiempo.

Cameron habla con el padre de Foreman para informarle de que han descubierto la enfermedad de su hijo y se puede tratar. No le quedarán secuelas. El problema está en ver cómo sale de la biopsia.

Foreman se despierta del coma. No siente dolores, responde bien a las pruebas de visión y reconoce a todas las personas que están a su alrededor. House le pide que mueva los dedos de su pie derecho. Foreman le dice que ya lo ha hecho, pero no se han movido. Entonces House le pide que levante el brazo derecho. Foreman levanta el izquierdo.

15:47

Qué esperar cuando estás esperando

17:27

El milagro de Benjamin

19:01

Ocho lecciones para enamorarse

20:37

El crucero del misterio

22:10

Algo pasa en Las Vegas

23:47

Pretty Woman

Domingo 20 de agosto

Consulta otro día

L M X J V S D