Notificaciones

VISITARÁ 'DEC'

Sebastián Rulli: "Comencé mi carrera en una academia de teatro de España"

El actor Sebastián Rulli atraviesa por uno de sus mejores momentos de su vida. Tras interpretar a Héctor en la exitosa 'Rubí', es ahora el actor protagonista de 'Contra viento y marea', una nueva telenovela que goza del beneplácito de la audiencia en Canarias y que Antena 3 baraja estrenarla en breve a nivel nacional.

Redacción Martes 18 Abril 2006 11:37

Si hace unas semanas los seguidores de 'Rubí' tuvieron ocasión de ver a Barbara Mori (Rubi) en el plató de '¿Dónde estás corazón?', el próximo viernes será Sebastián Rulli uno de los invitados. FormulaTV se adelanta, gracias a Univisión, a esa cita y te acerca los detalles menos conocidos de su vida tanto profesional como personal en la seguiente entrevista.

¿Hemos oído que de Argentina viniste a Europa como modelo?

Me surgió la posibilidad de ir a trabajar como modelo mientras pudiera estar estudiando en una academia de teatro en España y ahí comencé mis pinitos.

¿Te costó o te dio vergüenza salir por primera vez a la pasarela?

Pues sí, a uno le da un poquito de pena.

¿Desfilaste alguna vez en ropa interior?

Sí, muchas veces.

¿Decidir a los 18 años dejar tu casa fue difícil?

Sí, fue difícil porque en esa época no existía Internet. Me fui con muy pocos recursos, unos ahorros que tenía ahí y el apoyo de mis padres, pero más que nada era moral. Ellos no conocían Europa y me dejaron ir a la aventura y de verdad fue muy bonito y muy difícil. Valió la pena y creo que eso me hizo ser más fuerte y enfocarme más en lo que buscaba.

¿Tienes hermanos?

Tengo dos hermanas menores que viven en Marbella. Toda la familia está allá.

¿Hay algo que eches de menos de Argentina?

Sí, sobre todo el juntarse con la familia los domingos a comer un asado.

Naciste en Argentina, sin embargo, has logrado cambiar tu acento.

Yo creo que se fue dando también. El hecho de haberme ido a España, ya no hablaba de 'vos', quizás me he acostumbrado a hablar de 'tú'. Y después en México, pues es algo básico para poder trabajar, el neutralizar tu acento. No tanto imitar el mexicano sino que no se note de dónde eres... Y después ya se me hizo costumbre y ahora mismo no puedo hablar de otra manera, me cuesta, me parece difícil interpretar al argentino que tenía antes.

¿Cómo te defines tú como hombre, como persona?

Soy un soñador realista, me gusta soñar con realidades que pueda cumplir, soy muy aventurero, muy aventado, soy muy disciplinado Si quiero algo, me fijo bien por dónde ir para hacerlo y conseguirlo.

¿Tienes buen o mal genio?

Soy cancer, tengo mis explosiones.

¿Te has enamorado muchas veces?

No, yo creo que no. También fue por la situación, el hecho de estar trabajando como modelo, sin estar fijo en un lugar, no me lo permitía... Hasta que uno siente lo que es el amor y es difícil despegarse.

¿Fuiste precoz en el amor?

No, no.

¿Tu primer beso, a qué edad lo diste?

Mi primer beso, a los 13 años. Para esta época, medio lento.

Más detalles de su vida

Sebastián jugaba al rugby en la escuela y le encantaba que su equipo compitiera con otras escuelas."Nunca he tenido talento para el fútbol , tenis o natación". "Soy muy competitivo, me gusta entrar en competencia conmigo mismo, enfrentar un reto cada día. No se trata de ganar a costa de cualquier cosa, el hecho de ser el mejor es lo que me atrae", dice el actor, que se reconoce hiperactivo.

Todavía mantiene muy presente el ejercicio en su vida, no tanto el deporte, porque aclara éste requiere de mucho tiempo. En sus pocos ratos libres va al gimnasio. "A veces me levanto muy temprano y voy al gimnasio, o entre escena y escena de una telenovela, si tengo dos horas, o muy tarde en la noche. No puedo decir que tengo un horario fijo". "Soy de una familia muy unida, de clase media. Mi padre es contable,tengo dos hermanas, a una le llevo dos años y medio y a la otra ocho", dice Sebastián.

A los 19 años decidió dejar a un lado los números, había estudiado Administración de Empresas y se lanzó a viajar el mundo. Primero llegó a España, donde comenzó una carrera de modelo, que lo llevó a Francia y a Japón, a modelar para diseñadores como Hugo Boss e Yves Saint Laurent, y a subir a la pasarela con top models como Claudia Schiffer, Carla Bruni y Helena Christensen. "Siempre pude trabajar mientras viajaba; pude ganar dinero en vez de gastar dinero", dice, y los países que visitó fueron tantos que de los cinco continentes sólo le falta Oceanía.

"Salir de mi casa me llevó a empezar a madurar como ser humano; estar fuera de mi entorno me hizo más responsable, pues sentí la responsabilidad de no caer en las drogas, de hacer las cosas bien".

Según sus declaraciones a Univisión, cuando se sentía nostálgico, escribía mucho, o leía metafísica, para tratar de tomar el control y de superar los momentos difíciles. Hoy no ha perdido la costumbre de leer metafísica, a Connie Méndez o a Pablo Coelho. "Agarro mi libro y lo abro en cualquier página, son libros que no necesitas leerlos de principio a fin. Te pueden llevar a un estado de paz interior".

Viajar lo llevó también a cultivar un aspecto de su carácter: es muy observador. "Puedes conocer mucha gente, y en ese trato, te das cuenta de que es muy difícil conocer y darse a conocer. Por eso soy de compartir con poca gente, pero bien. No soy el típico argentino, que está: Oye, boludo. Pero tampoco me gusta limitarme; no me pongo fronteras, me guío de ese feeling que vas recibiendo. Me abro con poca gente, pero me abro de verdad"De sus relaciones amorosas, no le gusta hablar mucho. "Creo que la gente se interesa en la vida personal de los actores sólo por pasar un rato, por eso tengo que cuidar mi vida privada. Yo me siento muy feliz, y cuando estás bien del corazón, todo lo demás es muy fácil´.

En esta felicidad está incluida su novia desde hace más de un año, Cecilia Galliano, con la que comparte nacionalidad y como ella misma ha dicho, sentido del humor.

Con la familia tan unida que tiene Sebastián, su posición ante el matrimonio es más que optimista. "Me encantaría formar una familia, poner en práctica el ejemplo que mi familia me ha dado; la comunicación con los hijos, verlos crecer, compartir todo con ellos. Ser padre es madurar como ser humano", dice el actor, que aclara que no tiene sobrinos, porque sus hermanas aún no se han casado, pero descubriendo que sería tan buen tío como padre.

En sus planes futuros tiene un viaje a Las Vegas en moto, cuando termine 'Contra viento y marea'. "No puedo perder el impulso", dice el actor, que no le gusta hacer planes, y toma las cosas como vienen. "La moto me da libertad y me permite reflexionar, despegar de los problemas".

Los bailes de Rosa siguen cautivando a la audienciaLos bailes de Rosa siguen cautivando a la audiencia

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.