Notificaciones
Los protegidos
Aulas: The Return

Subforo de Los juegos de Villa Dorita

Aulas: The Return

Aulas: The Return

alvprodz
14/03/2015 14:04
aulas the return

aulas the return

Primera Temporada

1x01: Comienza el curso.
1x02: Primeras Impresiones.
1x03: Enamorado Locamente.
1x04: El Baile de las Rosas.
1x05: Cosas Inolvidables.
1x06: Quiero Cambiar.
1x07: Dulce Navidad.
1x08: Pajaro Libre.
1x09: Bajo la Nieve (Especial Navidad).

Segunda Temporada

2x01: Fénix

aulas the return

Principales

Sara: Angy Fernandez. BlackManiiaTiCa
Izan: Antonio Garrido. xuxecita
Javier: Luis Fernandez. alvprodz
Olivia: Marta Torné. Xavii4210
Dani: Hugo Silva. leo10

Secundarios

Sonsoles: Gracia Olayo. alvprodz
María: Marina Salas. BlackManiiaTiCa
Jose Luis: Iñaki Miramón. leo10
Ivan: Jaime Olías. xuxecita


aulas the return

Aulas - Primera Temporada.
Aulas - Especial Navidad: Bajo la Nieve.
Xavii4210
11/04/2015 22:23
Otra vez esa voz. Después de un año y medio consigue escuchar esa voz tímida e insegura que descubrió hace tiempo. Una voz que desprende un puñado de emociones que a su vez encierran grandes historias. Y junto a esa voz... empiezan a entrelazarse algunas palabras temblorosas que salen involuntamiente de Olivia.

Olivia: (Con miedo. Tartamudeando) ¿Javier? No sé si te acordarás de mi... Soy... (Costándole) Olivia.
alvprodz
11/04/2015 22:29
Javier: ¿¡Olivia!?

Javier casi tiene un accidente al escuchar la voz de su amiga, por lo que decidió aparcar el coche en el primer sitio que encontró.

Había hablado alguna vez con ella desde que se fue, pero hacía ya bastante tiempo que perdió el contacto con ella.

Javier: ¿Estas bien?
Xavii4210
11/04/2015 22:37
Olivia esboza una sonrisa de felicidad. Una sonrisa imposible de ocultar acompañada de alguna que otra lágrima. Entra en estado de satisfacción máxima. Alegría y emoción a partes iguales.

Olivia: Hacía tiempo que no escuchaba tu voz. Me alegro de poder escucharla de nuevo. (Suspira aliviada) Estoy bien...

El silencio empieza a formarse en el ambiente. Una sensación extraña que recorre su cuerpo al completo. No saber qué decir aterroriza... Impide cualquier movimiento. Se queda callada.
alvprodz
11/04/2015 22:55
Javier se queda pensativo ante el silencio formado, no sabía que decir a Olivia, tenía bastantes preguntas pero no sabía como formularlas.

Javier: Me alegro de que te encuentres bien.. yo.. bueno...

Olivia iba a hablar cuando Javi cortó.

Javier: Llego tarde a trabajar, si puedes llámame mas tarde.

Javier colgó el teléfono y se quedo pensativo, mirando su móvil durante unos minutos, hasta que se sobresaltó.

Javier: ¡Mierda, que no llego!

Javier arrancó el coche y fue al trabajo.
xuxecita
12/04/2015 20:09
Izan estratégicamente le da un beso a Sonsoles en la mejilla y con las manos cogidas consigue apartarla un poco de él.

Izan: ehh...jeje...si...

Intenta cambiar de tema de seguida.

Izan: ¿Y porqué me ayudas? ¿No me tienes miedo? ...¿Que ha pasado con todos los demás?
alvprodz
19/04/2015 00:57
Sonsoles: ¿Miedo?, tu eres un hombre atractivo, bueno, inteligente...

Sonsoles desliza su mano peligrosamente hacia el trasero de Izan, pero este interrumpe su camino inmediatamente.

Sonsoles: Y ademas yo ya sabía lo tuyo con la vecina mía drogadicta, aunque claro, es normal. La madre se va, le deja con un quinqui en casa... ¡y encima ahora vive ella sola!, ¿Te lo puedes creer?. Pero claro yo nunca conté nada, porque tu sabes que una de mis virtudes es no ser una cotorra. Deberías de saber que a mi no se me engaña. Bueno...

Sonsoles agachó la cabeza lentamente.

Sonsoles: ¡MI Jose Luis me engañado con una furcia!, ¡A MI!

Los ojos de Sonsoles se hinchan y por su frente aparece una vena que parece que en cualquier momento va a explotar.

Sonsoles: ¡Y encima me ha dejado de seguir en el twister el muy desgraciado!, Pero ya me he encargado yo de bloquearle en el wassa y de borrar todas nuestras fotos del Intagrah ese.
xuxecita
01/05/2015 21:57
Izan: No se que decir Sonsoles... la verdad... supongo que lo siento por lo de tu marido...

Intenta alejar sus manos de él, entendiendo cada vez más las intenciones de Sonsoles.

Izan: ¿Que sabes de ella? ¿Acaso la has vuelto a ver?

Sonsoles no tiene intención de apartar sus manos de él, así que decide hacerlo el. Para disimular hace como que busca algo en sus bolsillos.

Izan: La verdad Sonsoles.. que me encantaría agradecerte todo lo que has hecho por mi, pero no tengo nada. Cualquier cosa que necesites, ya sabes que puedes contar conmigo.
alvprodz
02/05/2015 12:14
Sonsoles: ¿Cualquier cosa? Eres un atrevido Izan... ¡Pero ahora no es momento!

Sonsoles se alejó de el.

Sonsoles: Ven, súbete a mi coche, puedes quedarte en mi casa unas semanas si quieres.

Sonsoles agarró del brazo a Izan y se lo llevó hasta la salida, donde estaba aparcado su coche. Ambos se subieron y Sonsoles dejó sobre las piernas de Izan la cesta de Ruanillo.

Sonsoles: Te presento a Ruanillo, es mi bebe.

Ruanillo ladró a Izan y le miró con cara de pocos amigos. Sonsoles arrancó y ambos se fueron al piso de Sonsoles.
alvprodz
22/05/2015 20:18
aulas the return


Dulce abrió la ventana de su habitación, cuando se había levantado el sol lucía en el cielo radiante, pero ahora se había apagado para dar paso a una tormenta de verano. Cogió unos libros que había sobre el escritorio, junto al marco de una foto. Dulce la observó, era una foto de ella y su novio Juan, el cual había fallecido hace unos meses por un terrible accidente de tráfico. Meneó la cabeza intentando borrar esos recuerdos y guardó los libros en su mochila, la colgó sobre su hombro y bajó las escaleras rápidamente.

Madre de Dulce: ¿No desayunas, cariño?

Dulce: No tengo hambre... ademas, llego tarde.

Madre de Dulce: ¿Por qué no despiertas a tu hermano para que te acerque en coche a la universidad? Esta cayendo una buena.

Dulce: No es necesario, llevo paraguas y la parada del autobús esta a pocas calles de aquí. Adiós mamá.

Dulce salió de casa, mientras que su madre suspiraba. Desde el accidente de Juan, Dulce nunca mas había vuelto a ser la misma. Había entregado tanto su corazón a el que ahora parecía no tenerlo.

Flashback


Dulce tiró su bolso al suelo y se sentó en una silla, apoyando su cabeza sobre sus manos.

Dulce: El no esta muerto, ¿verdad? No, no puede estarlo.

Dulce levantó la cabeza, mirando hacía una de las paredes de la casa de Juan.

Dulce: ¡NO ESTA MUERTO!, ¿¡ME ESCUCHAS!?

Dulce se levantó de la silla y se acercó a la pared corriendo, tras ello empezó a tirar todos los discos y libros de la estantería. Se acercó hacía la lampara y la tiró al suelo de una patada, lo mismo hizo con la mesa, mientras que lanzaba una silla por la ventana. Estaba soltando toda su rabia contenida. Dulce se miró al espejo de la entrada y se quedó totalmente paralizada al verse. No había dormido ni comido, tenía la cara demacrada y el pelo despeinado, ademas de unas grandes ojeras. Sus ojos estaban rojos de tanto llorar.

Dulce: ¡EL NO HA MUERTO!

Dulce pegó un puñetazo al cristal, dejándolo totalmente pedazos. Su mano empezó a sangrar, se había rajado con los cristales, pero no le importaba, no sentía el dolor físico.

Dulce se quedó mirando su reflejo en el espejo que había dejado echo trozos.



Abrió el paraguas y recorrió toda la calle tranquilamente, hasta que se fijó que alguien la estaba siguiendo, alguien con una sudadera negra, que cubría su cara con una capucha.
Dulce no se alarmó hasta que de repente se giró y vio como la persona sacaba de su sudadera un cuchillo. Dulce tiro el paraguas y salió corriendo por un callejón cercano para despistar a esa persona, pero llegó hasta el final, era un callejón sin salida. Dulce estaba empapada por la lluvia, su corazón latía a mil por hora y su respiración se entrecortaba mientras que el agresor se acercaba lentamente por el otro lado del callejón.
BlaCkmaNiiaTiCa
23/05/2015 01:33
Hacía tiempo que Sara no pisaba el cementerio antiguo de la ciudad, la última vez fue obligada por la muerte de su abuela. Pensaba que era inútil hablarle a los muertos o visitarlos continuamente en sus respectivas tumbas. Si ella fuese uno de ellos:
1. No le haría ninguna gracia ver cómo alguien acudía a su lúgubre hogar para contarle sus penas, y...
2. Eso en el caso de que no pudiese escapar y dejar a aquella persona hablando sola.

Esa mañana se había visto obligada a vagar perdida entre la multitud de lápidas, con la respiración algo agitada y los ojos muy abiertos para poder ver entre la neblina que dibujaba el ambiente.
Dulce Fernández, su querida compañera de clases, había aparecido muerta la tarde anterior en una de las calles cercanas a su barrio, y por lo visto ningún periódico había sido capaz de desvelar el misterio del posible asesinato, suicidio o casualidad inoportuna.
Después llegó esa nota que la invitaba a acudir al "último adiós" de la chica, y más tarde el remordimiento por haberla tirado a la basura. Así que ahora estaba allí, buscando el maldito lugar donde iban a enterrar el cuerpo, pero el sentido de la orientación nunca fue su fuerte.
Unas pisadas en la hierva despertaron su atención, y en un abrir y cerrar de ojos se encontró con su destino.
Las figuras vestidas de negro se distribuían en torno a un elegante ataúd de madera. Caras conocidas por todas partes que la miraban expresando todo tipo de emociones y sentimientos.
Los padres de Dulce no parecían entender su presencia, puesto que conocían la enemistad de las chicas, pero tampoco les importó mucho, luchaban agarrados de las manos para no derramar más lágrimas. A su lado se disponían algunos familiares, amigos, compañeros... y mientras Sara recorría los distintos rostros, una pequeña punzada se clavaba tras otra. Estaban todos.
Algunos como Iván contenían las lágrimas, Pedro por su parte se mantenía fuerte con la vista clavada en el suelo, muchos profesores estaban serios, otros daban ánimos a los familiares... Las miradas de Sara y Javier se encontraron, él le dedicó una pequeña sonrisa de bienvenida que ella rechazó de inmediato. Pero el golpe fuerte vino con Olivia, que contenía la respiración en el lado izquierdo del círculo, observando con detenimiento el nuevo aspecto de su hija. Sara casi pudo ver sus ojos llenándose de lágrimas, había pasado demasiado tiempo... y el reencuentro no formaba parte de sus planes.
Con la intención de derribarla del todo, un personaje estrafalario se abrió paso frente a ella. Sonsoles hizo su entrada magistral en la ceremonia, con un caniche bajo el brazo y una pamela negra cubriéndole parte del rostro. Pero no iba sola, detrás de ella aparecía Izan.
Xavii4210
13/07/2015 19:23
El insólito viaje de una gota de lluvia acabó por completo cuando chocó contra la tela gris oscura del paraguas que sostenía Olivia con manos temblorosas. Apenas podía contener el llanto. La situación le sobrepasaba de sus límites. Aunque no fue precisamente el entierro de una antigua alumna lo que la hizo emocionarse tanto...

A corta distancia se vislumbraba una media figura vestida de negro. Una figura difícil de reconocer, aunque para una madre... no. Ambas mujeres se observaban desde la lejanía. Era una situación completamente extraña cuando ambas miradas se cruzaban entre sí. Y cómo si de un juego de niños se tratara, empezaron a esquivarse mutuamente... Pero lo que parecía un acontecimiento que a priori parecía eterno, apenas duró un segundo... La silueta se esfumó entre la niebla...

CURA: (Sosteniendo una Bíblia entre sus manos) Padre nuestro que estás en los cielos... Santificado sea tu nombre... Venga nosotros tu reino... Hágase tú voluntad así en la tierra como en el cielo...
alvprodz
13/07/2015 19:36
Sonsoles miró hacía un lado, fijándose en Olivia.

Sonsoles: ¡IZAN, esta ahí Olivia!, Mira.. que gorda y fea esta, mira que puntas me lleva mas mal cortadas, y esa chaqueta negra tan sucia y fea.. ¡Y LOS ZAPATOS, MADRE MIA!. Menuda fresca, se va y ahora aparece, pues nadie la quiere de vuelta. Voy a decirle unas cuantas cosas a esta.

Izan intentó agarrar del brazo a Sonsoles pero ya era demasiado tarde, se había puesto en marcha.

Sonsoles: ¡¡¡OLIVIA!!!

Sonsoles se lanza a abrazar a Olivia como una loca.

Sonsoles: Que delgada y guapa estas, que pelo mas bonito, que chaqueta tan moderna y... ¡ESOS ZAPATOS!, ¡ME CAIGO MUERTA!

Sonsoles daba saltos como loca mientras hablaba.

Sonsoles: No hagas caso a la gente, va susurrando cosas de ti y criticándote, pero ya sabes que puedes contar conmigo, soy tu mejor amiga. Por cierto, ¿tienes tuister?
Xavii4210
13/07/2015 19:44
Olivia intentó por todos los medios zafarse de Sonsoles. Pero fue inevitable. Sabía que por mucho que lo intentara, lo único que lograría sería perder el tiempo. Tiempo que una vez perdido no vuelve más.

Olivia: (Más falsa que un billete de tres euros) Muchas gracias Sonsoles. Me alegro de verte... (Finge una fría sonrisa, manteniendo todavía la mirada en ése ataúd de madera) ¿Cuantos años tenía? ¿Diecisiete...? ¿Diecinueve...? (Manteniendo las lágrimas) Era demasiado joven...
alvprodz
13/07/2015 19:48
Sonsoles: Ay hija, que ya se que soy joven y bella, pero no como para tener diecin.. oh..

Sonsoles se dio cuenta de su metedura de pata.

Sonsoles: ¡Ay pobre chica, que pena!... bueno, vayamos a lo importante... ¿¡HAS VISTO A TU HIJA LA QUINQUI? Mira, yo cada vez que la veo tiemblo, llevo siempre un collar de ajos por si acaso, porque claro... imagínate que quiere sacrificarme para un ritual de esos raros, o beber mi sangre... ¡VIVO CON MIEDO!
Xavii4210
13/07/2015 19:59
Olivia: Sonsoles... Acabo de volver de Sevilla. Ni siquiera me ha dado tiempo de pasarme por casa, he tenido que cambiarme en los baños públicos...

Inevitablemente Olivia se percató de la situación: Sonsoles no pudo evitar escanearla de arriba a abajo para observar una vez más las pintas que llevaba Olivia. Efectivamente su imagen lo decía todo: pelo desaliñado, sin apenas maquillaje, y un vestido negro arrugado recién salido de una maleta de viaje.

Olivia: Lo último que me apetece hacer es ponerme hablar de mi hija... (Mirando a Sonsoles) Dime que durante estos meses no han habido accidentes graves. ¡Dime que Sara no se ha puesto en líos!
alvprodz
13/07/2015 20:06
Sonsoles: Bueno... han pasado cosas..

Sonsoles agacha la cabeza, intentando aparentar que no quiere decir nada.

Sonsoles: ¡VALE, TE LO CONTARÉ! Pero deja de insistir tanto por favor. Pues mira... a parte de transformarse en una vampira de esas, trabaja en un club de noche, a saber de que, si de streaptease o de puterio. Se trae chicos a casa todos los dias y... bueno... tu hija estaba saliendo con un profesor del instituto... pero no, esto no te lo voy a contar... ¡VALE, TE LO CONTARÉ, PERO CÁLLATE!, Sara estaba liada con Izan, ¿¡te lo puedes creer!?
Xavii4210
13/07/2015 20:13
Olivia: (Irónica) A estas alturas cualquier información que pase por tus manos me la termino creyendo... (Agacha la cabeza. Preocupada) Aunque realmente no me extrañaría... Apenas le dí explicaciones cuando me fui...

El cielo empezó a nublarse más. Y lo que antes parecían cuatro gotas de lluvia insignificantes, terminaban por ajuntarse con una gran e incontrolable tormenta.
xuxecita
28/07/2015 00:24
Izan caminaba desconcertado y desorientado tras los pasos decididos y firmes de Sonsoles. La continua presión de Sonsoles lo habían llevado hasta ese lugar. No para de cruzarse y saludar a gente que nunca antes había visto. Personas llorando la muerte de aquella muchacha, a la cual llevaban años sin ver. Y es que Izan odia estas ceremonias. No puede entender como la gente vela la muerte de una persona con la que ni en vivo han mantenido una relación cercana. Le resulta uno de los actos más hipócritas que el ser humano puede llegar a alcanzar. Izan tampoco es que hubiese mantenido una relación muy estrecha con ella, pero lo suficiente como para darse cuenta que si ella estuviera aquí, nada de esto le gustaría.

Sonsoles lo arrastra de la mano, mientras lo pasea delante de todos aquellos presentes, como si se tratara de su nuevo "amante". No puede escuchar con claridad lo que se oye cada vez que pasan cerca de ellos, pero si que se puede apreciar como murmuran y les miran de reojo. Siente mil mirada clavadas en ellos ahora mismo, pero solo una logra cautivar su atención. Decide recolocar sus gafas, antes de afirmar lo que sus ojos creían ver, hasta que logra hacerlo. Sara.

Ambos se quedan allí parados, contemplándose el uno el otro, sin decir palabra. Su pelo ahora era más largo, cubriendo los hombros, y lucía un lujoso vestido negro por debajo de las rodillas. Hacía tanto que no la veía, que ya le costaba reconocer su cara las noches que velaba por ella. Pero, no se atrevía a hablarle, después de todo aquel tiempo, ¿como debía hacerlo?, ella tampoco fue a verle, y el la estuvo esperando durante meses, pensándo en ella todo el día por miedo a olvidarla. Y es que, a ella no le resultó tan dificil, o eso es lo que le ha llevado a Izan a pensar en tanto tiempo.

Sonsoles, al percatarse de la situación, decide tomar el primer paso por ellos, así que agarra a Izan de la mano y lo guía hasta la chica. Izan abre los ojos como platos mientras ve como Sonsoles marcha con la ronrisa baja a hablar con el resto de invitados. Tarda 5 segundos en reaccionar, cuando por fin decide girar la cara para mirarle directamente a los ojos. Y lo que tarda en girarse, le lleva a perderse en su mirada, eso si que no ha cambiado, piensa.
Intenta coger aire, para asegurarse de poder controlarse al hablar, no será la primera vez que aquella chica consigue hacerle temblar la voz.

Izan: Sara...Cuánto tiempo. Estas...muy cambiada.
BlaCkmaNiiaTiCa
29/07/2015 23:33
Sara caía.
Seguía con los pies en el suelo, pero sentía que caía una y otra vez.
Contaba con los dedos detrás de la espalda, no debería de haber salido aún, no había llegado la fecha. Se la sabía de memoria, y lo que veía no era posible. No en ese momento.
Izan estaba delante de ella, como si nunca hubiese desaparecido. Iba impecable, con un traje chaqueta que nunca le había visto llevar. Su pelo estaba un poco más largo y alborotado de lo normal y lucía un gesto cansado. No sabría cómo explicarlo, pero en su cara se reflejaba un atisbo distinto. La expresión risueña de Izan se había tornado en una más violenta, y ahora unas grandes ojeras adornaban sus ojos castaños. Eso a Sara le decepcionó. Intentó alejar de su mente las posibles locuras y tormentos que habría sufrido su novio en la cárcel.
Tenía tantas cosas que decirle, había ensayado tantas conversaciones en su cabeza, había imaginado el reencuentro de tantas formas... que en ese preciso momento se quedó muda. No esperaba verlo allí. De hecho no daba crédito a lo que veía. La situación era inverosímil.
Hizo el intento de pronunciar alguna palabra, pero cerró la boca de inmediato.
Él se estaría preguntando la ausencia de visitas a su prisión, las cartas que nunca envió, las llamadas que tampoco hizo; y ella tenía respuestas para eso y mucho más. Pero temía que no fuesen válidas. Tan pronto no lo serían.
Así que comenzó a cuestionarlo todo. Tomó aire y lo miró directamente, entrecerrando un poco los ojos. Aún no creía que fuese real.

Sara: ¿Qué haces aquí?
alvprodz
29/07/2015 23:58
Sonsoles observó desde lejos a Sara e Izan, que estaban totalmente petrificados mirándose el uno a el otro, como si hubiesen visto a un fantasma. Tenía que buscar una forma de acercarse a ellos y fingir un encuentro casual. Una bombilla se encendió en la cabeza de Sonsoles.

Sonsoles: ¡CHICOS! ¡FOTO DE GRUPO!

Sonsoles observo como la gente la miraba perpleja.

Señor: Señora, ¡que esto es un entierro!

Sonsoles: Pues eso, para tener un recuerdo... bah, me hago un selfis de esos. ¡SOSOS, QUE SOIS UNOS SOSOS!

Sonsoles sacó su móvil y empezó a enfocarse.

Sonsoles: ¡Uy!, esta luz no favorece a mi gran belleza... ¡tendré que echarme para ese lado!

Y así poco a poco se fue acercando a la pareja mientras que se apuntaba con el móvil, hasta que irremediablemente se chocó con la espalda de Izan.

Sonsoles: ¡Ay Izan!, lo siento, no os he visto... ¡Anda Sara!, ¿que tal? Uy que guapa con ese pelo... me recuerda a las letras del chino.. tan... rojo.

Sonsoles se colocó entre medias de los dos.

Sonsoles: Bueno, ¿vosotros que?