El barco

Subforo de La cocina de Salomé

~FIC EL BARCO~ Espectadores; os invito a embarcar conmigo, ...

~FIC EL BARCO~ Espectadores; os invito a embarcar conmigo, para descifrar el Proyecto, o soñar con mi relato. Pedid un deseo, y aquí se cumplirá.

Bea84
25/12/2012 23:24
Se aceptan consejos, críticas, ideas, o simplemente, comentarios sobre lo que opináis. Espero que os guste.



~Travesía de Max y Ainhoa~ Día 131 [Parte 1]

Gracias a Max, es posible que por primera vez, naveguemos con rumbo fijo a tierra, sabiendo a dónde nos dirigimos y cuánto tardaremos en llegar. El Estrella ya no va a la deriva, donde el destino, o el viento, se le antoje dirigirnos. En cambio yo...siento mi destino más a la deriva que nunca. Mi corazón lucha contra dos fuerzas; la del deber y la del querer. Sé que Ulises se ha sacrificado quedándose en el hotel en mi lugar, sé que no puede haber en el mundo una muestra de amor más inmensa y clara, pero...no puedo olvidar, no puedo perdonar, ¡me ha mentido! Ha callado cuando la vida de toda la tripulación estaba en peligro, la vida de mi padre, de mi hermana, la mía...¿dónde estaba ese amor que dice sentir entonces? ¿Acaso no me amaba y también mentía en eso? Siento que nada de lo que me pueda decir me sirve ya. Siento que a su lado he vivido engañada. Siento que el hombre que amaba, simplemente, no existe. No le conozco. Pero se ha sacrificado por mí, y eso hace que me sienta mal por sentir lo que siento. Su presencia, su mirada, su ternura, sus palabras, su atención, todo en Max me provoca sentimientos desconocidos para mí. No puedo evitarlo. Le veo y el impacto de un huracán me acomoda inconscientemente frente a él, dejándome llevar por esa dulce mirada, por esos seductores labios, y mirándolo fijamente, me quedo embriagada, mientras hace bailar mi imaginación, mis deseos y mi cuerpo, como si una brisa de aire fresco y nuevo me guiara. Esto es nuevo para mí. A veces pienso en huir, luego recuerdo que estoy en medio del océano, en medio de la nada. A veces quiero frenar, luego me lo encuentro y...¡no puedo! Cada resquicio de mi piel me pide a gritos amarlo y entregarme, en cada rincón de mi mente él habita, cada pedazo de mi corazón hecho añicos por otro hombre, se agarra a esta ilusión con tanta fuerza que...es imposible retroceder, solo puedo cerrar los ojos y dejar que el viento me lleve allá donde quiera, dejar que Max entre en mi vida y no sentirme mal por ello. Y es que, ¿qué culpa tengo yo de sentir? El corazón manda y ordena, y el cuerpo obedece y se entrega. Es inevitable. No puede ser de otra manera. Deseo soñar sin límite, y el recuerdo de la traición de otro hombre, no va a empañar ni lo más mínimo esta historia que comienza. Y ahora que he puesto en orden mi cabeza y mi corazón, solo puedo ir a verle, esperando que él sienta lo mismo.



~Travesía de Max y Ainhoa~ Día 131 [Parte 1]

Hay relaciones que te marcan de por vida, mi relación con Natalia es de esas, de las que dejan una huella imborrable...o eso creía, pero dentro de mí todo ha cambiado. Esta niña ha entrado en mi vida y ha roto todos mis esquemas. Una parte de mí siente como si amando a otra mujer traicionara el recuerdo de la que un día amé, pero la otra parte de mí...hace temblar mis piernas cuando la tengo frente a mí. Todo mi mundo se tambalea estando a su lado, todos mis pensamientos le pertenecen, todo mi corazón la ama, la añora...aunque acabe de irse, ¡no importa! La echo de menos igualmente. Hasta cuando estoy con ella la echo de menos, porque no la tengo como quisiera, y porque no hago más que pensar que al terminar de hablarnos se irá, y otra vez, yo no habré hecho nada por hacerle saber lo que siento. Las agallas que un día tuve, como aquella vez que me enfrenté a Phillipe para poner a salvo a Marimar, hoy me faltan, no las tengo ya. Soy un cobarde, lo sé, lo reconozco, pero tengo tanto miedo de que me rechace. A veces es mejor soñar que estamparte contra una realidad que no te gusta. ¿Y cómo hago para explicarle quién soy, por qué estoy aquí, y lo que he tenido que hacer para estar aquí? Sin esa explicación no podría estar con ella. Necesito ser totalmente sincero, por mí y sobretodo por ella, porque no se merece más mentiras, pero no sé si puedo. Contarle la verdad podría ponerla en peligro, más aún del que ya corre. Y si algo le llegara a pasar por mi culpa, no podría vivir con ello. Por eso, este amor que siento, me hace volar contra el viento, pero por más que lucho contra mí mismo, contra mis sentimientos, por más que no quiero quererla...¡la quiero! Y cuánto más deseo no quererla, más deseo tenerla. Y cuánto más quiero alejarla de mí, más me acerco. Cuánto más pienso, más siento. Pero ni puedo apartarme de mi misión, ni puedo hacerla partícipe de ella. Es su vida la que está en juego. Por más que quiera, no puedo estar con ella, aunque eso sea lo único que quiero en esta vida. Y ahora que he puesto en orden mi cabeza y mi corazón, solo puedo ir hacia otro lado cuando la vea, esperando que ella no sienta lo mismo.
mary14578
26/12/2012 12:32
Bea!!!
alvaro777
26/12/2012 16:29
I-M-P-R-E-S-I-O-N-A-N-T-E *________*

Escribes GENIAL, en serio, me ha fascinado, me ha encantado, me ha todo *_* jajaja. Me encanta como expresas lo que siente cada uno, su amor por Ulises y Natalia respectivamente y sus ganas de dar el paso pero no poder darlo por miedo. No se que más decirte porque me has dejado muy o.O y *_* a la vez, solo que lo sigas! :D
Bea84
26/12/2012 18:01
Gracias por vuestros halagos. Me alegro muchísimo que os guste. Os dejo la continuación. Mi idea es intercalar el diario de los dos con el diario de la madre de Ainhoa, que sería algo así como la narradora de sus momentos juntos. Ahí va...




~Travesía de Max y Ainhoa~ Día 131 [Parte 1]

La vida no me ha arrebatado la felicidad de seguir viendo crecer a mis pequeñas. Aunque no puedo acompañarlas en este viaje de la forma que quisiera, al menos puedo contemplar dichosa, como mis niñas van creciendo y alcanzando sus metas. Hoy, en concreto Ainhoa, me ha dado una gran sorpresa. Se dispone a salir de su camarote para buscar a Max y decirle la verdad, lo que siente. ¡No me lo puedo creer! Qué feliz me hace, que por una vez, piense solo en ella y en su bienestar, porque si algo me ha enseñado la vida, es que a veces para alcanzar la felicidad, la única posibilidad es ser egoísta. Jamás pensé que daría este paso, creí que la sombra de Ulises la frenaría… ¡pero no! Ahí va, corriendo por los pasillos, en busca del amor, con una amplia sonrisa, un brillo especial en sus ojos, y una ilusión que desborda por cada poro de su piel. De repente se para, no porque quiera, sino porque allí está su padre, parado en medio del pasillo. Él le pregunta:

- ¿Dónde vas tan apurada?

A lo que Ainhoa contesta:

- Busco a Max. ¿Sabes donde está?

Y se quedó mirando a su padre esperando ansiosa su respuesta, con la cabeza ladeada, una plena sonrisa y un brillo en la mirada que la delató ante su padre. Y le dijo:

- Acabo de verle en la cubierta, ¡corre!

Y ella corrió lo más que pudo, pero volvió a pararse en medio del pasillo al escuchar que su padre la llamaba.

- ¡Ainhoa! Cruces con quien te cruces, digan lo que te digan, esta es la última vez que te detienes, aunque la que quiera frenarte sea tu propia cabeza en el último momento, seguirás adelante con lo que te propones y serás feliz…prométemelo, y luego corre a su encuentro sin perder un segundo más.

Ainhoa sonrió todavía más si eso era posible y contestó:

- Te lo prometo papá.

Y corrió hasta encontrarse a unos dos metros de él. Y se quedó mirándolo mientras él, sin saber que era observado, contemplaba el mar absorto en sus pensamientos. Ella se acercó lentamente, y se paró detrás de él. Apoyó su brazo derecho en su hombro, con su mano izquierda rodeó su cuerpo hasta colocar con suavidad su mano a la altura de su ombligo, y apoyó su cabeza en el hombro izquierdo de Max, ladeándola lo justo, tan solo por rozar la suya. Y ahí se quedó, por unos segundos, ambos en silencio, hasta que Ainhoa habló.

[Ainhoa] - Max…

Él se giró hacia ella, mientras la mano que Ainhoa tenía en su ombligo iba girando a su vez con él, hasta encontrarse uno frente al otro, y Ainhoa con su mano en la espalda de él, dijo con voz temblorosa:

[Ainhoa] - Dime que sientes lo mismo…

Max acarició su cara, y por su gesto se veía claramente, que lo que iba a decir no era lo que realmente le gustaría, ni a él, ni a ella.

[Max] - No puede ser…

Pero Ainhoa no estaba dispuesta a rendirse.

[Ainhoa] - Pero quieres que sea.

Ella se acercó hasta tener sus labios a un centímetro de los suyos, Max intentó girar su cara, pero Ainhoa había ido a por todas, era imposible pararla, sujetó su cara a un suspiro de la suya, mirándolo fijamente e insistió.

[Ainhoa] - Está bien. No puede ser. Lo acepto con una condición. Bésame. Solo un beso y me iré y lo olvidaré todo.

[Max] - ¿Lo prometes?

[Ainhoa] - Prometo que no volveré a besarte…a menos que tú quieras besarme.

Y sonrió. Él respondió a su sonrisa, y le dio un pequeño beso rozando sus labios.

[Max] - Ya está.

Se giró para irse, pero ella lo sujetó del brazo.

[Ainhoa] - Ni eso ha sido un beso, ni merece una promesa mía. Sé que sabes hacerlo mejor. ¿O tendré que enseñarte a estas alturas?

La cogió con fuerza entre sus brazos, la miró sonriendo como solamente él sabe hacerlo, apartó el pelo de la cara de Ainhoa y la besó sin más dilación, ¡y la besó de verdad! Primero con ardor y pasión, como si realmente ese fuera el último beso, mostrándole así su deseo hacia ella. Después con dulzura y suavidad, amándola en cada segundo, en cada gesto, y acariciando su cabello todavía, se apartó.

[Max] - ¿Este sí vale por una promesa?

Pero ella, en lugar de contestar, le besó nuevamente. Y él se dejó llevar sin reproche alguno, y cuando dejaron de besarse llegó el reproche.

[Max] – Habías prometido que solo sería un beso…han sido dos Ainhoa, dos. ¿Tengo que enseñarte a contar?

[Ainhoa] – Sí Max. Prometí no besarte…a menos que tú también quisieras besarme. Y tus ojos, tus labios y tu cuerpo entero, me pedían a gritos un beso más, de hecho, me lo están pidiendo otra vez…no debería negárselo, ¿verdad?

Sonrió, y esta vez no hizo falta que ella lo besara, ella se lanzó a sus brazos otra vez y aceptó el beso de él, tan deseosa como si fuera el primero. Y beso tras beso, embriagados el uno por el otro, no alcanzaron a ver más allá de ese rincón de cubierta en donde yacían sus cuerpos, tan absortos en su mundo, que no advirtieron que toda la tripulación presenciaba en silencio la escena, como si de una película se tratara.

Puedo imaginarme la reacción de algunos, aunque puede que me equivoque, pero de otros…esta escena traerá mucho de qué hablar. ¿Habrá alguien en contra? ¿Alguien pondrá algún tipo de impedimento para que por fin sea feliz? Espero que no, aunque tampoco me preocupa demasiado. Mi hija ya no es la misma, ha crecido, es toda una mujer, y con Max a su lado la siento con más fuerza que nunca, suficiente para aplacar a todo aquel que trate de interponerse entre ella y Max. Estoy convencida.
leo10
26/12/2012 18:29
Bea, eres toda una escritora! He muerto y he resucitado 50 veces! Precioso, maravilloso, hermoso, divino, genial! Siguelo, porque escribes y te expresas muy bien y NECESITO que lo sigas!! Y las fotografías son preciosas, me encantan!
mary14578
26/12/2012 21:34
Madre mía BEA, no tengo palabras para tu segunda parte... que preciosidad, que manera de afrontar el relato, me he quedado maravillada con que hayas elegido a la madre de Ainhoa para narrarlo, viendolo todo desde arriba... se me han puesto los pelos de punta. Deseando lo mejor para su hija y viendo como se cumple...Esa portada con esa frase tan preciosa que dijo Max... a tus pies de nuevo
Bea84
27/12/2012 15:23
Muchas gracias por vuestras palabras. Me alegro que os esté gustando. Lo de la madre de Ainhoa era porque necesitaba un narrador, y pensando, recordé esa pedazo de frase de Max. Las chicas como Ainhoa tienen ángel. Entonces caí en su madre, que igual al final en la serie está viva, pero como aquí me venía de perlas que no, pues aquí está muerta y listo.
mary14578
27/12/2012 15:36
Bea menuda maravilla para amenizar la tarde!!! ha sido actualizar la página y ver un comentario tuyo aqui e ir rauda a leerlo...

A mi me encanta que hayas elegido a su madre para narrar la historia, quién mejor q ella y esté viva o muerta en la serie, aqui nos viene genial muerta
Bea84
27/12/2012 18:54
Tus deseos son órdenes Mary. Aunque no del todo, solo he escrito una parte de la cena, así sacio esa intriga que te ha quedado.
Bea84
27/12/2012 19:01
Uy! No sé que ha pasado que se ve todo raro e incompleto. Lo pongo otra vez, y en dos partes por si acaso.


~Travesía de Max y Ainhoa~ Día 131 [Parte 2]

Hace varios minutos que me senté aquí frente al papel, tantos que ya he perdido la cuenta. Quería escribir, pero en este momento, la felicidad me embarga, la emoción oprime mi garganta, y mi cerebro se ha parado en un "¡Me quiere!" y funciona como un disco cuando está rallado, solamente reproduce eso. Eso y... ¡me siento tan feliz! ¿Y esa cena? ¡Qué ganas de que sean las 8 ya! Debo aprovechar cada segundo de aquí a las 8, para estar perfecta para Max.



~Travesía de Max y Ainhoa~ Día 131 [Parte 2]

Jamás me hubiera imaginado que Ainhoa pudiera sentir lo mismo, y mucho menos, que fuera tan directa…y tan insistente. Dos cualidades más que añadir a la lista de todo lo que me encanta de ella. Me siento como si me hubiera quitado un gran peso de encima, ahora que Ainhoa sabe todo lo que podía contarle, y comprende que no pueda decir más…hasta me siento mejor como persona. Sé que contárselo no cambia ni lo que hago, ni lo que callo, ni mi persona, pero así me siento. Y saber que igualmente me acepta…¡qué afortunado he sido al encontrarme con alguien como ella!

Una mezcla de alivio y felicidad, no me permiten escribir más, en lo único que pienso es en cuánto la quiero, en lo feliz que me siento al saber que ella me corresponde, y ¡en actuar! Debo aprovechar cada segundo de aquí a las 8, para que llegado el momento, todo sea perfecto. Esta mujer no se merece menos. Lo primero, hablar con el capitán. Lo segundo, preparar el lugar y todo lo necesario, y luego…vendrá la cena, donde le haré saber que voy en serio, y hasta qué punto es así. Solo espero que no salga huyendo…porque tal vez sea muy precipitado, pero no quiero desperdiciar ni un instante más de mi vida, quiero aprovechar cada momento a su lado, y hacerla inmensamente feliz, esa es mi misión ahora mismo, y aunque no es mi única misión, sí es la primordial para mí.
Bea84
27/12/2012 19:13

~Travesía de Max y Ainhoa~ Día 131 [Parte 3]

Lo malo de verlo todo, es que a mí no me sorprenderá lo que Max ha preparado, porque ya he visto cómo lo iba haciendo. Pero aún así, he pasado tantos nervios, que había momentos que parecía que la cena era para mí, y no para mi hija. Pero ya ha pasado. Son las 8, y Ainhoa camina hacia la bodega con un precioso vestido corto de color blanco, con un escote de palabra de honor que deja al descubierto sus hombros. Pareciese que va hacia el altar vestida de novia, hasta su forma de caminar es parecida, es como si quisiera disfrutar de cada instante de esta noche, hasta del trayecto de su camarote al lugar de la cita. La emoción sale a borbotones por sus ojos, y una sonrisa infinita dibuja su cara más bella que nunca.

Pero cuando llega a la bodega y abre la puerta, ve que no hay nadie esperándola, ni nada especial en ese lugar que dé muestras de que allí se celebrará una cena. Cuando aún sujeta la puerta, Max aparece y alarga su mano con la palma hacia arriba, reclamando la de Ainhoa en la suya. Y cogidos de la mano, caminan por los pasillos en silencio, hasta llegar a la puerta de un camarote lleno de papeles pegados.

De ahora en adelante, este será el camarote de Max y Ainhoa. EL CAPITÁN.



Que nadie toque a la puerta esta noche. VALERIA.



Espero que os guste la cena. SALOMÉ.
PD: Yo también la he ayudado. BURBUJA.



Guardaba una botella de champán para cuando Vilma ya hubiera dado a luz...se la debo, esta es para vosotros. No hagas nada que yo no hiciera Max. PITI



Te deseo lo mejor en esta noche tan especial, amiga. Cuídala mucho, y hazla muy muy feliz, Max. VILMA.
PD: Me debes una botella de champán, Piti.



[Max] - He hablado con tu padre, con tu hermana, y con algunos más...ya ves que tenemos su aprobación. Solo falta que tú quieras vivir conmigo, y que lo desees tanto como lo deseo yo.

[Ainhoa] - ¿Qué puedo decir? ¡Si ya lo has hecho y dicho tú todo!

[Max] - Mmm...no sé... ¿que sí?

[Ainhoa] - Sí, quiero vivir contigo.

Max la cogió en brazos y entró al camarote. Ainhoa quedó maravillada (y yo también). Había una cama enorme, una mesa con algunos aperitivos y una botella de champán. Toda la habitación llena de velas, candelabros, y amor, sobretodo, mucho amor.

[Max] - ¿Está todo a tu gusto? Podemos cambiarlo si quieres.

[Ainhoa] - Falta espacio...tanto amor y tantas ganas de estar contigo, no cogen en esta habitación.

Dijo Ainhoa, todavía en los brazos de su amado. Max sonrió y la colocó en la silla, frente a la mesa.

[Max] - Entonces habrá que vaciar la habitación y quedarnos solo tú y yo. Eso, o desprenderse de un poco de ese amor y de esas ganas, esta noche.

Ambos se miraron y sonrieron con complicidad.
Bea84
27/12/2012 19:16
Será que era demasiado texto para un solo mensaje. Menuda he liado. Pero bueno...al menos se lee, aunque ya no se ve tan bonito.
mary14578
27/12/2012 21:37
BEA!!!! espero que me leas cuanto antes, por que si no, no se puede solucionar...

Lo que ha pasado es que debiste poner algún signo de estos [ ] con algo que hayas puesto d negrita o lo que sea y lo cerraste mal en vez de cerrarlo bien [ / ] (todo junto, ya sabes) pues le pusiste algo mal y se ha quedado abierto y se ha desbaratado el post, solo puedes solucionar cuando te deje editar y solo te deja editar durante unas horas... asi que espero que me leas antes de que sea demasiado tarde por que entonces esto se queda molesto, no deja leer bien.

Voy a intentar leer el capi y ya comento, a ver si tengo suerte de que me leas.

EDITO:

Ya se hasta donde te ha pasado... donde pone las notas de la puerta del camarote cuando escribe Valeria y el Capitán debiste abrir algo para cambiar el estilo de letra y lo que te he dicho, lo cerraste mal, solo tienes que cerrarlo bien y se verá como siempre :D no era por largo ni nada... si fuese por largo directamente no te deja publicar.

Y bueno, ahora comento:

QUE PRECIOSO!!!! no puede ser más perfecto, es que voy leyendo y voy viendolos en mi mente y me enamoro más de la pareja todavía... imaginandome el camarote, la ilusión de los dos, sus caras, a él cogiendola en brazos... lo que pasará después me lo voy imaginando y todo, pero lo has dejado en lo mejor!! y ya hasta mañana no podré leerte
Bea84
27/12/2012 21:55
Ya lo intenté, pero no puedo. Donde debería poner editar mensaje está en blanco y no se ve, así que no puedo darle. No importa, quedan pocos comentarios para pasar a otra página, y supongo que al pasar la página pasará esto también. Lo de Piti y Vilma lo puse pensando en ti, sabía que te gustaría. Por hoy no escribiré más. Mañana el desenlace de la cena.
mary14578
27/12/2012 22:40
Si, a eso me referia, pasadas unas horas ya no te sale editar mensaje... llegué tarde.. :(.

Ya imaginaba que hoy no escribirías más... mañana vendré impaciente que supongo que cuando venga ya estará el nuevo post :).

Gracias por pensar en mí guapa, me ha encantado el detalle :D.

PD: A ver si pasa de página.
alvaro777
27/12/2012 22:57
*________* No se que más decir que no te haya dicho, es perfecto Bea. Me encanta en la forma que lo cuentas, hace que te metas en la historia de lleno y sientas lo que sientan ellos, me ha encantado la pasión del beso y todo en general, pero creo que nos estas mal acostumbrando jajaja Pero sigue haciéndolo xD Además son tan interesantes que se me hacen cortitos y fáciles de leer :) Sobre la trama me encantó lo de Marisa, muy original :) y me gusta que metas a más personajes, no solo a ellos, para ver su entorno y eso. Quiero leer el siguiente que por lo visto hay serso Maxnhoista, ¿no? jajajajaja xD


La pagina cambia cada 20 mensajes y va por el 15 así que queda poquito :)
Bea84
28/12/2012 10:38
No te preocupes Mary, no llegaste tarde. Eso lo intenté en el momento cuando me pasó, y no se podía. Lo blanco tapaba la opción de editar, así que nada. Luego lo volví a intentar, cuando leí tu mensaje, pero seguía igual.

Muchas gracias por tus palabras Alvaro. Poco a poco iré metiendo a más personajes, porque si tengo que hablar solo de ellos dos, al final se hará un poco aburrido, siempre lo mismo. Y no, Alvaro, no hay nada de eso...aunque no tardará en llegar. Al final de la parte 2 del diario de Marisa, lo desvelo hablando del compromiso, aunque no lo digo claramente, sino pierde toda la intriga. Odio cuando en una historia es muy evidente lo que va a pasar, prefiero tirar por donde no se espere, así que lo del sexo lo he descartado de momento.

Espero sorprenderos, y que lo que leáis sea justo lo que menos os esperáis, con lo que escribí ahora y cada vez que escriba.
Bea84
28/12/2012 10:47

~Travesía de Max y Ainhoa~ Día 131 [Parte 4]

Después de cenar algo, Max se levantó, cogió la botella de champán, la abrió y sirvió dos copas, mientras Ainhoa no dejaba de mirarle, feliz. Dejó las copas sobre la mesa y dijo:

[Max] – Antes de brindar, tendremos que tener un motivo para hacerlo.

[Ainhoa] - ¡Vamos a vivir juntos! ¿Te parece poco?

[Max] – Sí, me parece muy poco.

Ainhoa no sabía que pensar. Unas horas antes le pregunta si están juntos y él responde que no. Ahora él propone que vivan juntos, ella acepta, y él dice que no es motivo suficiente para celebrar…mi niña tiene la cabeza echa un lío.

[Max] – No te enfades. Me parece muy poco, sí, pero solo porque todo me parece poco contigo. Siento que necesito más. Siento que lo quiero todo contigo, y esto no es todo.

Él se levantó, buscó en el bolsillo de la chaqueta que había dejado sobre su silla, y sacó un paquete muy pequeñito.

[Max] – Esto es para ti. Me hubiera gustado saber dónde está la última joyería del mundo, para comprar uno especialmente para ti, pero no lo sé.

Ainhoa, todavía sentada, abrió la cajita y dentro vio un anillo sencillo y precioso. Estaba tan sorprendida y emocionada, que dudo que en esos momentos acertara a decir alguna palabra.
Max sujetó su mano izquierda para ayudarla a levantarse, mientras Ainhoa sujetaba la caja con su mano derecha. Él dejó la caja sobre la mesa después de quitar el anillo, y se arrodilló ante ella mientras le sostenía la mano a Ainhoa.

[Max] – Ya te he dicho que conozco todo sobre ti, tu pasado, como eres…yo no necesito conocer más de ti, para saber que eres la mujer con la que quiero compartir el resto de mi vida. Sé que tú necesitas saber más de mí, conocerme, y te daré todo el tiempo que necesites. Tengo toda la vida para ti. No te pido que te cases conmigo ahora. Te pido que nos casemos, cuando tú te sientas preparada. Y…

[Ainhoa] - ¿Recuerdas cuando tocamos juntos el piano? En ese momento sentí que no existía nadie más, solo tú, yo, y ese piano. Mi mente no era consciente de nada más. Mi corazón no necesitaba más para latir con más intensidad. Solo a ti. Y ahí comencé a sentir, aunque en el momento me lo negué a mí misma. La misma sensación que has tenido tú al verme por primera vez, la he tenido yo contigo también, aunque en distinta forma, porque yo no sabía nada de ti, y tú lo sabías todo de mí.

Ainhoa se arrodilló con él, y acariciando su cara dijo:

[Ainhoa] – No necesito saber más de ti, conocerte más, solo necesito estar contigo de todas las maneras posibles. Así que deja de suponer lo que yo quiero y lo que no, para lo que estoy preparada y para lo que no, y ponme ese anillo para poder decirte que sí de una vez.

Max le colocó el anillo y ella le besó.

[Ainhoa] – Ahora dime, si no has ido a la joyería… ¿de dónde lo has quitado?

[Max] – Era el anillo de prometida de mi madre. Ella me lo dio momentos antes de fallecer. Sus últimas palabras fueron: “Dedica tu vida a encontrar la dueña de tu corazón, y cuando la encuentres, hazla dueña de este anillo también”.

Max miró la hora.

[Max] - Es muy tarde ya, y mañana toca levantarse temprano. No hace falta que vayas a tu antiguo cuarto, Vilma se coló entre tu ropa a escondidas, así que en el armario tienes un camisón. Mañana traeremos todas tus cosas. ¿Quieres que me vaya para que te cambies?

[Ainhoa] – No hace falta.

Max terminó de cambiarse y se sentó en la cama mirándola, mientras Ainhoa caminaba hacia él. Ella se sentó a su lado, y los dos fueron dejándose caer en la cama, abrazados y sin apartar sus miradas.
mary14578
28/12/2012 13:42
Álvaro y yo debemos tener la mente perversa por que los dos pensemos que pasaría lo mismo jajaja.

Pero decir que me ha encantado que no haya pasado eso por que era demasiado esperado y por donde lo has llevado ha sido PERFECTO, precioso, romántico... siento que van muy rapido pero esto es una locura, una pequeña locura que estamos viviendo con ellos y a mi me encanta, esa entrega al amor, esa sensación tan bonita... me encanta ♥ gracias por regalarnos esta maravilla todos los días!.

PD: Queda muy poco para pasar de página jeje.
Bea84
28/12/2012 14:08
Ya que no nos lo dan en la serie, pues lo tenemos aquí. Además, el título ya lo dice...Cuando nace el amor, cometer locuras es inevitable. Y aquí vamos una detrás de otra.



~Travesía de Max y Ainhoa~ Día 131 [Parte 5]

Y mientras conocían un poco más sus cuerpos acariciándose...

[Max] – Tampoco tenemos que casarnos ya. Las cosas hechas a correr, no suelen salir bien. Y queremos hacerlo bien, ¿verdad? Esperaremos a asentarnos en tierra. Cuando tu padre ya haya hecho los viajes necesarios y todos estemos en la isla. ¿Te parece?

Ainhoa asintió, y tras fundirse en un largo beso, cerraron sus ojos para aprovechar las pocas horas de sueño que les quedaban.



~Travesía de Max y Ainhoa~ Día 132 [Parte 1]

Y al despertar…Ainhoa abrió sus ojos, y ahí estaba Max, que ya despierto, contemplaba sonriente como ella dormía.

[Ainhoa] - ¿Por qué no me has despertado? ¿Qué hora es?

Dijo Ainhoa, toda sobresaltada mientras se incorporaba de la cama. Pero Max la sujetó y suavemente, la empujó hacia su cuerpo.

[Max] – ¿Cómo que qué hora es? ¿Y mi beso de buenos días?

Y tras un beso…

[Ainhoa] – Ahora sí, tenemos que apurarnos, o no nos dejaran nada que llevarnos a la boca.

[Max] – Yo ya tengo qué llevarme a la boca. Así que no me oirás quejarme.

Y entre risas se fueron vistiendo. Cuando ya estaban preparados, Max caminó hasta la puerta, se paró, y alargó su mano reclamando así la de ella.

[Max] - ¿Lista para salir al mundo cogida de mi mano?

[Ainhoa] – Lo estoy deseando.

Y allí estaban, agarrados de la mano frente al comedor, donde estaban todos con sus miradas clavadas en la nueva pareja.

Sirvieron su desayuno, y se sentaron en una mesa con algunos de sus compañeros.

[Piti] – Max, apuesto a que tu mejor noche en el barco fue cuando dormimos todos en bodegas.

Y una mano salió volando hasta parar en la nuca de Piti. Colleja de Vilma. Piti la miró como con cara de reproche.

[Vilma] – La estabas pidiendo a gritos, cariño.

Y tras decir esto, le guiñó un ojo.

[Palomares] – Apuesto a que la tuya fue durmiendo con las sanguijuelas, ¿eh Piti?

Entonces, Vilma advirtió algo en Ainhoa, y con cara de desconcierto y toda sobresaltada, se levantó de la mesa y preguntó:

[Vilma] - ¿Y ese anillo? ¿Es lo que creo? ¿Ya? ¿Tan pronto?

[Ainhoa] – Cálmate. Sí, ya. Pero será después de asentarnos en tierra firme.

[Max] – Entonces, solo entonces, nos casaremos. Queremos hacerlo bien, sin prisas, pero tampoco quiero demorarlo demasiado, no veo la hora de que sea mi mujer.

Y los dos se miraron con dulzura, mostrando una extrema felicidad, típica de enamorados, en cada gesto, mientras a los demás se les escapaba un “Ohhhh”.

Piti se levantó de la mesa, y se dirigió a todo el comedor, alzando la voz lo más que pudo.

[Piti] - ¡Chicos! ¡Atención! Después de una boda en el hotel, tendremos otra boda en tierra firme. ¡Max y Ainhoa se nos casan!
mary14578
28/12/2012 15:02
Bea, que sorpresa!! no me esperaba tan pronto otra parte...

Ya no se ni como comentarte, me dejas sin palabras.

Menudo despertar más bonito, cada cosa que cuentas me lo imagino, y me los imagino tan felices yendo al comedor y todos viendolos entusiasmados... y esas pequeñas cosas que me das de Piti y Vilma, haces que me salga una sonrisa jiji. gracias de nuevo x pensar en mi y gracias por traer estas maravillas tan pronto!! me encanta verlos relacionarse con los demás personajes ;)