Notificaciones
Leaving Neverland

Curiosidades sobre 'Leaving Neverland'

Leaving Michael

Tras la salida de [SHOW] y el impacto social que causó, numerosas empresas y entidades comenzaron a eliminar sus referencias al Rey del Pop. Por ejemplo, muchas radios dejaron de emitir sus canciones alrededor del globo, comercios como Louis Vuitton o Starbucks las eliminaron de su música de fondo y 'Los Simpson' dejaron de emitir "Papá, loco de atar", su episodio de 1991 en el que Michael Jackson ponía voz a muchos personajes. Hasta el museo Nacional del Fútbol de Manchester retiró una estatua en su honor.

De record

El documental se convirtió en el programa más visto vía streaming de la plataforma de Channel 4. Por su parte, durante su estreno en directo en TVNZ, en Nueva Zelanda, se convirtió en la emisión no deportiva más vista del país.

El gran ausente

Jordan Chandler, el primer niño que denunció a Michael Jackson por pedofilia allá por 1993, no cuenta su testimonio en [SHOW]. Reed fue incapaz de contactar con él y asumió que no querría remover unos hechos que le han ocasionado una gran tragedia personal, teniendo en cuenta que su padre se suicidó apenas meses después de la muerte de Michael Jackson, sabiendo que nunca pagaría por lo que le hizo a su hijo. Sin embargo, su historia sí que se menciona en el documental.

Sin incentivos

Reed quería que tanto Wade Robson como James Safechuck, los dos hombres que afirman haber sufrido abusos sexuales por parte de Michael Jackson en la cinta, no tuvieran otra motivación a la hora de hacerlo que difundir la verdad. Es por esto que ni ellos ni sus familias han recibido ninguna clase de dinero por participar en la producción. Todo ello a pesar de que las entrevistas a ambos se distendieron durante dos días de filmación. En otras ocasiones, sus testimonios, a veces a favor y en otras en contra del cantante según el momento, habían sido deslegitimados debido al dinero aportado, o bien por Jackson y su familia o por televisiones.

Emisiones dispares

[SHOW] dura cuatro horas porque su director, Dan Reed, creyó que era la manera más conveniente para contar la historia que tenía entre manos en toda su complejidad. Sin embargo, HBO decidió dividir la emisión en dos, una primera parte en que se cuentan los hechos, con los testimonios en primera persona de las dos supuestas víctimas de Michael Jackson, y una continuación que se centra en cómo afectaron esos hechos tanto a las familias de los menores como al propio cantante, así como los motivos que hicieron a los niños no denunciar a su supuesto abusador e incluso defenderle en otros juicios abiertos contra él por sucesos parecidos.