Notificaciones

PREMIERE MUNDIAL

Presentación y crítica: 'Versailles', la serie sobre Louis XIV en el que el verdadero protagonista no es él

El actor protagonista, George Blagden, acudió a Madrid a presentar el primer episodio de la nueva serie de Canal+, 'Versailles'.

A. Oreja Domingo 15 Noviembre 2015 13:29

'Versailles' es la gran apuesta de Movistar+ por la ficción europea y más concretamente francesa. Se trata de la serie más cara de la historia de Francia y cuyo principal objetivo será intentar levantar pasiones en Europa y fuera de ella. FormulaTV ha podido visualizar el episodio piloto en una premiere mundial con la asistencia y presentación del protagonista de la serie, George Blagden (conocido por su papel en 'Vikings' como el monje Athelstan). La ficción se estrenará en España el 17 de noviembre a través de la plataforma YOMVI en versión original subtitulada y dos días después llegará doblada a Canal+ Series Xtra.

'Versailles' es una serie en la que cada capítulo (de los diez que compondrán la primera temporada) trata el tema del poder, representado en su protagonista, el rey Louis XIV: el monarca que se igualó al sol, el hombre que se hizo Estado, el hombre que hizo de la moda, el arte y la gastronomía instrumentos clave de su poder.

La ficción está respaldada por un imponente equipo detrás muy importante, compuesto por los guionistas Simon Mirren ('Sin rastro', 'Mentes criminales') y David Wolstencroft ('Spooks', 'The Escape Artist'), producción de Claude Chelli ('Braquo') y Anne Thomopoulos ('Roma', 'Los Tudor') y dirección de Jalil Lespert ("Yves Saint Laurent").

La corte de Louis XIV en 'Versailles'

La corte de Louis XIV en 'Versailles'

"Había que rodar en inglés para llegar a un público más amplio"

A la premiere acudió el actor protagonista, George Blagden, que desveló algunos detalles de la serie. Además, tras el reciente atentado terrorista en París, quiso mandar un mensaje de apoyo a los franceses: "Francia se levanta enseguida de las adversidades. Espero que con la serie puedan olvidarse de los recientes acontecimientos, que puedan entretenerse y abstraerse". En 'Versailles', el actor interpreta a un personaje opuesto al de 'Vikings' y contó que no es fácil escoger guiones, que muchas veces no hay tantas posibilidades de conseguir trabajo en este mundo audiovisual: "Soy muy joven. No soy un Tom Cruise, un Brad Pitt y no puedo llamar a la puerta de los productores de 007 y pedirles ser James Bond; no tienes mucha elección en el tipo de papeles. Vas a audiciones y coges lo que te toca. Soy muy afortunado: es una serie con un gran presupuesto, un gran drama y una apuesta europea por la ficción".

Tras definirse con cara de antiguo porque sus papeles más conocidos son en series o películas de época como "Los Miserables", 'Vikings' y esta última, 'Versailles', el actor se documentó sobre Louis XIV antes de comenzar a rodar: "Aprendí mucho sobre Francia, lo que hacia el rey sol en cada segundo. Además, teníamos la ayuda de varios asesores históricos y de los productores entre los que se encontraba incluso algún doctorado sobre la materia". Admitió que lo que peor llevó fue la caracterización: "La primera llamada que recibí fueron tres semanas antes del rodaje de parte de la jefa de maquillaje y caracterización. Me advirtió de que debía tener las uñas perfectas y que debía usar un aceite para las cutículas, lo cual era totalmente opuesto a Athelstan en 'Vikings' que se pasaba el día en el barro. Llevarlas cuidadas es como un símbolo, un emblema del poder". Tampoco se sintió cómodo con el vestuario puesto que rodando en pleno agosto debía llevar cinco capas de ropa: "Les pregunté que si no me podía quitar las capas de abajo, que nadie se daría cuenta, pero me dijeron que si me quitaba lo de abajo entonces no quedaría igual y que se notaría. Y tenían razón".

Respecto a la polémica que hubo por rodar la serie en inglés y no en francés, el actor lo tuvo claro: "Estoy feliz por haber podido rodar 'Versailles' en inglés puesto que era la única forma en la que habría podido trabajar. Además, la corte de aquella época no era solo francesa y el propio Louis era descendiente español, una cuarta parte italiano y estuvo casado con una española". El intérprete tiene un buen francés pero no suficiente para protagonizar una serie con ese papel: "Es difícil convencer a gente nativa de otro idioma con tu interpretación en su idioma. Además, este rey simboliza la "francesidad" por lo que no sería real si tuviera un mínimo acento". George Blagden acabó sentenciando: "Sé que si Louis XIV hubiera vivido en la actualidad, habría querido rodarlo en inglés para tener más posibilidades de llegar a un público más amplio".

George Blagden interpreta a Louis XIV en 'Versailles'

George Blagden interpreta a Louis XIV en 'Versailles'

Una serie en la que el que resalta no es Louis XVI

La serie cuenta el primer año de mandato de Louis XIV; el denominado rey del absolutismo y rey del sol. En una corte en la que todos están en contra de las decisiones del rey, este intenta mostrar su autoridad y realizará tomas de decisiones que cambiarán la historia del mundo, incluida la más polémica: trasladar toda la corte definitivamente a Versalles en donde se manda construir un palacio con unas intenciones que solo Louis XIV conoce.

Esta es la premisa de la que parte la serie. Lo malo de tener que interpretar al rey sol es que todo el mundo tiene una idea muy clara del personaje histórico a la que es muy difícil alcanzar. En este caso, todo parece indicar que George Blagden no llegará a cumplir las grandes expectativas, al menos a priori. A pesar de ser un rey querido para sus más allegados, es muy complicado mostrar esa imagen que él debía imponer y ahí la ficción no cumple (y la culpa no parece que sea solo del actor, sino del inestable guión en el que se desarrolla la trama del primer episodio). Habrá que observar si el semblante con el que es conocido el monarca es una evolución dentro de la serie o si ya es concebido el personaje de la manera mostrada en el citado piloto.

Pero no se trata de crucificar la serie puesto que hay dos personajes secundarios que destacan por encima del resto robándole protagonismo absoluto a Louis XIV: su hermano Philippe y su comandante jefe, Fabien. El primero es el hermano pequeño (interpretado por Alexander Vlahos) que ha vivido bajo la envidia por ser el menor y que se ha quedado solo con los restos de su hermano mayor. Todo parece indicar que además este sentimiento va incrementándose con el paso del tiempo por lo que las traiciones y el odio reinarán bajo el lazo familiar. El otro personaje, Fabien (interpretado por Tygh Runyan), se convertirá en el Joffrey ('Game of Thrones') de la serie. Despiadado, buscando sus propios intereses y los del rey, el personaje muestra la cara más amarga de la corte. Sin duda, un caramelo que moverá muchos detractores pero muy necesario en una serie como esta.

Imagen del capítulo piloto de 'Versailles'

Imagen del capítulo piloto de 'Versailles'

Una serie que bebe de 'Juego de tronos'

Criticada por ser grabada en inglés, es verdad que resulta raro para el espectador estar oyendo nombres en francés con una clara pronunciación francesa mientras se comunican en inglés y se oye alguna frase en español (a veces bastante deficiente y otras muy bueno, todo sea dicho). Es cierto que cuesta que el espectador se habitúe a la mecánica del uso del lenguaje y de la lengua pero que no quita en ningún momento el mérito. Finalmente se acaba entendiendo absolutamente la decisión tomada por la producción en la elección del inglés como idioma principal de comunicación.

La serie intenta ser la 'Juego de tronos' europea y se queda a medio camino. Tras el intento de 'Marco Polo' por conseguir a ese público, 'Versailles' también intenta usar las mismas armas: sexo en cada escena, relaciones homosexuales y fuera del matrimonio, violencia extrema, amputaciones, violaciones... Lo malo es que todo esto debe ser parte intrínseca de la historia y no un añadido más de la misma. En este caso se hace un uso excesivo e injustificado de todo este conglomerado ya que la violencia y el sexo no resultan conductores de la narración sino un extra del que se acaba abusando.

También se debe resaltar el gran trabajo de caracterización y decorados de la serie, absolutamente majestuoso, detallista, realista y que permite que la audiencia se sienta dentro del universo de mediados del S. XVII. La pena es que salvo en exteriores que es donde se salva, la serie no destaque especialmente en los rodajes de interiores. Respecto a su banda sonora habría que destacar lo buena que sería si no hubiera sido creada para esta serie; se ha hecho un buen trabajo pero no parece que sea lo que mejor cohesione la Francia de mediados del S.XVII con una banda sonora que bien podría ser parte de series dramáticas contemporáneas. A la pregunta de si merece la pena ver la serie, habría como respuesta un sí con muchos "peros" y que no atraerá a todo tipo de público. Eso sí, solo por la sorpresa final del primer capítulo, ese "cliffhanger" te lleva directo, al menos, a continuar con la serie un episodio más. Habrá que descubrir si acaba asentándose y corrigiendo sus errores o si se convertirá en otro intento más como el que ya tuvo 'Marco Polo' para conseguir ser la heredera en público y temática (fuera de la fantasía) de la exitosa 'Juego de tronos'.

Así es 'Versailles'

Año 1667. Marcado por una infancia conflictiva y humillante, especialmente tras los traumáticos acontecimientos de La Fronda, Louis XIV (George Blagden) se revela a sus 28 años como un estratega calculador, maquiavélico y sumamente inteligente, tanto en lo político como en su posicionamiento como figura mediática. Gran vendedor de sí mismo, Louis es un monarca adelantado a su tiempo que pretende romper con los reyes del pasado. Con el fin de someter a la nobleza e imponer definitivamente su poder absoluto, ordena la construcción de Versalles. Su gran proyecto, su gran sueño, un icono de su poder que simbolice el esplendor y la gloria de Francia a medida que el país se consolida como epicentro de la política, el glamour, la moda, la cultura y el arte. Lo concibe, además, como una 'jaula de oro' para mantener a los nobles bajo su control, distanciándose de ellos al tiempo que les entretiene con caprichos y distracciones.

Mientras tanto, su hermano Philippe (Alexander Vlahos), siempre a la sombra del hombre destinado a reinar en Francia, lucha por demostrar su valor y encontrar su sitio dentro de la Corte, pese a ser consciente de que sus ambiciones están condenadas a permanecer en segundo plano. Un sentimiento de frustración que Philippe arrastra desde niño y que va en aumento a medida que su hermano gana poder, pudiendo convertirse en el peor error de cálculo de Louis.

A través de personajes históricos y personajes ficticios, la serie muestra Versalles con toda su gloria y toda su brutalidad. Es el retrato de un mundo de cortesanos y campesinos, de traiciones, romances y secretos de alcoba, de maniobras políticas y declaraciones de guerra, a medida que Francia se consolida en Europa como epicentro de la política, el glamour, la moda, la cultura y el arte.

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.
 
Eduardo Inda ('laSexta Noche'): "Hay que aniquilar al Estado Islámico, como se hizo con el nazismo"Eduardo Inda ('laSexta Noche'): "Hay que aniquilar al Estado Islámico, como se hizo con el nazismo"