Notificaciones
Prison Break
1x11

'Prison Break' 1x11: Y entonces fueron siete (And then there were 7)

Prison Break
8,8

10 votos

Capítulo: Y entonces fueron siete

Título original: And then there were 7

Serie: Prison Break

Temporada: 1

Capítulo: 11 (11)

Puntuar capítulo:

-

Ranking votos: 46 de 90

Sinopsis Guía de episodios

Quinn atemoriza a Verónica, Nick y LJ; Michael construye un dispositivo que le permitirá calcular con cuánto tiempo cuenta el equipo para la huida; y Westmoreland finalmente decide unirse al grupo.

En la enfermería, Sara y Michael coquetean. Cuando ella se aleja para preparar la inyección de insulina, él arroja más productos químicos en las tuberías. En ese momento, Quinn espía por la ventana de la cabaña de Nick y ve a Nick y Verónica conversar y comienza a pasarse un papel de lija por la cara. En la prisión, el equipo de construcción, que no deja de reñir mientras cava, queda sorprendido cuando un oficial interrumpe para anunciar la visita conyugal de la esposa de Michael. Bellick supervisa el cacheo de una mujer hermosa – Nika, la mujer que Michael llamó para que lo ayude a proteger a Fibonacci – y tiene la sensación de que la conoce de algún lugar pero no logra ubicarla. Unos minutos después, Michael se encuentra con Nika en el cuarto conyugal, pero en lugar de tener un encuentro amoroso, ella le entrega la tarjeta de crédito que él le pidió. Más tarde, Sara ve a Michael salir del cuarto conyugal con Nika y reacciona como si hubiera recibido un balde de agua fría. Michael, después de pasar por el control en el que debe desnudarse, regresa a trabajar y los hombres se burlan de él porque nunca mencionó a su esposa. Esa noche, en la celda, Michael muestra la tarjeta de crédito a Sucre, quien le advierte que no deje que los guardias la descubran. Michael arranca el revestimiento plástico de la tarjeta y le dice que en realidad no es una tarjeta. Luego se escabulle por los pasadizos y llega hasta el cuarto de “recepción y despacho”, pasa la tarjeta por un lector y recupera un sobre con sus pertenencias. En la cabaña, Verónica, Nick y LJ se despiertan cuando alguien golpea a la puerta. Es Quinn, golpeado y sangrando, que dice haber tenido un accidente automovilístico. Nick lo deja pasar. Pero cuando Nick voltea para buscar el botiquín de primeros auxilios, Quinn le dispara… y dice que nadie irá a ningún lado.

Mientras Nick está tendido en el suelo, sangrando, Quinn arrastra a LJ hasta uno de los cuartos y le ofrece a Verónica la posibilidad de salvar a uno de los dos. Verónica no habla entonces Quinn intenta con LJ, que también permanece callado. En la prisión, Michael se da cuenta de la desaparición de una de sus pertenencias, un reloj de oro. A la mañana siguiente, Westmoreland presenta a Michael su nuevo compañero de celda, Tweener, que pide a Michael un lugar en el equipo de trabajo de la prisión. Michael lo rechaza y cuando Tweener se va, Michael le pregunta a Westmoreland qué sabe de los robos en el área de recepción. Westmoreland le dice que el oficial Geary tiene fama de ser responsable de esos hurtos. Geary, que tiene el reloj de Michael en su muñeca, entrega a Bellick una copia del acta de matrimonio de Michael. Bellick dice que parece real… pero se da cuenta de que Michael se casó el día anterior a cometer el robo del banco que lo envió a prisión. En la cabaña, mientras Quinn interroga a Nick, Nick trata de golpearlo con un tronco pero su brazo está muy lastimado y dolorido. Michael le dice a Tweener, un ladrón de dedos rápidos, que podría entrar al equipo de trabajo si logra robar el reloj que Michael le diga. Tweener le pregunta que tipo de reloj. Cuando Michael describe los detalles, Tweener dice que ese modelo tiene una traba complicada por lo que requiere una técnica especial. Pope le dice a Westmoreland que su única hija tiene cáncer terminal… pero que le negaron el permiso para visitarla antes de que muera. En ese momento, Michael se dirige a la enfermería para recibir su inyección y queda sorprendido cuando lo recibe Katie, una enfermera que ocupa el lugar de Sara. De repente entra Geary con un interno que tiene convulsiones. Es Tweener (que guiña el ojo a Michael) y Michael ve que Geary ya no lleva el reloj. En la cabaña, Quinn intenta nuevamente hacer que Verónica hable, primero dándole detalles de cómo mató a Sebastián, y luego tirando aceite caliente de la lámpara sobre sus pies. Justo en el momento en que le iba a arrojar un cigarrillo encendido, ella le pega con una silla en la cara, y lo voltea.

Verónica y LJ arrastran a Nick hasta el coche. El motor no enciende y Quinn comienza a dispararles, LJ y Verónica se ven forzados a escapar hacia el bosque. En la prisión, Westmoreland le da a Michael el reloj que Tweener robó y le dice que cambió de idea y que quiere que lo incluyan en la huida. Michael pregunta a Westmoreland con qué puede contribuir al esfuerzo y Westmoreland le comenta que los rumores sobre D.B. Cooper son ciertos y que él tiene el efectivo. Michael le pide una prueba pero justo en ese momento un guardia echa a Westmoreland. Sólo nuevamente, Michael junta las cosas del sobre – un reloj, un pequeño grabador y dos cables – y luego mete el aparato dentro de una media. El equipo de trabajo continua cavando y discutiendo. Verónica y LJ tratan de encontrarse en el bosque y Quinn los acecha. Michael esconde el aparato justo fuera de la ventana de la oficina de Sara. Verónica encuentra el camino de vuelta a la cabaña, donde Quinn la espera. Verónica retrocede, tratando de atraer a Quinn hacia un antiguo pozo de agua, pero Quinn se da cuenta de lo que está haciendo. Justo en ese momento se escucha un disparo y Quinn cae, dejando ver a Nick detrás con un arma en la mano. LJ corre y empuja a Quinn al pozo. Esa noche, Michael está acostado en su catre deseando que los guardias no descubran el aparato que no pudo enterrar por completo. Bellick finalmente recuerda donde vio a Nika, va a un club de strip tease y la encuentra.

Desde lo alto del pozo, Verónica le muestra a Quinn que tiene las llaves de su coche y le dice adiós. El le advierte que no es el único que está tras ellos y saca su móvil para hacer una llamada. En el club, Bellick finalmente consigue que Nika admita que Michael le cambió una cédula verde de matrimonio por hacerle el favor de llevarle una tarjeta de crédito a la prisión. Al día siguiente, Westmoreland se sienta al lado de Michael en la capilla y le da el número de serie de uno de los billetes con los que Cooper escapó. Michael le dice que saber el número no prueba nada. Westmoreland se va y luego Michael encuentra un billete de 100 dólares en el himnario… con el número de serie del botín de Cooper. Momentos más tarde, mientras Michael busca el aparato en el patio de la prisión, Sara se le acerca y le dice, con firmeza, que no seguirá tolerando sus coqueteos ni sus preguntas personales ni sus favores. Michael le ofrece contestar las preguntas personales que ella quiera hacerle, pero ella simplemente se va. Más tarde, Kellerman y Hale encuentran a Quinn en el pozo. En lugar de ayudarlo a salir, Kellerman cubre el pozo y se aleja. En la prisión, Michael muestra su grabador a Sucre, después, le hace escuchar la grabación, que indica que hay una brecha de 18 minutos entre cada paso de los guardias hacia el exterior de la enfermería. Ese es el tiempo con el que cuentan para la huida. Pero, al día siguiente – cuando el equipo de trabajo finalmente llega a la cañería principal en el cuarto de los guardias – Michael se siente consternado. Le dice a Lincoln que hizo los cálculos y que 18 minutos no son suficientes para que todos los del equipo puedan salir. Un hombre deberá quedarse… y sabe que ninguno de ellos querrá ser el elegido.

Audiencias

Cadena
Fecha
Audiencia
laSexta
09/11/2006 - 21:09 (Jueves)
560.000
laSexta
26/04/2007 - 22:10 (Jueves)
484.000