Notificaciones

ENTREVISTA FORMULATV.COM

Daniel Domenjó: "Regreso a TVE con un concurso tras rechazar dos proyectos de corazón"

Esta semana se cumple un mes del estreno de 'La lista', el nuevo concurso diario para los mediodías de La 1. La cadena ha confiado su conducción a Daniel Domenjó, un rostro conocido para los espectadores de Televisión Española. El concurso se enfrenta a la dificil tarea de levantar la audiencia en esa franja. FórmulaTV.com ha charlado con su presentador.

Redacción Viernes 8 Febrero 2008 23:55

Daniel Domenjó, Premio APEI (Asociación Profesional Española de Informadores) en 2003 al Presentador Revelación en el apartado de televisión, ha estado al frente de programas como 'El enemigo en casa', 'Teleobjetivo', '¡Mira lo que ven!' y 'El debate de La 2' en TVE y de otros espacios como l'Informatiu Migdia, Catalunya Avui, Any Dalí y Aixa ens veuen en TVE en Catalunya.

"Ningún comunicador de este país rechazaría la oportunidad de presentar 'La lista'", ha comentado Domenjó. A lo que añade: "es el concurso más innovador y ameno que se ha emitido hasta la fecha en España" y "demostraremos que absolutamente todo el mundo, mayores, pequeños, ejecutivos, albañiles, campesinos e ingenieros pueden competir en igualdad de condiciones". Justo cuando se cumple un mes en emisión, FórmulaTV.com ha entrevistado a Daniel Domenjó.

'La lista' ha tenido un comienzo prometedor, no obstante, no tiene nada fácil hacerse un hueco.

De momento, las primeras valoraciones son muy buenas. Es un programa que representa varias novedades respecto a lo que estaba haciendo Televisión Española en esta misma franja. De momento estamos bastante satisfechos con las audiencias que estamos teniendo y con la esperanza de que poco a poco el share del programa vaya subiendo.

¿Qué es lo que más te atrajo de este concurso?

Es la primera vez en TVE que puedo ser yo mismo en un programa. No estoy sujeto a ningún papel, no tengo que sobreactuar, no tengo que simular que soy más serio de lo que realmente soy. Yo venía de unos programas en TVE que sí requerían del conductor del espacio una cierta dósis de distancia respecto al público, aquí no. Aquí Daniel Domenjó es lo que se ve, me río con los concursantes o me pongo serio con ellos, pero vivo el instante. Puedo ser yo y eso en TV es muy complicado.

Veo que era un programa que dificilmente podías rechazar. ¿Te sedujo desde un principio el formato?

Me atrajo pero no por lo que te acabo de comentar. Yo en TVE ya había hecho un concurso en castellano y otro en catalán: 'El enemigo en casa' y en desconexión para Catalunya 'Estar al día'. Hasta ahora siempre tenía que jugar un rol determinado, aquí juego conmigo mismo, juego con los espectadores, juego con el público, juego con los concursantes y no estoy atado a ningún tipo de guión ni de parámetros a nivel de dirección que me impidan desarrollar todo lo que llevo dentro o incluso sacar mis dudas.

TVE vuelve a confiar en tí. Supongo que eso a uno le llena de satisfacción. Por algo será...

La verdad es que este es el programa más especial que yo he hecho en los años que he estado vinculado a TVE. Yo me fui de Televisión Española por propia voluntad, me fui a trabajar a dos autonómicas porque quería probar esa aventura. Ahora me ha llamado una Dirección de TVE que no conocía personalmente. Que te llame alguien para volver a hacer televisión nacional y que ese alguien sea alguien que tú no conoces y con el que no has tenido el más mínimo contacto supone para mí una gran confianza. Me refiero a Eva Cebrián -directora de programas-, a Marina Collazo -directora de programas de entretenimiento-, a Carlos Fernandez -director de programación y contenidos- y a Javier Pons -director de TVE-. Yo no conocía a ninguno de los cuatro. Me ha llenado de satisfacción la confianza depositada en mí y esa también era una de las razones por las que no podía rechazar este concurso.

Llevabas un tiempo alejado de La 1. Cuéntanos, ¿en qué proyectos has estado inmerso?

Después de 'Teleobjetivo', presenté en Navidad los sorteos de los 50 coches que TVE repartió con motivo de sus 50 años y durante este año he hecho dos cosas en Telemadrid que han sido el concurso 'La caja fuerte' en verano y un magazine nocturno los jueves que se llamaba 'Directo a la noche'. Al mismo tiempo lo he podido hacer compatible con la dirección y presentación de un magazine en Barcelona en una cadena que se llama UrbeTV (Vocento). Era un programa en directo, cuatro días a la semana y tampoco pude decir que no.

Vuelves con otro concurso a La 1. ¿Te cuesta cambiar de género?

Me decanto más hacia el entretenimiento... con solidez, con poso. En los últimos 12 meses he preferido estar en una cadena autonómica y en una metropolitana en Barcelona y he rechazado dos cosas a nivel nacional vinculadas al mundo del corazón. No todo el entretenimiento es azar, frivolidad, corazón y amarillismo. Yo confío en el entretenimiento basado en otras cosas como, por ejemplo, en la complicidad con el espectador, en la cultura, en la estrategia, en el conocimiento y también en el azar.

¿Dispuesto a competir con 'La ruleta de la suerte' de Jorge Fernández (A3TV)?

Competir contra 'La ruleta' es como David contra Goliat. 'La ruleta' es lo único ahora mismo en todas las teles nacionales que realmente funciona. Es lo único que sabemos que al día siguiente va a hacer un ventipico. Actualmente lo que más cuesta en la tele es dar con el formato ideal, independientemente de presentadores, comunicadores, directores o cadenas. Ellos han dado en el clavo, así que felicidades.

Se ha hablado mucho de que la audiencia de TVE al mediodía no busca concursos, sin embargo, las últimas apuestas de la cadena dejan la puerta abierta a este tipo de espacios.

Desde el estreno de 'La lista' estamos ayudando a que los informativos en desconexión, los que empiezan a las 14:00 horas, lo hagan con más de un millón de espectadores. Nuestro concurso ha logrado en estas semanas puntas de audiencia de 1,3 millones de telespectadores, lo que nos deja una media superior a los 900.000 espectadores. Yo creo intuir que la gente antes de engancharse a un informativo en desconexion lo que pretende es pasar un ratito lo más divertido y ameno posible, y si además logra aprender algo mejor que mejor. Con la 'Lista' poco a poco lo iremos consiguiendo.

En La 1 presentaste 'Teleobjetivo', un espacio de late night sobre reportajes y temas de actualidad. Hoy día son muchos los que todavía se preguntan por qué desapareció.

Yo estaba muy cómodo con él. Trataba reportajes de investigación. Desapareció por varios motivos, primero porque se pactó con la productora un número de programas determinados que creo que fueron 23 y se hicieron todos. Después el mismo espíritu del programa lo quiso recuperar TVE de producción propia. Prescindió de la productora y de ahí salieron espacios como 'Hora cero' y 'Repor'. Son de esas decisiones empresariales que hay que acatarlas cuando uno trabaja para la televisión pública.

¿Crees que con la nueva dirección las cosas están cambiando?

Ahora, la nueva TVE está cuidando unos detalles que hacía tiempo que no hacía. Las cosas están cambiando. La cadena está cuidando, por ejemplo, el promocionar adecuadamente los programas, ha dado un salto cualitativo en cuanto a caretas, a formatos y en las maneras de enlazar los contenidos. Yo veo un gran cambio.

¿Cuál es la dinámica de 'La lista'?

Cada mañana juntamos a dos personas que no se conocían hasta el momento de pasar por el plató y las enfrentamos a los campeones del día anterior. Esto significa que cada día se enfrentan dos parejas de gente que no se conocen pero que tienen que hacer equipo. Hay que completar dos listas de temas tan dispares como ministros de gobiernos, seleccionadores de fútbol, protagonistas del corazón o periódicos que más se venden actualmente en España. Las parejas que logren completar las dos listas pasan a nuestra lista final que pone cada mañana 25.000 euros en juego. El premio es acumulable. Si una pareja llega a la lista final ya sabe que al día siguiente va a estar con nosotros. ¿Cuáles son las características más importantes de un programa de estas similitudes? Pues que juntamos a un albañil con un arquitecto, juntamos un ejecutivo con una ama de casa... a partir de aquí ellos tienen que crear sus propias estrategias, tienen que crear sus apuestas a pesar de haberse conocido hace nada. Es curioso ver como entablan confianza para ser uno.

¿Hay algún cambio con respecto a la versión original?

En absoluto. El cambio que hay es uno: el plató es más claro, más diáfano y más luminoso por una simple razón. El formato original se emite en horario nocturno y es semanal, mientras que el nuestro es diario y se emite en la franja de mediodía.

¿Te atreverías a concursar en un programa como éste?

Sería de los pocos. No depende tanto de lo que uno sepa, sino de lo que se atrevan a decir los otros o de los propios fallos. Es de los pocos concursos que creo que no ridiculizan a los concursantes, ni les obligamos a bailar cuando no saben bailar, ni les obligamos a que sean unos erudítos. No vale tanto el conocimiento como la memoria.

¿Qué te parecen, en general, la lista de concursos que tenemos en las cadenas de la competencia?

Yo soy un consumidor muy infiel de televisión, no sigo practicamente nada. Soy fanático de las cosas bien hechas. Sigo a Jordi Hurtado porque es amigo y porque 'Saber y ganar' es un concurso muy bien trabajado. La audiencia lo respalda y es todo un éxito ya que duplica la audiencia diaria de la cadena y lleva ya diez años de emisión. Si te digo la verdad seguía también a Javier Capitán. Es un maestro de la comunicación. Lo que no sigo mucho son los concursos de tarde por una cuestión de horarios.

¿Cuántos programas vais a grabar inicialmente?

Vamos a grabar de entrada una tira de 65 programas, lo que supone tres meses y medio en pantalla. A partir de ahí será la audiencia la que mande y decida.

¿Dónde grabáis 'La lista'?

Grabamos en los estudios de Buñuel, los más antiguos que Televisión Española tiene en la actualidad en funcionamiento. Cada día grabamos entre tres y cuatro programas. El trabajo implica afonías semanales, pero a la vez muchísima diversión. Grundy ha logrado reunir a un equipo maravilloso. Estoy encantado con la productora y con Elías Segovia.

Antes del periodismo tu vida iba encaminada hacia el mundo editorial.

Yo antes de periodismo, estudié filología alemana e hice un postgrado en técnicas editoriales porque me gusta muchísimo la ficción. Una de las cosas que tengo en mente, tarde o temprano, sin compromisos, es montar una editorial. El mundo de la edición en España tiene mucho protagonismo, Barcelona es la capital europea en cuanto a edición... Ahora, sin embargo, estoy centrado en la TV.

¿Cómo se da tu entrada en el mundo de la comunicación?

Yo estaba trabajando en la agencia EFE. Allí me llegó una oferta para irme a trabajar al Grupo Godó que estaba montando la primera emisora de radio privada en catalán. El mismo grupo que trabajaba para la puesta en marcha de RAC-1 (emisora líder en catalán) puso en marcha una cadena de TV que se llamaba CityTV. Como yo ya trabajaba para el grupo me propusieron irme a trabajar a CityTV. Después de un año me llamaron desde TVE para irme a editar y presentar informativos. Estuve dos años, hasta que salió 'El debate de La 2'. De allí me llamó Sergi Schaaff que es el director de 'Saber y ganar' por si yo quería presentar un concurso para TVE. Fue entonces cuando di el salto hacia el entretenimiento.

¿No te ves en otro género?

Sí me veo, pero en formatos de entretenimiento como un late night, magazines... pero no me veo otra vez con una escaleta de informativos. Si es un magazine con tono informativo, ¿por qué no? Haciendo un 'Telediario' ahora mismo no me veo.

Los más de 15 millones de 'Lost' no impiden que CBS lidere la jornada con el regreso de 'Survivor'Los más de 15 millones de 'Lost' no impiden que CBS lidere la jornada con el regreso de 'Survivor'

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.