Notificaciones

SEXTA ETAPA

Tras caer eliminados en 'Pekín express', los blogueros Lorea y Ángel se salvan con resignación gracias a la tarjeta verde

Los concursantes recibieron el aliento y las fuerzas de sus familiares en una sexta etapa disputada en Kuala Lumpur, capital de Malasia.

Javi Coll Martes 30 Junio 2015 11:49

La emoción y el humor volvieron a marcar la sexta etapa de 'Pekín express' y es que si hay algo que tenga "La ruta de los mil templos" es la presión y las continuas sorpresas que reciben los concursantes. Emoción que no se tradujo en seguimiento pues la sexta emisión cayó a un preocupante 12,2% de share y 1.818.000 espectadores, su peor dato hasta el momento. Sin los gemelos, los momentazos del programa los protagonizaron las canarias, quienes aprendieron las costumbres islámicas y enseñaron a bailar "reggaeton" a unas jóvenes malayas, o Charo que se dejó llevar tras beberse sus primeras cervezas.

La continuidad en el concurso para la última pareja en recorrer cada una de las etapas depende del color de la tarjeta guardada en un sobre negro; sobre que custodian durante toda la etapa la pareja ganadora de la etapa anterior. La tarjeta verde permite a los eliminados continuar en la carrera, mientras que la roja significa la expulsión irremediable. La posibilidad siempre estuvo ahí, pero lo cierto es que ha habido que esperar a la sexta etapa para ver una salvación gracias al sobre negro. Y los afortunados en salvarse han resultado Ángel y Lorea. La pareja de blogueros llegaron los últimos a la meta de Kuala-Lumpur después de mantenerse en cabeza casi todo el programa.

Aitor y Charo, Mª del Amor y Yareli, Lorea y Ángel y Ángel y Bea eran las cuatro parejas que se enfrentaban a la etapa más larga de toda la ruta. 590 kilómetros los separaban de la capital de Malasia. Los aventureros abandonaron las islas para adentrarse en la Malasia más profunda, desde el brillo de sus verdes campos de té hasta el destello de sus rascacielos.

Aitor y Charo se emocionan al recibir los mensajes de sus familiares

Aitor y Charo se emocionan al recibir los mensajes de sus familiares

Los ánimos de los familiares

La carrera para concursar por la inmunidad comenzó con una importante ausencia. "La carrera sin los gemelos va a ser mucho más deportiva, no van a haber puñaladas por detrás", dijo el bloguero sin mostrarse demasiado afectado por la pérdida de sus compañeros.

Solo 3 parejas compitieron por la inmunidad y, esta vez, fueron unos invitados muy especiales quienes les dieron las indicaciones para encontrar la localización del Libro Rojo. Los concursantes recibieron palabras de aliento y cariño de sus familiares y amigos. De la tensión a la alegría, y de la alegría a la emoción, todos, absolutamente todos, lloraron. "Quería ver a mis hijos", se lamentó Ángel, el cuñado. "Lloramos de alegría. Y ahora más que nunca tenemos que ir a por todos, porque no me quiero ir, joder", dijo Bea. "Me ha dado fuerzas y sí, sigo hacia adelante. Se van a enterar", dijo Charo con las fuerzas recuperadas.

El Libro Rojo, libro que tantas disputas ha provocado a la hora de firmar el orden de llegada, les esperaba en un campo de té a más de 300 kilómetros de donde se encontraban.

La asamblea decide que las canarias sean las

La asamblea decide que las canarias sean las ovejas negras

Lucha por la inmunidad en los campos de té

En un alto en el camino, las canarias se tomaron muy en serio las costumbres y creencias de la zona. "Yo parezco de esta religión total, porque encima voy todo de negro y tapada hasta el cuello", dijo Mª del Amor contenta por llevar el "Tudung", como se llama el velo en Malasia. "Yo me veo muy provocativa, me veo demasiado erótica. Si yo viviera aquí y tuviera que ir todos los días con esto puesto sería un bomboncito", comentó Mª del Amor.

Tras una larga etapa, los blogueros, los cuñados y los desconocidos se clasificaron para la lucha por la inmunidad. Llenar unas capazas con exactamente 25 kilos de hojas de té fue el reto. Cada 100g de más les supusieron 10 minutos de espera, y no llegar a la cifra les hizo recolectar a mano la cantidad requerida. Aitor y Charo clavaron la cifra y consiguieron llegar los primeros a La Asamblea convirtiéndose en los inmunes.

Ángel y Bea, los cuñados, se indignaron tras recibir el voto de Aitor y Charo para ser "Ovejas negras". "Entiendo que nos votéis porque nos veis fuertes pero vosotros siempre decís que nomináis a quien va por debajo". Los blogueros estaban convencidos de que saldrían ellos nominados, sin embargo, al final fueron las canarias las que se hicieron con el temido brazalete, título que más tarde les haría bajar un puesto en la clasificación final.

La tarjeta verde salva a los blogueros

La tarjeta verde salva a los blogueros

Verde esperanza

La última de las carreras de la sexta etapa se disputó en la ciudad ya que la meta, en donde esperaba Cristina Pedroche, se encontraba en el corazón de las Torres Petronas, de las más altas de la capital de Malasia. La tensión se vivió desde el principio y se saldó con el mal rollo entre las concursantes canarias. "Donde más tienen, menos se nos ayuda", dijo Bea tras intentar buscar alojamiento en más de 10 casas.

Mientras tanto, otros disfrutaron de un mejor ambiente. "Hemos triunfado Charo. Pescadito para cenar y cerveza", se alegró Aitor mientras animaba a su compañera a probar la bebida. Charo, por su lado, se dejó llevar y hasta se atrevió con bailes "flamencos" para deleitar a sus anfitriones.

Según se acercaban a la meta, la carrera se volvió más competitiva y la lucha por los coches se hizo a golpe de carrera. Finalmente, las canarias pasaron de ser "ovejas negras" a convertirse en las primeras en llegar a la meta, sin embargo, al estar penalizadas, los cuñados se hicieron con el amuleto valorado en 5.000 euros. Ángel y Lorea, los blogueros, llegaron los últimos pero la tarjeta verde les aseguró la permanencia en el programa, aunque contarán un handicap en la siguiente y penúltima etapa."Ya la esperábamos la verdad, tenía que salir ya", dijo Lorea, a la que no sentó nada bien haber llegado en última posición. La pareja se mostró totalmente resignada con la decisión como si seguir en el programa fuese más un castigo que una suerte. Tal y como reconoció Lorea, es una persona muy competitiva y no le gusta ser nunca la última, por lo que salvarse gracias a la tarjeta verde no fue de su agrado. A pesar de sus caras de disgusto podrán seguir en 'Pekín express'.

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.
 
UEP!!, los concursantes más longevos de '¡Boom!', caen eliminados llevándose más de medio millón de eurosUEP!!, los concursantes más longevos de '¡Boom!', caen eliminados llevándose más de medio millón de euros