Notificaciones

ENTREVISTA FORMULATV.COM

Antonio Garrido: "Descarté ser Rai en 'El sindrome de Ulises' por falta de tiempo'"

A partir de este próximo lunes vuelve 'Identity' al prime time de Televisión Española. El concurso de Zeppelin TV se mantendrá en emisión durante las próximas 13 semanas. La cadena pública espera recuperar de este modo a los seguidores del espacio y al menos repetir las buenas audiencias del pasado verano. FórmulaTV.com se ha reunido con su presentador.

Redacción Viernes 20 Junio 2008 23:55

Antonio Garrido cuenta con una larga trayectoria en televisión, cine, teatro e incluso en el mundo de la música. Su simpatía y su naturalidad lo han convertido en un rostro habitual en series como 'El comisario', 'Aquí no hay quien viva', 'Un paso adelante', 'Al filo de la ley', 'Hospital Central' o 'Cuéntame cómo pasó'. Pero su papel más relevante fue el papel protagonista en la seriede Cuatro, 'Los simuladores'.

Garrido comenzó su trayectoria profesional en el teatro con la obra 'Bajarse al moro', a la que siguieron muchas otras. De hecho, en 2005 fue nominado en la XIV Edición de los premios de La Unión de Actores como mejor actor secundario de teatro por la obra 'El otro lado de la cama'.

Además de la interpretación, Garrido ha desarrollado una notable carrera como presentador de televisión. En Canal Sur fue el encargado de presentar diversos programas especiales, entre los que cabe destacar 'El día D', 'Vamos de fiesta'; Andalucía Directo; Gala de Fin de Año y Gala de Andalucía. Tras su fichaje por Televisión Española, Garrido ha presentado 'Identity', el reality 'Hijos de Babel', 'El disco del año', así como las Campanadas del pasado año.

Vuelves con nuevas entregas de 'Identity' a partir de este próximo lunes. ¿Satisfecho de la vuelta?

Satisfecho y muy contento. El hecho de que la cadena vuelva a confiar en nosotros es señal de que hemos funcionado y les ha gustado. Tenemos muchas ganas de quedar bien. Estábamos deseando volver con 'Identity'.

'Identity' es uno de los dos concursos estrenado el pasado año que ha logrado su renovación. ¿Qué tiene esta oferta que la hace atractiva?

No hay ningún secreto. La mecánica es muy sencilla: hay un concursante y doce extraños y el concursante tiene que averiguar sus identidades. Además de las pistas y los datos que se le facilitan al concursante no hay más. Yo creo que su éxito radica en lo simple que es.

La participación de los espectadores también es importante...

'Identity' es un concurso que es un juego universal. En la calle todos jugamos a 'Identity'. Nos cruzamos con la gente por la calle y no paramos de sacar prejuicios. Eso lo hacemos todos, es inevitable. 'Identity' traslada a un plató ese simple juego, el de averiguar las profesiones de los extraños invitados.

Regresáis con 26 nuevos programas, casi nada...

En realidad son programas dobles, de modo que al final cubriremos un total de 13 semanas. Emisiones para todo el verano.

El programa arrancó muy bien el pasado año hasta que la cadena lo reubicó en la noche de los viernes. ¿Calificarías a 'Identity' como un programa de verano?

No, nosotros empezamos en verano pero acabamos a final de febrero. 'Identity' comenzó los lunes y es verdad que en ese día registramos nuestros mejores datos, pero el programa también contó con el apoyo de la audiencia en la noche del viernes, de lo contrario no nos hubieran mantenido. La noche del viernes es más complicada, lo que intentó fue abrir la horquilla de la audiencia de ese día. La cadena confió en el producto de principio a fin. Ahora regresamos los lunes y para nosotros mejor.

¿Alguna novedad en su segundo verano?

Que algunos han adelgazado, otros han engordado... (risas). La novedad es que volvemos con más ganas y cargados de ilusión. El concurso vuelve con extraños aún más raros y con concursantes aún más locos. Si algo funciona no lo toques.

El pasado año 'Identity' ofreció una edición VIP. ¿Verán los espectadores alguna nueva edición con famosos en esta nueva tanda de programas?

De momento no, pero todo es posible. El año pasado lo que pasó es que empezamos para hacer sólo 13 entregas y acabamos haciendo 50. Llegaron momentos especiales como la Navidad y lo que se hizo fue adecuar el programa a esas fechas tan señaladas. Vinieron concursantes VIP, famosos, para recaudar dinero para diversas ONGs. 'Identity' es un programa que está vivo y su formato nos permite hacer entregas sobre el tema que queramos. No está todo dicho. Iremos grabando programas y en función de la respuesta de la audiencia ya se verá lo que pasa.

Te has convertido en rostro habitual de Televisión Española. ¿Qué supuso para ti que la cadena te confiará, junto a Anne Igartiburu, presentar las campanadas?

Cuando empecé a presentar 'Identity', llegué a bromear de que, si el espacio funcionaba, acabaría presentando las Campanadas. Cuando me lo propusieron para mi fue una verdadera alegría y casi un sueño hecho realidad. Entrar a formar parte del listado de los personajes que han dado las Campanadas en TVE es algo que va a quedar para los anales de la historia. Fue muy bonito y emocionante poder haberlo hecho. Trabajar con Anne es un placer, creo que los dos nos entendemos muy bien. Lo que pasa con las Campanadas es que si las haces bien no pasa nada y si cometes algún fallo te conoce todo el mundo.

¿Repetirías si TVE volviera a proponértelo?

Repetiría sin duda alguna. Estaría dispuesto a pasar el frío que se pasa allá arriba (risas). Estaría encantado de volver a hacer las Campanadas. Ójala pudiera ser como Ramón García que se pasó años y años haciéndolas.

La cadena confió en ti para la conducción de 'Hijos de Babel', sin embargo, no creyó en el programa y acabó relegado en La 2. ¿Qué sabor te dejó el espacio?

Para mí fueron dos cosas esenciales: una, aprendí mucho; y dos, demostré que soy capaz de hacer un programa de tres horas y media en directo. Lo que ocurrió fue que el programa empezó en un día y una hora en la que no funcionó y frente a eso nosotros no pudimos hacer nada, no podíamos hacerlo mejor. El público es soberano, y por tanto decide si lo quiere ver o no. Sin embargo, yo creo que todo lo que se hace en TV no debe hacerse para ganar dinero. En España hace falta todavía mucho recorrido para que sea un país que acepte la inmigración. Estamos obligados a entendernos. Que una televisión pública apueste por ellos y promueva la integración es un avance importante.

Hoy día la televisión está llena de formatos musicales. Sin embargo, parece que si no hay polémicas los programas no funcionan. ¿Qué opinas?

Algunos funcionan más que otros. Son fórmulas que ya conocíamos, lo que se está haciendo es repetirlas. Las cadenas y las productoras hacen programas y luego son los espectadores los que deciden que ver. Tenemos que contar con eso.

¿Te imaginabas ahora algunos años que hoy día estarías presentando un concurso como 'Identity'?

(risas) Yo ya había presentado concursos en Canal Sur. A mi lo que me gusta es actuar y en televisión hago el papel de presentador. Sí, me lo imaginaba. La mayoría de las cosas profesionales que he deseado al final se han hecho realidad.

Te consideras más actor que presentador. ¿En qué terreno te sientes más cómodo ahora que has tenido mucho tiempo para comprobarlo?

Yo soy actor y me siento más cómodo como actor. En un concurso como este lo que hago es improvisar como actor, ya que no existe guión de por medio. Intento sacar la parte más cachonda y desenfadada de mí.

Como presentador, debutaste en Canal Sur con 'El día D', 'Vamos de fiesta' y 'Andalucía directo'. ¿Ha cambiado mucho el Antonio de entonces al de ahora?

Sí, muchísimo. Yo antes me ponía muy nervioso presentando y realmente lo pasaba mal. Creo haber cambiado a mejor. Soy más maduro y me tomo las cosas con mayor tranquilidad. Cuando empecé en Canal Sur yo me creía la bomba por salir en televisión y hubo algunos programas que no funcionaron y se cancelaron. Lo que más he aprendido es la humildad. Es nuestro trabajo y lo ve la gente, punto. No eres más que nadie, ese fue mi error.

Sin embargo, comenzaste como actor de teatro. ¿Cómo valoras esa etapa?

Yo siempre lo que más he hecho ha sido teatro. No es una etapa pasada. El año pasado, por ejemplo, estuve haciendo de Don Juan en "El burlador de Sevilla". Yo pienso que lo que un actor debería hacer primero es teatro. Hoy día la gente que estudia arte dramático se decanta por un sólo campo y eso es un error; un actor ha de serlo ya sea en teatro, en cine como en televisión. Me encanta hacer teatro, es lo que más me gusta.

'Identity' se ofrecerá desde la próxima semana durante todo el verano. ¿Nos quedamos sin vacaciones?

Este año no he tenido vacaciones porque he compaginado 'Hijos de Babel' con tres películas. Viene 'Identity' pero vamos a grabar prácticamente casi todos los programas porque yo en julio me caso y me voy de vacaciones.

A nivel nacional, 'Identity' será junto a 'Sabes más que un niño de primaria' los únicos concursos de prime time del verano. Parece que no todos apuestan en esta franja por este género.

Es verdad. Hoy día, parece que los concursos no pueden ir en la franja de noche. Televisión Española apuesta por 'Identity' para la noche del lunes y es de agradecer.

Si te diesen a elegir, te gustaría trabajar en qué serie y presentar qué programa.

Complicada decisión porque hay series que están muy bien. Si te digo la verdad hay alguna serie de Antena 3 y otra de TVE en las que ya me propusieron algunos personajes. Al final no los pude hacer por cuestiones de tiempo. 'La Señora', por ejemplo, es una serie muy buena, creo que la mejor que se ha hecho este año. Si regresara a una serie me gustaría que fuera a un proyecto nuevo. Prefiero entrar a una serie nueva, antes que a una que ya esté funcionando.

Tengo entendido que una de esas series era 'El síndrome de Ulises'.

Efectivamente (risas). En principio iba a hacer a Ray, el personaje gitano que finalmente hace -y muy bien- Javier Mora. No pude hacer ese papel por falta de tiempo y llamé al director de cásting y le dije que le hiciera la prueba a Mora y al final le dieron el papel. Una de las directoras de 'El síndrome de Ulises' contaba con Javier para hacer una película, yo hice las pruebas y acabé haciéndolo yo. Al final nos intercambiamos los trabajos.

En varias entrevistas has comentado que 'Los simuladores' ha sido una de las mejores series realizadas en España. ¿A qué se debe esa afirmación tan rotunda?

La calidad, la imagen, los guiones y la novedad del argumento eran fantásticos. En España no se habían hecho series así. Nosotros hacíamos una serie familiar sin necesidad de enseñar a toda la familia. Aquí parece que cuando se habla de serie familiar tienen que salir todos los miembros del clan. No hace falta. Creo que la idea, la realización, la dirección eran originales. Amigos míos se pensaban que era una película y no una serie. Estaríamos todos encantados de que volviera 'Los simuladores'. Estoy seguro que funcionaría si volviera hoy día. El problema fue que Cuatro recién estaba dando sus primeros pasos.

La competencia es grande.

La competencia es buena. Cuanta más competencia haya estaremos forzados a hacer un mejor producto. Yo creo que está bien.

Hay críticos que atacan series como 'Aída' y luego es la más vista de España

Eso es porque no toda la audiencia piensa igual que esa persona. La crítica, al fin y al cabo, es la opinión de un señor. Una de dos, o este señor es muy culto o los españoles somos muy catetos. La televisión lo que tiene que hacer es vender, porque cuanta más audiencia tenga mayor publicidad se contrata. Todo es un negocio, pero eso no quita que haya que intentar hacer cosas de calidad.

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.
 
TVE y La Sexta se suman al carro del España - ItaliaTVE y La Sexta se suman al carro del España - Italia