Notificaciones

CRÍTICA

Crítica de 'Vergüenza' (T3): El bochorno se expande a nivel nacional y resulta igual de contagioso e hilarante

Juan Cavestany y Álvaro Fernández Armero elevan a viral la infamia de Jesús y firman una tercera entrega con sabor a despedida.

Borja Abelleira Jueves 13 Febrero 2020 12:00

Primero fue el matrimonio. Después llegó la paternidad. Ahora, con su tercera temporada, la 'Vergüenza' de Juan Cavestany y Álvaro Fernández-Armero se expande a nivel nacional. Y sí, sigue siendo igual de contagiosa e hilarante. En esta nueva remesa de seis episodios, que se estrena el 14 de febrero en #0 de Movistar+, Jesús (Javier Gutiérrez) se hace viral por una de sus tropelías. Esa "bola que promete aplastar a todos", como define el tráiler, echa a rodar en un partido de baloncesto. Jesús, cansado de que su hijo solo se divierta con el móvil, forcejea para quitárselo de las manos y acaba dándole una colleja que, para su desgracia, queda registrada en directo por las cámaras del estadio. En pocas horas, medio país ha visto el vídeo.

Jesús se convierte en fenómeno viral en la tercera temporada de 'Vergüenza'

Jesús se convierte en fenómeno viral en la tercera temporada de 'Vergüenza'

Convertido en estrella, aunque fugaz, la infamia ya no solo solo afecta a Nuria (Malena Alterio) y Yusuf (Yannick Nguenkam) de puertas para adentro, sino que toda España conoce y despelleja al hombre de moda. Por la calle, en los bares, en televisión... Jesús es famoso y, sorpresa, decide aprovecharlo con vergonzosas y desternillantes consecuencias. Al igual que ocurrió en la segunda con respecto a la primera, el radio de acción de Jesús se amplía en esta tercera entrega y da pie a situaciones inéditas y una trama dinámica y entretenida. Justo por esa razón, algunos podrán echar en falta esa chirriante reiteración de momentos y personajes que llegaba a resultar violenta. Esos momentos de ascensor que daban, nunca mejor dicho, vergüenza ajena.

La vergüenza es una plaga

Descartado el factor sorpresa que sedujo a los espectadores en su estreno, Cavestany y Armero han sabido reinventarse y dar un giro a la ficción sin que pierda su esencia. Para empezar, mutando la narrativa y jugando hábilmente con el thriller. La trama discurre a través de una investigación policial que ofrece y descarta culpables a cada nuevo acontecimiento. Alguien ha muerto, pero no sabemos quién, cómo, cuándo ni dónde. Además, el bochorno se propaga cual epidemia y no es solo Jesús quien queda en evidencia. La propia Nuria, Óscar (Vito Sanz), Carlos (Miguel Rellán) y Mayte (María Hervás) viven situaciones realmente incómodas alejados del protagonista. Un reparto de dramáticas responsabilidades que enriquece el ritmo de la serie y sirve como pequeña reflexión: en el fondo, todos somos un poco Jesús Gutiérrez.

Javier Gutiérrez y Malena Alterio, protagonistas de 'Vergüenza'

Javier Gutiérrez y Malena Alterio, protagonistas de 'Vergüenza'

En cuanto al reparto, Javier Gutiérrez y Malena Alterio vuelven a demostrar que son dos auténticas bestias de la comedia, donde a veces dice más un silencio y un gesto que varias líneas de guion. Los creadores combinan a la perfección esos instantes de genialidad interpretativa con la verborrea más embarazosa y firman otro ejemplo de comedia diferente, atrevida, que solo quizá tenga cabida en plataformas como Movistar+. No renuncian tampoco a los cameos, bien hilados y tan jugosos como los de Leticia Sabater y Mariló Montero. Cavestany y Armero hablan de "final redondo", sin descartar otros proyectos o incluso retomar 'Vergüenza' más adelante. Por ahora, y por fortuna, esta joya ya está en el museo.

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.
 
Christofer le fue infiel a Fani antes de 'La isla de las tentaciones', según Aurah RuizChristofer le fue infiel a Fani antes de 'La isla de las tentaciones', según Aurah Ruiz