Notificaciones
El pasado es mañana
1x4

'El pasado es mañana' 1x4: Alma se queda en Madrid

El pasado es mañana
7,9

5 votos

Capítulo: Alma se queda en Madrid

Serie: El pasado es mañana

Temporada: 1

Capítulo: 4 (4)

Puntuar capítulo:

-

Ranking votos: 5 de 8

Sinopsis Guía de episodios

Elena está enfadada porque Alma haya decidido quedarse en Madrid. No quiere que se entere de su plan de venganza, y además no sabe si darle la carta que su madre dejó para Alma antes de morir. Le pide a Diego que decida él si dársela o no. Elena consigue que a Alma le den el trabajo en Londres, y trata de quitarle de la cabeza que se quede en Madrid por un chico; ella se enfada porque Elena se meta en su vida, y decide independizarse.

Finalmente, Marga le dice a Aurora que es lesbiana y que la besó porque creía que ella también lo deseaba, pero Aurora lo desmiente en rotundo. Sin embargo, Aurora se presenta en casa de Marga tras discutir con Tristán, necesita una amiga, y hablar con ella le ayuda. Marcos deja a Isabella porque piensa que necesita una chica rica o famosa para hacer un montaje en prensa. Cuando Sara le cuenta que Isabella es hija de un banquero italiano, ya es demasiado tarde, y lo malo es que por primera vez Marcos sentía algo especial por una mujer.

En el hospital, Julio se siente más culpable cuanto más conoce a Sandra; quiere hablar con su padre para contarle que él la atropelló, pero Pilar se lo impide. Julio está hecho un lío. Carolina los escucha y se lo cuenta a Elena, que considera muy útil esta información.

Sara tiene un ataque nervioso al enterarse de que es un solo accionista quien ha comprado todas las acciones, y que además Elena ha convocado una junta extraordinaria para el día de la presentación de la nueva colección. En su estado, lo que menos la puede beneficiar es un ataque de nervios. Victoria está a punto de irse de casa, pero finalmente habla con Alonso y entre ambos deciden darse una oportunidad. Las cosas también se complican para Ramón, ya que Sara le comunica que ha fijado la fecha de la boda con Inés, y la matriarca no admite negativas.