Notificaciones
Motivos personales
2x6

'Motivos personales' 2x6: La identidad del asesino

Motivos personales
8,9

9 votos

Capítulo: La identidad del asesino

Serie: Motivos personales

Temporada: 2

Capítulo: 6 (19)

Puntuar capítulo:

-

Ranking votos: 9 de 26

Sinopsis Guía de episodios

Martorell acusa a Natalia de ser la causante de todas las muertes por su artículo sobre La Compañía Blanca, y está a punto de matarla.

Natalia consigue evitarlo rellenando algunos vacíos de su memoria: que el dinero del seguro de vida de Santos está intacto, que el Arcángel está viva y que ella, la propia Martorell, tiene un hijo, Nacho. Pero para rellenar el hueco más importante necesita su ayuda: hay una mujer que la intentó matar en el pasado y que quiere matarlas ahora también: la amante de Santos. Ángeles no recuerda su nombre. Cuando fuerza su memoria tan sólo ve una casa, cerca de una montaña artificial y una verja negra en un parque. ¿Qué quieren decir? Martorell droga a Natalia, le advierte que volverá a por ella y huye.

En los laboratorios, Gonzalo y Pablo rompen sus relaciones empresariales de forma poco amistosa. Gonzalo le reprocha no haber sabido controlar a Berta y le amenaza con hundirle: en su agenda electrónica guarda suficientes secretos de Pablo como para destruirle. Pablo no tiene más remedio que contratar a Esther para que le robe a Gonzalo todos los documentos que le comprometen.

Mientras tanto, Daniel sigue enfrentado con Natalia por haber dejado morir a Salino, la única persona que podía decirle quién fue el responsable de la muerte de su hija: el presidente de FarCorp. Sin embargo, aún tiene una esperanza para encontrar al culpable. En casa de Natalia, Daniel encuentra unos documentos de Arturo relacionados con FarCorp. Están firmados por el propio Arturo y el presidente de Farcorp. Daniel acaba descubriendo que esa persona es Gonzalo Pedraza, el presidente de su cadena.

Sin embargo, no sabe que los contratos ha sido falsificados por Pablo para que Daniel crea que Gonzalo es el responsable de la muerte de su hija... y se decida a matarlo como venganza. Así Pablo se librará de un enemigo muy difícil de eliminar, y sin mancharse las manos de sangre.

Tania, por su parte, consigue el informe médico de David y se lo enseña a Fernando, que le dice que el chico sufre leucemia y le queda poco tiempo de vida. David le confiesa que todos sus problemas pasan por conseguir dinero para pagarse un tratamiento. Nacho sigue sospechando de David, y advierte a Tania sobre él. Sin embargo, la chica cree que Nacho sólo está celoso, y no hace caso de sus advertencias.

Silvia, dispuesta a limpiar su nombre en la empresa, quiere descubrir quién está detrás de los laboratorios Sebic y del robo de proyectos. No lo tiene fácil. Ella está en entredicho, y Fernando, su único defensor hasta el momento, parece ocultarle secretos. La investigación de Silvia le lleva a descubrir que Guillén es el topo de la empresa, y consigue fotografiar el momento en que el científico pasa los proyectos a su contacto de los laboratorios Sebic: Pazos.

También la investigación en DTV da un paso más. Una noche, cinco maniquíes aparecen ensangrentados con el mensaje "Se acabó el juego". Todos en la redacción creen que es un nuevo mensaje del asesino, pero Natalia sospecha algo distinto: que alguien ha descubierto al asesino y le está enviando una advertencia.

Y tiene razón. Alguien en DTV puede saber quién es el asesino. Isabel ha interceptado un sobre dirigido a Tania y enviado por Cruz. Dentro hay una foto de mala resolución donde se puede apreciar al asesino. Isabel hace llegar un mensaje al asesino donde le dice que ella puede conocer su identidad si consigue "limpiar" la fotografía. Ella y el asesino se encuentran en un polígono industrial, mientras Natalia, Maite y Larranz descubren la foto borrosa. Cuando están a punto de averiguar la identidad del asesino, éste envía un virus informático que acaba con todos los archivos y guarda su secreto.

Pero también necesita acabar con algo más: Isabel. El asesino intenta matarla, pero Larranz llega a tiempo para evitarlo. Isabel salva la vida, pero el asesino escapa de nuevo.

Y mientras tanto, Martorell consigue unir todas las imágenes perdidas en su memoria y encuentra la casa que había empezado a recordar. El lugar es la antigua casa de Victoria Castellanos, donde ésta se veía con Santos. Virginia, consciente de que Martorell acabaría por recordar la casa, la está esperando, y las dos mujeres se enfrentan a vida o muerte. Martorell consigue desarmar a Virginia y le dispara en el pecho.

Virginia cae al suelo desangrándose.