Notificaciones

REPASO EXHAUSTIVO

Concepción Cascajosa nos presenta su nuevo libro "De la TV a Hollywood"

Nuestra colaboradora habitual nos propone en esta ocasión un repaso tan exhaustivo como ameno sobre más de un centenar de largometrajes de Hollywood que se han inspirado en series para la pequeña pantalla.

Redacción Domingo 1 Octubre 2006 11:54

Nuestra colaboradora habitual, autora de otras obras sobre el medio televisivo como "Prime Time: La mejores series americanas", nos propone en esta ocasión un repaso tan exhaustivo como ameno sobre más de un centenar de largometrajes de Hollywood que se han inspirado en series para la pequeña pantalla.

A finales de los años 50 y principios de los 60 "Marty", "El milagro de Anna Sullivan", "Doce hombres sin piedad" o "Días de vino y rosas" fueron exitosas adaptaciones cinematográficas de sendas obras televisivas. La pequeña pantalla demostraba que podía abastecer a su hermana mayor con argumentos y personajes de cosecha propia.

Éxitos posteriores como "Star Trek: La Película", "Granujas a todo ritmo", "Los intocables de Eliot Ness", "Agárralo como puedas", "El fugitivo", "Maverick", "La familia Addams" o "Misión: Imposible" demostraron la excelente salud de la relación entre ambos medios. En la actualidad el trasvase de famosos personajes televisivos al cine resulta imparable: 'Los ángeles de Charlie', 'Starsky y Hutch', 'Scooby-Doo', 'S.W.A.T.: Los hombres de Harrelson' y hasta 'Los Simpson' lo confirman y no resultaría extraño que la envidiable calidad de las series de ficción norteamericanas actuales terminaran de resolver la falta de creatividad de Hollywood.

El libro "De la TV a Hollywood" recoge, entre otros aspectos, la relación amor/odio entre el cine y la televisión, las adaptaciones de programas antológicos, las primeras películas basadas en series de televisión o la adaptación de series animadas al cine.

Adaptaciones de clásicos

Las repeticiones no sólo han hecho ganar mucho dinero a los productores de las series, sino que han mantenido a éstas populares entre el público y les han permitido llegar a toda una nueva generación de espectadores. En Estados Unidos la televisión es reconocida como una parte fundamental del patrimonio cultural y muchas de estas adaptaciones son tanto una forma de aprovechar la nostalgia como un intento de mantener viva la memoria histórica.

A partir de los años ochenta comenzaron a ganar cotas de poder en la industria cinematográfica muchos profesionales que se habían formado viendo televisión y que deseaban rendir homenaje a series relevantes a la vez que cumplir el deseo insatisfecho de haber trabajado en ellas. Por ejemplo, Steven Spielberg produjo la primera adaptación de una serie clásica norteamericana, 'En los límites de la realidad', y abrió el camino para las versiones en imagen real de series de animación con "Los Picapiedra". Los actores Mel Gibson y Tom Cruise también produjeron y protagonizaron adaptaciones de sus series favoritas, 'Maverick' y 'Misión: Imposible' respectivamente.

Las mejores adaptaciones cinematográficas

El criterio de elección seguido por Concepción Cascajosa a la hora de elaborar este ránking de 10 películas tiene en cuenta la calidad de la película por sí misma, pero también sus valores como adaptación.

- "Star Trek: La ira de Khan" (1982): Después de la aburrida hasta el hastío "Star Trek: La película", Nicholas Meyer dio una inyección de energía a la franquicia con este relato sobre la venganza en el que Ricardo Montalbán, retomando su papel de la serie original, compone un villano magistral. No sé qué me emociona más, si el sacrificio de Spock o escuchar a Khan recitar la maldición inmortal de Moby Dick. Hasta "Star Trek: Primer contacto", una película de Star Trek no alcanzaría de nuevo este nivel.

- "El fugitivo" (1993): Uno de los clásicos del cine moderno que puso el listón muy alto a los thrillers de acción que se han estrenado después. Nunca Harrison Ford estuvo mejor fuera de las aventuras de Indiana Jones, aunque en este caso algo ensombrecido por un Tommy Lee Jones en el papel que lo lanzó al estrellato. Inspiró una secuela y una serie, pero ninguna de las dos estuvo a su altura.

- "La familia Addams: La tradición continúa" (1993): Películas como estas demuestran que segundas partes pueden ser más buenas, ingeniosas y divertidas que sus precedentes. En este caso se toman el perfecto reparto de la anterior y su logrado tratamiento visual y se insertan en un ácido guión de Paul Rudnick. Las escenas de Miércoles/Christina Ricci en el edulcorado campamento de verano no tienen precio, especialmente una en la que intenta desesperadamente sonreir.

- "Maverick" (1994): Mel Gibson y James Garner se reúnen en este western cómico a las órdenes de Richard Donner, un veterano del género en la televisión de los años cincuenta. El resultado es una adaptación brillante que reúne todos los clichés del western y se ríe de ellos. El golpe de efecto final, en el que el Bret Maverick televisivo es efectivamente un Maverick, es la guinda a una película redonda.

- "La tribu de los Brady" (1995): A la vez parodia y homenaje de la sosa serie en la que se basa, en esta película posmodernista unos Brady que han permanecidos congelados en el tiempo se enfrentan al mundo de los noventa, donde son una extravagante reliquia. El argumento es un pastiche de capítulos clásicos, lo que la hace más divertida conforme mejor se conoce este universo. Me quedo con la secuencia en la que la pequeña Cindy pasa una y otra vez desde su acartonado porche al completamente naturalista de sus vecinos, revelando todo el artificio.

- "Misión: Imposible" (1996): Qué tiempos aquellos en los que Tom Cruise no era un chiste andante. Brian de Palma dirige con pulso firme esta adaptación que cuestiona el planteamiento de la magnífica serie original, comenzando con la masacre del grupo de espías y finalizando con un héroe solitario acabando con su antiguo jefe, ahora un traidor. Un reparto de secundarios memorables completa la función.

- "South Park: Más grande, más largo y sin cortes" (1999): Estrenada en nuestro país cuando la serie todavía no había tenido apenas difusión, la película pilló por sorpresa a miles de ingenuos padres que salieron pitando de las salas en cuanto comenzó el festival de obscenidades. Una serie inteligente se merecía una adaptación inteligente, pero pocos esperaban el triple salto mortal de convertirla en un musical clásico repleto de antológicas canciones. Mi preferida: el himno revolucionario La Resistance.

- "Traffic" (2000): Una adaptación adorada por los críticos que ganó cuatro Oscars y se convirtió en un gran éxito internacional. En comparación a la miniserie original, el contenido está bastante empobrecido, incluyendo el absurdo final de la trama de Benicio del Toro. Sin embargo, es imposible negar el talento visual de Steven Soderbergh y su maestría para convertir un tema tan complicado en algo accesible a todo tipo de paladares.

- "Los Thorneberrys: La película" (2002): Esta versión cinematográfica de la estimable serie de la factoria Gabor-Csupo (los responsables de 'Rugrats') pasó bastante desapercibida en su estreno. Pero es una a ratos vibrante adaptación que recrea con gracia los parajes africanos y tiene un par de secuencias de acción extraordinarias. Un entretenimiento infantil que no toma a su público por tonto.

- "Scooby Doo 2: Desatado" (2004): Debajo de esta aparentemente prescindible película infantil se esconde un relato lleno de inteligencia que ofrece una visión subversiva del universo de la serie de televisión. Tras los problemas en la primera entrega para articular la revisión autorreferencial en el relato de aventuras (véanse los extras del DVD), James Gunn da en la diana colocando a los personajes ante una selección de villanos clásicos que les lleva a cuestionarse todos los convencionalismo de su existencia.

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.
 
Manuel Campo Vidal, nuevo presidente de la Academia de TelevisiónManuel Campo Vidal, nuevo presidente de la Academia de Televisión