Notificaciones
Última hora La UER desmiente a TVE que Francia cantase en playback en Eurovisión Junior 2020

OPINIÓN

Crítica de 'Enola Holmes': El mito detectivesco se vuelve tan feminista como confuso

El director Harry Bradbeer, habitual de 'Fleabag', explora el lado más feminista del universo de Sherlock Holmes.

Óscar Arenas Lunes 28 Septiembre 2020 15:41

El 2020 nos está dejando, entre otras muchas sorpresas, un espectáculo de malabares por parte del sector audiovisual, que intenta a toda costa dar salida a los proyectos que este año tenían que llegar a unas salas tristemente vacías. Y así es como nos enteramos en abril de que la 'Enola Holmes' de Harry Bradbeer, por decisión de Warner Bros. Pictures, cambiaba la sala de cine por la pequeña pantalla de Netflix a partir del 23 de septiembre.

Enola Holmes con su hermano Sherlock en 'Enola Holmes'

Enola Holmes con su hermano Sherlock en 'Enola Holmes'

La idea es dar una vuelta de tuerca al género detectivesco, algo complicado en cualquier formato, pero la escritora Nancy Springer se propuso hacerlo cuando, en 2006, presentó al mundo la primera novela de la saga "Las aventuras de Enola Holmes", protagonizada, como no podría ser de otra forma, por la hermana pequeña del detective por antonomasia. Aunque, por supuesto, la historia de Enola se sitúa completamente fuera de lo que se conoce como canon holmesiano (o, lo que es lo mismo, de las historias de Sherlock Holmes escritas por Arthur Conan Doyle) se encuentra ambientada en el mismo universo y toma como referencia los hechos que sus lectores conocerán bien.

El mareante viaje de Enola Holmes

La trama de 'Enola Holmes' está ampliamente influenciada por "El caso del marqués desaparecido", primer libro de la saga de Springer, y sirve como necesaria presentación de una Enola encarnada más que convincentemente por Millie Bobby Brown. Tras la muerte de su padre cuando era apenas un bebé y la independización de sus hermanos Mycroft y Sherlock (Sam Claffin y Henry Cavill respectivamente), Enola se cría libre y salvaje en la Inglaterra rural con su madre Eudoria, a la que da vida Helena Bonham Carter. Contestataria y profundamente feminista, Eudoria cría y educa a su hija aislada, dejando florecer los talentos de Enola sin ser constreñidos por lo que se espera de ella por ser mujer.

La desaparición fulminante de Eudoria da pie a un shock en la vida de la niña y a que Mycroft y Sherlock se interesen por su madre. Al menos en un primer momento, luego es Enola quien se fuga a Londres para desarrollar sus propias dotes detectivescas y seguir el rastro de migas de pan que ha dejado Eudoria. Allí, se encuentra con un marqués adolescente, Lord Tewskbury (Louis Partridge) que le da otro misterio más a desentrañar, aparte de una frondosa melena de la que quedarse prendada. Un cóctel al que se suma una Inglaterra agitada por la extensión del sufragio.

Louis Partridge como el apuesto marqués que roba el corazón de Enola Holmes

Louis Partridge como el apuesto marqués que roba el corazón de Enola Holmes

Y este es el principal problema de la película: parece dar demasiados bandazos para lo que quiere contar. La trama gira y sitúa a Enola en demasiados escenarios diferentes mientras sus motivaciones y objetivos se cruzan y se entremezclan sin que quede claro que sea necesario. Este ritmo, que puede funcionar perfectamente en un libro, deja en la película la sensación de ir a trompicones y sin un rumbo fijado. Pero este es, tal vez, uno de los pocos problemas que se le puede encontrar.

Interpretaciones a la altura del mito

Millie Bobby Brown se echa a las espaldas la película con un gran carisma y demostrando una vez más ser una brillante actriz pese a su insultante juventud. Su Enola es brillante, divertida, leal, con un sentido de la justicia impecable, consiguiendo momentos de una magnifica química con el propio espectador en esas escenas en las que apela directamente al mismo. Es verdad que se podría argumentar que Harry Bradbeer ha copiado el truco de su trabajo en 'Fleabag', pero pronto estas interpelaciones se convierten en el sello personal de la película. A su lado, y pese a encontrarse ante su primer gran papel, Louis Partridge le aguanta el ritmo a Bobby Brown sin ningún problema, convirtiéndose tal vez en la mayor revelación del filme.

Henry Cavill se convierte en la versión más atractiva de Sherlock en 'Enola Holmes'

Henry Cavill se convierte en la versión más atractiva de Sherlock en 'Enola Holmes'

En lo que respecta a la familia Holmes, la Eudoria de Helena Bonham Carter no es sino la enésima encarnación del mismo estereotipo de mujer extravagante al que por desgracia nos tiene acostumbrados la actriz. No se trata de un mal papel, como suele suceder con la británica, pero a fuerza de verlo ya no resulta sorprendente, como si sucede con sus retoños en el filme. Porque, aunque a más de uno se nos levantó la ceja con el fichaje de Henry Cavill como Holmes, lo cierto es que, aunque breve, encarna a una versión del personaje sorprendentemente ortodoxa, aunque notablemente más musculada que la de Conan Doyle, recuperando la faceta más sosegada y afable de Holmes que sus últimas grandes adaptaciones han dejado de lado. Si bien la película subraya el alto consumo de proteína por parte de Sherlock, también lo hace con el lado más conservador de Mycroft, mucho más intransigente y menos brillante intelectualmente de lo que están acostumbrados los lectores de la saga.

La rama reivindicativa de los Holmes

Millie Bobby Brown desafía al patriarcado victoriano como Enola Holmes en su película de Netflix

Millie Bobby Brown desafía al patriarcado victoriano como Enola Holmes en su película de Netflix

Pero, tal vez, el mayor acierto de la película es el manejo del mensaje político. Pese a ser una película juvenil de aventuras (y no tanto de detectives) y no perder nunca el foco en ello, Enola Holmes se las apaña para hacer encajar un mensaje político y feminista con una coherencia sorprendentemente bien llevada. Desde la naturaleza de Enola a la maravillosa reprimenda que le echa la Edith de Susie Wokoma, pasando por la envidiable naturalidad con la que los personajes asumen la naturaleza de las actividades de Eudoria, la película de Bradbeer encaja un discurso potente, que pese a aplicarse a realidades ya superadas, consigue sonar más actual que nunca.

Enola Holmes es, finalmente, un pasatiempo notable para toda la familia y una forma de rejuvenecer y acercar el mito de Sherlock Holmes a los (y especialmente las) más jóvenes que resulta además refrescante para los seguidores acérrimos de Conan Doyle y su gran creación. El principal atractivo es, sin duda, el trabajo de su elenco, pero la gran sorpresa es la forma en la que una historia mucho menos ingenua de lo que pueda parecer en un primer momento busca trascenderse a sí misma. ¿Las buenas noticias? La película cierra claramente queriendo más y nos quedan otros cinco libros de la saga que adaptar, en los que hacen acto de presencia personajes que se echan tanto de menos como puede ser el Doctor John H. Watson. Así que, si las visualizaciones de Netflix y la pandemia nos lo permiten, puede que nos quede Enola Holmes para rato.

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.
 
Susi Caramelo: "Echo de menos los photocalls, pero en 'Caramelo' también estoy asalvajada perdida"Susi Caramelo: "Echo de menos los photocalls, pero en 'Caramelo' también estoy asalvajada perdida"