Notificaciones

SIN MÁSCARAS

9 momentos televisivos en los que Cristina Ortiz dejó a un lado a La Veneno

Aunque "La Veneno" es especialmente recordada por sus episodios televisivos más polémicos y divertidos, lo cierto es que Cristina también tuvo momentos en los que parecía mostrarse ante el público sin escudos ni caretas.

Beatriz Prieto Lunes 9 Noviembre 2020 12:35

El 9 de noviembre de 2016, Cristina Ortiz "La Veneno" falleció en el Hospital Universitario de La Paz en Madrid tras pasar varios días en coma. Una trágica muerte que se dio después de que la famosa vedette fuera encontrada en su piso con un fuerte traumatismo en la cabeza, pero que no ha hecho que el público español olvide la importancia de su figura. La vedette saltó a la fama después de que 'Esta noche cruzamos el Mississippi' emitiera un reportaje en 1996 sobre la prostitución callejera en el que su presencia no solo cautivó a la audiencia, sino también al propio Pepe Navarro, presentador del espacio, y que la catapultó a la fama.

La Veneno, sonriente en su última entrevista en 'Sábado deluxe'

La Veneno, sonriente en su última entrevista en 'Sábado deluxe'

El magnetismo de Cristina fue evidente desde entonces, aún más con su primera aparición en plató unas semanas después, lo que propició que se convirtiera en una colaboradora habitual del espacio de Telecinco. Con sus subidas y bajadas a lo largo de su vida, Cristina logró calar entre el público y convertirse en todo un icono del colectivo trans. Sus apariciones no solo dejaban ver su desparpajo y naturalidad, sino que pusieron el foco sobre unas personas cuya situación era muy complicada, hasta el punto de que, tras su muerte, han sido muchas las muestras de respeto y reconocimiento por parte del público español hacia la almeriense, incluida la instalación de una placa en su honor en el Parque del Oeste.

Con el reciente éxito de 'Veneno', producción basada en la biografía de la vedette, la figura de la almeriense parece haber llegado todavía más lejos, incluso entre aquellos que no tuvieron ocasión de verla en directo en televisión. De hecho, los homenajes hacia La Veneno se multiplicaron tras la emisión de la ficción. La serie, además, ha puesto el foco sobre una parte más desconocida de la vida de Cristina: aquella que quedaba fuera de la pantalla y que mostraba una mujer más vulnerable, más sincera y más fuerte de lo que podía parecer a simple vista, a pesar de lo que había sufrido. Por eso, cuatro años después de su muerte, en FormulaTV repasamos esos momentos televisivos en los que el "personaje" de La Veneno quedó en un segundo plano, mientras Cristina parecía surgir de forma más clara y sincera, lejos de polémicas y esa faceta más "guerrera", mucho más conocida de ella, al mismo tiempo que arrojaba luz sobre algunos de los episodios más duros de su vida.

1 "Me siento mujer desde que nací"

Cristina Ortiz en su primera visita a 'Esta noche cruzamos el Mississippi'

Cristina Ortiz en su primera visita a 'Esta noche cruzamos el Mississippi'

Tras la emisión del reportaje con el que Cristina llamó la atención del público español y de Pepe Navarro en 1996, 'Esta noche cruzamos el Mississippi' tardó hasta dos semanas de negociaciones en conseguir que aquella inesperada "estrella" se sentara en el plató para conversar cara a cara con el presentador. Un primer encuentro en el que Navarro quiso conocer mejor a aquella mujer y su realidad, y que propició que la almeriense hablara sin tapujos de algunos aspectos de su vida, como el hecho de que llevaba tres años sin ver a sus padres. "Mi padre y mi hermano lo aceptan. La que no lo acepta es mi madre. No sé por qué, igual porque salgo con las tetas al aire", declaró la vedette, con cierto humor, a la hora de hablar de cómo había "encajado" su entorno el hecho de que era una mujer trans.

En un tono algo más serio, Cristina reconoció que había hablado con su madre, quien le había dicho "que me dé cuenta de que no existo para ella". "A mi madre la quiero muchísimo, pero no quiero seguir hablando de ella porque, si no, me voy a poner a llorar", reconocía la vedette, muy seria. Navarro quiso indagar entonces en el tema de la transexualidad, mucho más desconocido en aquellos años, momento en el que quiso saber "desde qué edad te sientes mujer". "Me siento mujer desde que nací. Le quitaba la ropa a mi madre y me la ponía yo. El vestido de novia se lo rompí. Me sentía como una reina", recordó Ortiz, sonriente.

A pesar de su actitud amable y un tanto pícara, Cristina volvió a ponerse seria en cuanto el presentador le planteó la cuestión de si "¿nunca te extrañó que hubiera algo que fallaba en ti por eso que tú sentías?", a la cual no dudó en responder con varios rotundos "no". "Yo lo tenía clarísimo, pero me crie en un pueblo y yo no sabía que existía esto, no conocía estas cosas, hasta que vine a Madrid, conocí a una amiga y para delante", relató la almeriense, quien confesó que "llevo como transexual un año".

De hecho, a ese respecto, en Televisión Española, intervino dos años antes, en 1994, una Cristina más joven, aún hormonándose antes de operarse. Fue entonces cuando, mientras ejercía la prostitución, La Veneno pudo hablar ante las cámaras en un reportaje sobre el SIDA. Una breve intervención en la que la vedette recalcaba la importancia de usar preservativo y manifestaba, con cierto tono de broma, su preocupación ante la posibilidad de contraer dicha enfermedad, por entonces mortal a raíz de la ausencia de tratamientos efectivos. Así, a través de solo dos intervenciones televisivas, Cristina logró poner el foco en la realidad de muchas mujeres como ella, desde un punto un tanto peculiar, pero muy sincero e importante, como pocas veces se había hecho hasta la fecha.

2 "No estoy contento con mi vida, pero no tengo otro camino"

Cristina, emocionada al reencontrarse con sus padres en 'Esta noche cruzamos el Mississippi'

Cristina, emocionada al reencontrarse con sus padres en 'Esta noche cruzamos el Mississippi'

Con una única entrevista en 'Esta noche cruzamos el Mississipi', La Veneno provocó que Telecinco alcanzara una cuota de pantalla de un 36,8%, dieciséis puntos por encima de la media que la cadena había obtenido ese mismo día. Por eso, ante el más que evidente éxito de la vedette entre la audiencia española, tan solo dos días después, el formato de Pepe Navarro quiso sorprenderla con un reencuentro en directo con sus padres, María Jesús y José, quienes hablaron primero con el presentador antes de ver a su hija.

"A mí me cuesta mucho trabajo", reconocía la primera, a la hora de hablar de cómo habían aceptado la transexualidad de Cristina. "De golpe y porrazo verlo actuar de esa manera, es algo muy gordo", aseguraba María Jesús, quien achacaba el acoso que Ortiz había sufrido en su pueblo natal a la "envidia". "Para nosotros es hijo, pero uno no puede hacer nada", añadía José, antes de recibir a una emocionada Cristina, quien años después confesó haber tomado varios tranquilizantes antes de reunirse con sus progenitores. Un encuentro en el que, en un principio, María Jesús permaneció sentada, mientras Ortiz se fundía en un conmovedor abrazo con su padre, antes de acceder a levantarse a estrechar a su hija entre sus brazos.

La impresión de Cristina fue más que evidente durante la entrevista, en la que llama la atención el hecho de que no solo sus padres se referían a ella en masculino, sino que la propia vedette acababa haciendo lo mismo al hablar de sí misma. "No estoy contento con mi vida, pero no tengo otro camino que ese. Para buscarme la vida tengo que hacer eso", manifestó Ortiz, ante la evidente inquietud de su madre sobre el hecho de si tenía o no una vida feliz a pesar de ser prostituta, tras lo cual se mostró poco convencida por el hecho de que "me han dado un trabajo aquí, en Telecinco", gracias a sus exitosas intervenciones.

La emotividad de la reunión familiar, sin embargo, no duró demasiado, puesto que María José no tardó en mencionar lo que había supuesto para ella ver a Cristina en 'Esta noche cruzamos el Mississippi'. "Se me viene a Madrid y me sale de aquella manera. Tuve una parálisis primero en el ojo izquierdo y luego en el derecho. Estuve ingresada quince días, de eso la culpa la tiene él", relató la mujer, ante una Veneno cada vez más seria, quien negó tajante la posibilidad de que algún día dejase de querer ser mujer y se mostró clara y segura al respecto. "Aunque tenga que perder a mi madre y a mi padre. Después de lo que llevo, aunque quisiera volver a ser hombre, no puede ser", manifestó la vedette, quien acusó a su madre de dar "mucha importancia a la gente del pueblo, sabiendo que allí la gente tiene muy mala lengua". "Lo único que tenía que hacer es querer a su hijo", señaló Cristina, afectada, tras lo cual se mostró comprensiva al asegurar que su madre "me verá siempre como Joselito, como su hijo".

3 "Hay gente que me ha hecho muchísimo daño"

Cristina habla de su duro pasado en Adra en 'Esta noche cruzamos el Mississippi'

Cristina habla de su duro pasado en Adra en 'Esta noche cruzamos el Mississippi'

El primer encuentro de Cristina con sus padres superó las expectativas de la cadena y los datos que la vedette había obtenido hasta entonces, al alcanzar un 41,3% de cuota de pantalla, por lo que no sorprende que el programa volviera a contar con la presencia de María Jesús y José en posteriores apariciones de la Veneno. En una de ellas, de hecho, Ortiz no dudó en hablar del acoso que había sufrido durante sus años en Adra, donde aseguró que nunca había negado su condición sexual, hasta el punto de que "si tocaba a una niña era como tocar una piedra de mármol".

"En el pueblo de Adra hay gente que me ha hecho muchísimo daño", afirmó la almeriense, quien relató como un día, paseando por la feria con su amigo Paco Ceballos, "unos chavales nos intentaron matar para tirarnos al puerto". "Los conocí y me enfrenté a ellos, pero me destrozaron", explicó Cristina, mientras su madre cuestionaba sus palabras. "Lo digo porque me da la gana. A mí Adra no me ha dado nada", defendió la Veneno, después de afirmar muy convencida, a pesar de las risas que despertaban los graves hechos que estaba contando, que "lo mío es para hacer una película".

"En el cuartel de la Guardia Civil no me hicieron ni puto caso por ser maricón", develó la vedette, sin tapujos, tras lo cual afirmó que "me he vuelto agresiva porque las compañeras que tengo se tiraron todas a matarme". "Como yo soy la Veneno, me enfrenté a ella. Por envidia, porque salgo en la televisión", explicó Cristina, quien justificó su trabajo como prostituta asegurando que "no me daban trabajo, me cerraban las puertas" por su condición de transexual. Una nueva ocasión en la que Cristina volvió a poner el foco en las duras condiciones que mucha gente del colectivo LGTBI+ de la época llegaba a sufrir, especialmente en el caso de las mujeres trans, pero que en aquel momento quizás no se le dio la suficiente importancia a pesar de su gravedad.

4 "Nunca he robado a nadie"

Cristina durante su entrevista en 'Tiempo al tiempo'

Cristina durante su entrevista en 'Tiempo al tiempo'

En 2001, Televisión Española emitía 'Tiempo al tiempo', un espacio de entrevistas, a modo de talk show "nostálgico", que contaba con Concha Velasco como presentadora y que fue retirado de la cadena un año después. Fue en ese espacio donde Cristina realizó una de sus apariciones televisivas, lejos de polémicas o teatros, cuatro años después de que concluyera 'La sonrisa del pelícano', programa en el que ejerció como colaboradora por última vez antes de encontrarse con la actriz, con quien tuvo ocasión de hablar sobre los supuestos malos tratos que sufrió en su infancia.

"Mi madre me daba palizas enormes ya con cinco o seis años", relataba una tranquila Cristina, después de señalar que, dadas las leyes que había entonces sobre el maltrato infantil, su madre "tendría cadena perpetua". "Veía a las madres con los niños y deseaba que fuéramos así", confesó Ortiz, quien tuvo ocasión de ver fotografías emitidas en directo sobre su época anterior a su transición, años en los que llegó incluso a ser Míster Andalucía. Además, la vedette pudo conversar sobre las acusaciones que ya por entonces pesaban sobre ella y que, dos años más tarde, la llevaron finalmente a la cárcel. "Terminará bien. Nunca he robado a nadie y no tengo antecedentes, así que estoy tranquila", manifestaba Cristina, esperanzada.

A continuación, la almeriense se reunió con otras dos mujeres trans, la Petróleo y la Salvaora. Dos mujeres que reconocieron no haber pasado por tantas experiencias malas como Cristina, antes de recordar las dificultades a las que la gente como ellas se habían enfrentado durante el Franquismo. "¿Echas de menos tu popularidad de cuando trabajabas en televisión?", planteó después Velasco a Cristina. "Si quieres que te diga la verdad, nunca lo he echado de menos porque yo nunca me he sentido popular ni famosa. Siempre me he sentido normal", declaraba la vedette, después de defender que "he tenido los mismos amigos y no se me ha subido la fama".

5 "Quería quitarme la vida"

Cristina habla de su paso por la cárcel en 'Aquí hay tomate'

Cristina habla de su paso por la cárcel en 'Aquí hay tomate'

En abril de 2003, Cristina ingresó en una cárcel masculina tras ser juzgada por intento de estafa, después de que la almeriense prendiera fuego a su propia casa para cobrar el seguro. Una supuesta idea de la vedette que destapó Andrea Petruzzelli, su expareja, y que propiciaron que Ortiz pasara tres años en la cárcel, algo sobre lo que tuvo ocasión de hablar en televisión tras su salida en 2006, en programas como 'Aquí hay tomate'. "Es muy duro, porque te quieren violar, te amenazan, hacen punzones con las latas", relató Cristina, quien desencadenó una sonada polémica al implicar al personal de prisiones en dichas supuestas agresiones.

"Te tratan como un perro, te pegan por cualquier cosa. Te insultan. Ellos se creen los dioses, los dueños. Como en la época de Franco", acusó la vedette, tras lo cual asegura haber "llorado lágrimas de sangre". "Es mucho sufrimiento estar en la cárcel. Prefiero desear la muerte antes que acabar en la cárcel", manifestaba Ortiz, cuya experiencia en una prisión de hombres la hizo pesar hasta 120 kilos "de tomarme tantas pastillas para los nervios". "Mi propio novio me denunció y fue quien me metió tres años en la cárcel. Eso fue lo que me marcó", relató la almeriense, quien afirmó que "sufrí mucho, me maltrataban, me hicieron raparme y vestirme como un chico", antes de declarar que "me esposaron a una cama y me pegaron una paliza".

Fueran o no cierta las acusaciones que Cristina lanzó, lo que fue evidente en sus intervenciones era el hecho de que su experiencia en prisión no había sido precisamente agradable, hasta el punto de que llegó a reconocer que había considerado la idea de suicidarse. "Estaba tan triste, tan aburrida y con tantas ganas de morirme, que quería quitarme la vida", declaró Ortiz, quien en dicha entrevista admitió que "me gusta la televisión. Me río, me sienta bien". "No busqué la fama, la fama me buscó a mí. La Veneno ha sido siempre la misma, lo que pasa que ahora he salido más fuerte, con más odio y con los ojos más abiertos", confesó la almeriense, que apuntó dicho odio "hacia las personas que me han hecho daño". "No me he dado cuenta de lo que pasaba a mi alrededor. En la cárcel me he dado cuenta. Allí he sabido ver, oír y callar", manifestó Cristina, con dureza, dejando entrever los efectos que su estancia en prisión había tenido sobre ella.

6 "La primera persona que me llamó maricón fue mi madre"

Cristina habla de los supuestos malos tratos de su madre en '¿Dónde estás, corazón?'

Cristina habla de los supuestos malos tratos de su madre en '¿Dónde estás, corazón?'

Entre 2006 y 2011, Cristina protagonizó varias intervenciones en '¿Dónde estás corazón?', programa de Antena 3 en el que volvió a recuperar su papel como colaboradora años después de fichar como tal en 'Crónicas marcianas' entre 2001 y 2003. En una de sus visitas al formato, Ortiz tuvo la oportunidad de hablar de su madre y de los maltratos que, según afirmaba, había sufrido en sus manos durante casi toda su vida. "Mi familia era la primera que me maltrataba. La primera persona que me llamó maricón fue mi propia madre", afirmó la vedette, quien añadió incluso que su progenitora "me ha estado pegando hasta los 28 años".

"Mi madre solo ha mirado por ella. Me he tirado tres años en la cárcel y ni una carta, ni un euro. Nada", explicó Cristina, quien defendió que "la única persona que me ha criado es Gracia Rivera Rico, la Sevillana, que era la que me daba ropa y comida". "Cuando fui a mi pueblo, en vez de parar en mi casa, me fui a la de Gracia. Imagínate, qué madre. Que cierre la boca cuando habla de mí, que se pone en un altar. De altar, nada", acusó la almeriense, con rabia. Ortiz llegó incluso a explicar que, "con cuatro o cinco añitos, mi madre llenaba la bañera de agua y me metía la cabeza para ahogarme" y reconoció que "fui feliz desde que me fui de mi casa".

"Yo entraba en mi casa y mi madre me echaba a la policía. Me tenían que sacar de mi casa y a mí se me caían las lágrimas", explicó Cristina, tras lo cual desveló que su madre "decía que lo mío era una enfermedad". "No sé lo que es un beso de una madre, no sé lo que son unos Reyes con una madre, un cumpleaños. Mi madre me parió, pero como los conejos, ¡hala!", aseguró la vedette, quien incluso recordó que "me rajó la cabeza con un plato de cerámica" y la tachó de ser "más falsa que las monedas, ni su hermana la quiere". "Mi madre me decía a mí: 'El día que naciste tenía que haberte ahogado'", aseguró la almeriense, quien afirmó que María Jesús fue a 'Esta noche cruzamos el Mississippi' "porque Pepe Navarro la mandó llamar". "Si no, yo no me presento. Cuando me dijo que estaba aquí, me tomé cuatro pastillas", rememoró Cristina.

7 "He deseado siempre encontrar a alguien bueno"

El novio de Cristina le pide matrimonio en '¿Dónde estás, corazón?'

El novio de Cristina le pide matrimonio en '¿Dónde estás, corazón?'

En otra de las visitas de Cristina a '¿Dónde estás, corazón?', el programa quiso sorprender a la almeriense con ayuda de Sergio, su por entonces novio, de origen rumano. Un momento en el que la vedette se mostró especialmente nerviosa, como pocas veces se la veía en televisión, incluso antes de conocer la sorpresa. "Soy una persona muy nerviosa y quiero saber qué es", confesaba Ortiz, alterada, antes de que su pareja apareciera en el plató.

Sergio se arrodilló entonces ante una alterada Cristina, a quien tendió un anillo de compromiso y, en medio de los aplausos del público, le pidió matrimonio. Una propuesta que Ortiz no dudó en aceptar, con manos temblorosas mientras su novio le colocaba el anillo, tras lo cual reconoció que era la primera vez que alguien le hacía una propuesta de tal calibre. El presentador del programa, Jaime Cantizano, señaló entonces el hecho que la vedette había respondido con mucha rapidez, algo que ella, claramente emocionada, achacó a que "le quiero muchísimo".

"He deseado siempre encontrar a alguien bueno. Los novios que he tenido han sido siempre unos chulos. Él es trabajador y decente", declaró la almeriense, muy sonriente. Con motivo de tal especial ocasión, el formato llegó incluso a ofrecerle la oportunidad de vestirse de novia, momento en el que Cristina recordó que había desfilado en 1997 como tal. "Me veo guapa", admitió Ortiz, con una tímida sonrisa, después de mostrarse no muy convencida sobre el modelo en un principio. Un momento en el que la almeriense se mostró especialmente emocionada y entusiasmada, tras recibir un anillo grabado y colocar su pareja en el dedo de su entonces novio.

8 "Las transexuales necesitamos cariño"

Cristina habla de sus relaciones sentimentales en 'Sábado deluxe'

Cristina habla de sus relaciones sentimentales en 'Sábado deluxe'

En 2012, La Veneno visitó el programa 'Sálvame deluxe', donde reconoció su batalla contra la bulimia, trastorno que estaba superando gracias a la ayuda y el apoyo de su hermana, según explicó ella misma. Un desorden alimenticio en el que la vedette se sumió tras perder 48 kilos, después de comenzar una dieta con ayuda del programa 'DEC', cuyo fin supuso que concluyera el apropiado seguimiento por parte del profesional que el formato había contratado. Algo más de un año después de aquella visita, La Veneno regresó al programa de Telecinco, en una entrevista en la que habló sobre sus relaciones sentimentales y recordó una vez más el maltrato al que le habría sometido su madre.

"Los hombres ya no los quiero", aseguraba la almeriense, tras lo cual afirmó que "he tenido relaciones de seis o siete años y son todo chulos". "Todas las travestis que tienen novios, son chulos, para chulearlos. Porque, al fin y al cabo, nos miran como tíos", argumentó Ortiz, tajante, antes de recordar a Sergio, el rumano que le pidió matrimonio en televisión. Un hombre con el que ella declaró haberse casado, para después separarse y verse engañada por él, a quien aseguró haber enviado hasta siete mil euros a su país. "¿No crees que estás comprando cariño?", planteó entonces María Patiño. "Sí, normalmente las transexuales necesitamos cariño", respondió Cristina, convencida.

"Llevo diecisiete años sin ver a mis padres. Mi madre a mí no me quiere", añadió la almeriense, quien después desveló que "llamé a mi madre y me mandó a la mierda", mientras que en otras ocasiones le había colgado el teléfono. "El día que se muera mi madre o mi padre, esta menda no va al pueblo de Adra", prometió Cristina, tajante, antes de señalar que "cuando más falta me ha hecho mi madre era cuando era chico y estuve tan enfermo y no vino". "Cuando uno está en la cárcel, una madre va a verlo, le manda dinero. Yo no he tenido a nadie. La única ayuda que tuve en la cárcel fue la de los gitanos", concluyó la almeriense, dolida.

9 "No soy La Veneno que era antes, ahora soy Cristina"

Jorge Javier entrevista a Cristina en 'Sábado deluxe' un mes antes de su muerte

Jorge Javier entrevista a Cristina en 'Sábado deluxe' un mes antes de su muerte

A mediados de octubre de 2016, algo menos de un mes antes de su muerte, Cristina estuvo por última vez en televisión, en el programa 'Sálvame deluxe', donde se mostró más tranquila y feliz que en otras ocasiones. De hecho, la vedette tenía un motivo feliz por el cual visitar el programa, como fue la publicación de sus memorias bajo el título "Ni puta ni santa". "A veces has venido en condiciones regulares, pero ya no. Se te ve muy bien, ¿por qué?", quiso saber Jorge Javier, al inicio del reencuentro. "Porque mi vida ha dado un cambio. Por el libro. El libro me ha traído de bueno que me he dado cuenta que la gente me quiere muchísimo. Se han vendido muchísimos", contestó Cristina, entusiasmada, tras lo cual señaló que "yo no he sido la que ha luchado por el libro. Lo escribió Valeria".

En ese momento, el presentador planteó la cuestión de qué era "lo más duro que cuentas en el libro", momento en el que, una vez más, Cristina recordó "lo que pasé siendo pequeña", haciendo referencia al maltrato que siempre había achacado a su madre. "Me estará viendo, pero que se aguante porque cuando más falta me hacía era con doce o trece años. Ahora que tengo 52 años y tengo mi casa y todo, ¿para qué la quiero?", cuestionó la invitada. "Mi familia se avergüenza de mí. En veinte años que llevo en Madrid, mi madre no me ha llamado ni una vez", declaró Ortiz, antes de reconocer que "siempre que la llamé, me hablaba para insultarme, para decirme que por qué hablo así". "Esos son papeles que yo hago, como los puede hacer cualquiera. Si me chinchan, yo contesto", confesó la almeriense.

Los colaboradores presentes mencionaron entonces el hecho de que, en el libro, Cristina aseguraba haber sido muy feliz mientras ejercía la prostitución, antes de su salto a la fama. "Era feliz porque era un bellezón, porque me venían los tíos", confesó Ortiz, de quien Jorge Javier observó que has venido muy feliz, cosa que nos encanta", despertando así una sincera sonrisa por parte de la vedette. "¿Has vuelto a Adra?", preguntó el catalán, ante lo que la almeriense respondió que no había hecho tal cosa "y no voy a volver nunca. ¿Para qué, si allí fui la persona más infeliz de mi vida?". Ya tras su muerte, el programa desveló la última conversación que había mantenido el equipo con Ortiz, a través de una llamada telefónica, como entrevista previa a la que iba a ser su visita al polígrafo, cita que había sido concertada para justo el fin de semana después de que se produjera su muerte.

En dicha conversación, Cristina parecía mostrarse más alejada que nunca del polémico y guerrero personaje que había logrado crear a lo largo de los años en televisión. "Como toda España sabe, lo he pasado muy mal con los hombres que he tenido, han sido chulos que solamente me han sacado lo que han pillado", manifestó Ortiz, antes de asegurar que "ahora ya he asentado la cabeza, no soy La Veneno que era antes, ahora soy Cristina. Ahora soy una señorita". La vedette reconoció incluso antes era "una ordinaria", algo que "ya se acabó". "No tengo pareja ni quiero. Estoy feliz porque me acuesto con quien me da la gana y hago lo que me da la gana, entonces no quiero a nadie", proclamó la almeriense, tras lo cual recordó que "ya tuve once y los once me salieron rana". "Yo ya no voy para arriba, ya tengo medio siglo, yo voy para abajo, para la muerte", concluía Cristina.

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.
 
Amazon estrena por sorpresa un documental sobre la princesa Leonor, en el que participa Ana Rosa QuintanaAmazon estrena por sorpresa un documental sobre la princesa Leonor, en el que participa Ana Rosa Quintana