Notificaciones
En directo Rueda de prensa con los artistas de la segunda semifinal del Benidorm Fest
Breaking Bad
Curiosidades

Curiosidades sobre 'Breaking Bad'

'Breaking Bad', un mal sueño de Hal (como el de Resines)

De la serie se realizó un final alternativo con formato crossover. Bryan Cranston, se despertaba en la cama como Hal, personaje al que interpretaba en la comedia 'Malcolm', junto a Lois. Todo había sido un sueño del mismo, tal y como ocurría con Antonio Resines en 'Los Serrano'.

Emitida en AMC de rebote

El camino de 'Breaking Bad' hacia la gloria no fue sencillo. HBO, Showtime, TNT y FX rechazaron la serie antes de recalar en AMC, quien sí vio su potencial.

La casa de Walter

La casa de Walter White, en Albuquerque, se ha convertido en un sitio de peregrinaje para fans de la serie. Hasta tal punto que la señora Padilla, dueña de la misma, ha llegado a recibir hasta 400 coches al día para fotografiarse con ella.

"Felina", último episodio con un nombre para nada casual

Fe (Hierro), Li (Litio) y Na (Sodio) están presentes en la sangre, en la fabricación de metanfetaminas y en las lágrimas.

62 capítulos, no por casualidad

Vince Gilligan cuidó hasta el último detalle de 'Breaking Bad'. La serie tiene 62 capítulos en total, el número del Samario en la tabla periódica. Este es un isótopo utilizado para tratar el cáncer de pulmón, enfermedad que padece Bryan Cranston en la serie.

Marius Stan, único químico real de la serie

El propietario del lavadero de coches, Bogdan Wolynetz, era de profesión químico en la vida real.

¿Samuel L. Jackson, cliente de los Pollos Hermanos? No, gracias

El actor estaba tan enganchado a la serie que pidió salir en ella a sus creadores ataviado como Nick Fury de "Los Vengadores". Sin embargo, los productores declinaron su propuesta.

Atrezzo improvisado

El mítico sombrero que vestía Walter White no formaba parte del atuendo de su personaje en un principio. De hecho, Vince Gilligan decidió incluirlo en última instancia al ver cómo Bryan Cranston lo usaba para protegerse del sol durante el rodaje al tener la cabeza afeitada. Una de las señas de identidad de Heisenberg.

La escena más repetida

Gus Fring cortaba con un cúter el cuello de uno de sus empleados ante la atónita mirada de Walter y Jesse. La escena tuvo que rodarse nada menos que 26 veces hasta convertirse en la épica secuencia que es hoy en día, dada su dificultad.

Dulce metanfetamina

La famosa droga azul con la que traficaban Walter y Jesse era, en la realidad, azúcar con forma de roca.