Notificaciones
ÚLTIMA HORA Aparece el cadáver de Laura Luelmo, la maestra desaparecida en Huelva

ENTREVISTA FORMULATV.COM

Florentino Fernández: "Estamos viviendo algo parecido a lo que vivimos en 'El informal'"

El cómico ha vuelto a encontrar su sitio en televisión con 'Tonterías las justas'. Fernández ha comentado en una entrevista la nueva temporada que se les presenta, el inesperado éxito y cuáles han sido las claves del mismo, entre ellas, la herencia que ha traído él de 'El informal'.

Redacción Viernes 3 Septiembre 2010 00:10
Florentino Fernández conduce desde el pasado mes de abril el programa 'Tonterías las justas' en Cuatro. A pesar de los duros inicios, han sabido hacerse un hueco y ahora presentan la nueva temporada con novedades de las que el humorista ha querido dar un pequeño adelanto en una entrevista con FormulaTV.com.

"Flo", que ya tuvo su momento televisivo con 'El informal' en Telecinco, ha recuperado algunos de los éxitos de aquel programa como los doblajes. También han añadido algunos nuevos como las gambas o "Seis en raking". El cómico asegura que dio el visto bueno al programa tras saber que iban a estar seguro hasta septiembre. También ha querido comentar, entre otras cosas, su relación con sus compañeros de la competencia Patricia Conde y Miki Nadal.

Después de un verano sin vacaciones, ¿con qué ánimo afrontas la nueva temporada?

Eso del "verano sin vacaciones" es algo relativo. Ya venía de vacaciones desde enero y esto del verano responde a una estrategia de posicionamiento de la programación. Cuando me dijeron si quería hacer este programa, la única condición que puse fue que durara hasta septiembre mínimo. Así podíamos buscar el posicionamiento, y tanto a la productora como a la cadena les pareció muy bien. Eso era lo que teníamos pensado y, como dicen en 'El equipo A', "me encanta que los planes salgan bien". Estamos en septiembre y con buena nota. Tenemos un programa muy alegre y dinámico, y además disfrutamos del beneplácito del público.

¿Estás más preocupado ahora por la audiencia o cuando los datos eran bajos?

Los datos me preocupan siempre. Cuando la audiencia es mala, nos preocupa mucho. Cuando es buena, nos preocupamos más todavía porque tenemos que llegar a un listón que no podemos bajar. La preocupación por la audiencia es siempre la misma. Es un examen que te ponen todos los días. Hay veces que haces un programa que está mal y hace buenas audiencias; y otras veces que el programa está muy bien y no destacamos. Voy a tener que investigar a ver los "cacharros esos" cómo son.

¿Os preocupa que se vea más en Internet que en televisión?

No estoy muy puesto en ese tema. Es a la cadena a la que le tiene que preocupar, y son ellos los que lo están promoviendo. Yo soy el primer cliente porque me veo el programa por la noche, aunque la web de Cuatro...

Confiabais mucho en la idea, pero ¿esperabais realmente el éxito al que habéis llegado?

Cuando un programa marcha, es muy complicado continuarlo. No hablo sólo de la parte presupuestaria, sino de la parte de talento. Esa parte de talento que buscábamos la tiene El Terrat o Globomedia, así que era muy difícil encontrar gente para hacer un programa así. Nos llevó relativamente poco tiempo pero todo lo que fuimos alimentando en ese tiempo fue buen rollo entre la gente y decirles que les íbamos a dejar hacer lo que otros no les habían permitido.

A mí lo que me gusta es ver comedia. Me da igual que sea un montaje de vídeo, un doblaje, un reportaje o un sketch; pero no podemos atarnos nosotros mismos diciendo que todo iba a ser de un tipo. Todo tenía que ser comedia, y el formato era otra historia. En ese sentido, hemos ido introduciendo cosas. Obviamente, nuestro destino final es hacer audiencia, pero por encima de todo eso, nosotros tenemos que estar bien para que podamos seguir haciéndolo.

El buen rollo lo hemos fomentado desde el principio. Tanto Miguel Ángel Ferrer, el director, como yo somos tipos tranquilos. No tenemos ningún motivo para decirle a alguien que ha hecho algo mal. Cada persona que está creando tiene diferentes puntos de vista de las cosas y tenemos que remar todos en la misma dirección. En base a eso, hemos reunido a este equipo.

No nos preocupa el futuro hasta cierto punto porque nos podemos adaptar a lo que va viniendo. En base a eso, somos elásticos. Si nos dicen, por ejemplo, que vayamos a un público de 55 a 75 años, podemos hacerlo porque somos diarios. Tenemos capacidad de reacción.

Pretendíamos que llegara hasta aquí, pero estando la tele tan mal no nos esperábamos hacer un 8%. Con hacer un 6,5% o un 7% nos apañamos, pero ver esas audiencias nos encanta. Hay que seguir alimentando por esta vía.

Aunque no te fíes demasiado de las audiencias, sí has visto la respuesta del público en persona en Astorga, ¿cómo fue ese momento?

Parecíamos los Beatles en los 70. Era algo tremendo porque habíamos reunido a más de 6.000 personas en el centro de la plaza, pero estaba lleno por los soportales y las calles adyacentes. Yo estoy más acostumbrado, pero venía gente del equipo y se encontraron con eso por primera vez y me sorprendí al ver su reacción.

Cuando te encuentras con tu audiencia y no son un númerito, sino que están ahí, te encanta. Lo normal es llegar, ver que la luz se enciende, hacer tonterías e irte a casa. Lo de Astorga nos dio la sensación de que está el público ahí. Cualquier comentario, por nimio que sea, la gente lo ha tomado en cuenta y te encanta. La tele es un arma de doble filo y te gusta tanto para bien como para mal. Hay veces que hacemos chistes sobre Andalucía y se queja la gente de allí. Tenemos un poco de todo.

¿Vais a seguir haciendo macrogambas después del éxito de Astorga?

Sí. No hemos organizado esto porque se haya acabado. Seguimos recibiendo llamadas de Alicante o de Granada, y de mucha gente que se reúne en verano para hacer macrogambas. Mientras dé buen rollo el vídeo que ves, ¿por qué no se va a emitir? Es cierto que pensábamos que la macrogamba de Astorga sería insuperable, pero hay gente que se lo está currando. Estamos expetantes a ver qué pasa.

¿Cómo van a ser las nuevas secciones?

Tenemos muchas novedades, pero tenemos que ponerlas en práctica antes de enseñárselas al público. Nos llama mucho la atención que Romina no tenga novio. Tanto Capdevilla como el Culebra le han dado calabazas y queremos buscarle novio seriamente. Vamos a pedirle a la gente que nos diga qué tipo de plan podrían hacer con Romina para ligársela.

Por otro lado, tenemos otras secciones que desarrollaremos Dani y yo. Queremos hacer algo de personajes en formato sketch, pero todo son ideas de un programa recién nacido y que realmente es nuevo. Nos reunimos en tiempo extra para ver que cómo lo hemos hecho y que podemos añadir en la próxima semana. Dentro de esto, han surgido las secciones que ves en formato escrito y luego las grabas y crees que no lo va a emitir ni la televisión de Zaragoza.

Tenemos un par de secciones muy brillantes que vamos a hacer inmediatamente pero no puedo decir nada porque nos las pueden copiar. Tenemos también unas nuevas ideas sobre cine que cuando lo vea la gente le va a interesar.

¿Qué tal tu relación con Patricia Conde ahora que competís el uno contra el otro?

Hace mucho que no hablo con ella. La última vez que hablé con ella fue hace 8 o 10 meses. Tenemos buen rollo, pero cada uno tiene su trabajo y no estamos todos los días al teléfono. Seguimos siendo amigos y nos hablamos de cuando en cuando. Pero eso pasa con todos los de la profesión.

Con Miki Nadal también hablo de vez en cuando. Felisuco me llamó también hace poco y hablamos a lo mejor de dos meses en dos meses. No es ni bueno ni malo, es lo que hay.

¿Os piden que seais cuidadosos con los vídeos que comentais de Telecinco?

Lo somos nosotros mismos. Tengo un niño de 6 años y ese tipo de contenidos no los ve. Yo no haría un programa que no pudieran ver mis padres o mi hijo. En ese sentido, cuando vemos un vídeo y tiene algo fuerte pero es muy bueno, procuramos meter ciertos pitidos en ciertos sitios.

También nos alimentamos mucho de la actualidad televisiva del día anterior porque el público lo pide. No sería mi programa ideal, pero es lo que hay. Nos sirve para poner a la gente al día. Además, lo servimos de otra manera diferente.

¿Tu hijo ve el programa? ¿Qué te dice sobre él?

Me dice "oye, un abrazo" (risas). Le encanta el ranking, los vídeos de Anna... De hecho, viene de vez en cuando y es uno más del equipo. A veces me preocupa porque hace muchas tontadas. A veces, vamos a ver a mis suegros que están en Cáceres y son varias horas de coche. Me pongo la música alta y voy haciendo playbacks (risas). El niño lo aprende porque es lo que ve.

¿Hasta qué punto improvisais?

Somos muy rigusosos con el guión. Tenemos ciertos momentos marcados en los que, si queremos, podemos improvisar. Tiene otros momentos en que, si los rompemos, el guión no funciona. Cuando termina un vídeo, por ejemplo, podemos comentar algo si queremos. Tenemos libertad, no libertinaje. Hay veces que se te ocurren cosas tan buenas que te cuesta callarte, pero respetamos mucho el guión. Miguel Ángel se lo curra mucho desde por la mañana.

¿Colaboras tú en los guiones?

En el guión, no colaboramos en escribirlo, sino en dar ideas para hacer ciertos sketches o cualquier cosa que se nos ocurra. Si sale una noticia, lo comentamos entre Dani, el director, el guionista de turno y yo y vemos cómo podemos hacer una performance. Es un trabajo de todos, pero si no estamos nosotros, también suele funcionar.

¿Qué queda de 'El informal' en 'Tonterías las justas'?

Es todo lo que ha venido conmigo. Hago doblajes y los he seguido haciendo cuando no he estado en la tele. Es algo que me encanta y el programa lo ha heredado. Cada uno trae cosas consigo: Dani, los guionistas, el director, etc. Hemos unido las armas más potentes de cada uno y nos ha salido esto.

¿Te gustaría volver a trabajar con algunos de tus compañeros del programa de Telecinco?

Me encantaría, pero muchas veces la profesión te hace distanciarte de ellos. Si me dan a elegir, aceptaría sin pensarlo. Con todos tuve muy buen rollo y tuvimos un momento muy especial. Fueron cuatro años y 884 programas muy interesantes. Vivimos algo como lo que estamos viviendo ahora en 'Tonterías las justas', aunque tengo otra edad.

¿Crees que has fomentado algo en televisión?

No tengo ninguna aspiración en ese sentido ni quiero dejar huella. Solamente quiero ser feliz cada día y no aspiro ni a llevarme premios ni a llegar a Hollywood. Soy muy triste para eso. Acostarme por la noche con mi mujer y decir "cómo ha molado el día de hoy" me alegra.

¿Cómo se llevan los días malos en los que aún así tienes que hacer reír a la gente?

Es bastante complicado. Hace unos días, me pasó. Cuando estas todo el día con una sonrisa y de repente no la tienes, la gente se da cuenta de que te pasa algo. Somos personas, y el público lo nota. Lo saben y lo comentan en Twitter. Te dicen cuando algo está bien y cuando no.

Es muy duro enfrentarse a la cámara cuando estás de mal rollo, pero la vida es así. Si la hubiera inventado yo, la hubiera hecho de otra manera (risas). Recuerdo cuando mi padre tenía que conducir el autobús y tenía un día malo. Aún así, tenía que aguantar a todas las personas que tenía detrás.

Concha García Campoy estrena el lunes la quinta temporada de 'Las mañanas de Cuatro'Concha García Campoy estrena el lunes la quinta temporada de 'Las mañanas de Cuatro'

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.