Notificaciones

OPINIÓN

Crítica Premios Goya 2019: Una reivindicativa noche que Silvia Abril y Buenafuente hicieron suya

La gala mejoró en cuanto a ritmo y contenido respecto a años anteriores aunque sigue pecando de falta de espectacularidad y espectáculo.

Cristian Quijorna Domingo 3 Febrero 2019 02:30

Conseguir atrapar a los espectadores con unos premios como los Goya es de todo menos sencillo. Es algo que los integrantes de la Academia del Cine llevan comprobando durante años; ellos y todos los presentadores, guionistas y directores que se han hecho cargo de la misma en las últimas ediciones. Cada vez es más complicado sorprender, innovar y lograr que la audiencia quede satisfecha y es que teniendo en cuenta la cantidad de premios que se tienen que entregar, lograr una gala de entrega rápida, ágil y que no canse al espectador parece casi imposible... casi.

El equipo de El Terrat ha demostrado en este 2019 que sí era posible mejorar lo hecho en los últimos años y es que los Goya 2019 han sido mucho más dinámicos, amenos, ágiles e innovadores que en las últimas entregas, pero pese a ello no han sido perfectos ni mucho menos. A estos premios todavía les queda muchísimo por aprender para lograr estar a la altura de otras grandes citas internacionales, pero lo que sí ha quedado claro esta vez es que con trabajo, ingenio y sin duda mucho talento se puede resolver de una forma notable esta "papeleta". La gala no ha sido la mejor de la historia, pero tampoco la mejor, todo lo contrario. Si la tuviésemos que puntuar, sin duda conseguiría un notable muy alto y parte de la responsabilidad de esta positiva valoración la tienen ellos, Andreu Buenafuente y Silvia Abril.

Andreu Buenafuente y Silvia Abril en los Goya 2019

Andreu Buenafuente y Silvia Abril en los Goya 2019

Una apuesta (casi) perfecta

La pareja de catalanes fue elegida para presentar estos premios. Sin duda, la apuesta parecía perfecta: dos de los mejores cómicos del país que a día de hoy triunfan con espacios propios en Movistar+ y Antena 3, respectivamente, y que sin duda tienen el cariño de la audiencia. Eran dos valores seguros que efectivamente, han cumplido (con creces) la misión encomendada. Ambos han demostrado en gran feeling que existe entre ellos y en todas las intervenciones que han realizado juntos han dejado muy claro que se complementan a la perfección y que trabajan juntos de una forma magistral.

Los dos son veteranos profesionales de la pequeña pantalla; algo que también se evidenció de una forma clara durante la noche. Lograron dominar el escenario por completo, mostrándose plenamente cómodos e integrados con la escaleta planteada por El Terrat y con los invitados que fueron pasando durante toda la velada. Pero pese a todo, pese a esta aparente perfección, no todo ha sido positivo ya que su monólogo inicial y algunos de los "gags" no han estado a la altura de ambos, no han llegado al nivel de sus trabajos anteriores. ¿Han sido mejores que lo visto en las últimas ediciones? Efectivamente. ¿Podían haber sido superiores teniendo en cuenta la forma de trabajar de ambos? También. Posiblemente, las expectativas que había sobre su papel también jugaban en su contra y es que está claro que todas las esperanzas estaban depositadas en ellos por saber lo que eran capaces de hacer.

Eva Llorach en los Premios Goya 2019

Eva Llorach en los Premios Goya 2019

Pese a ello, es imposible no reconocer que muchas de sus conversaciones sobre el escenario (repletas de ironías y zascas a todo el mundo) nos han provocado (a todos) más de una carcajada. Que el ser capaz de desnudarse, de reírse de uno mismo y de hablar de todo y de todos con acidez pero con inteligencia es posible y que sin duda, a veces es necesario que en este tipo de galas sí haya reivindicaciones, protestas y sin duda un alzamiento de voz aprovechando esta plataforma pública pero haciéndolo de una forma inteligente y lógica, consiguiendo que todos nos escuchen. Porque sí, Silvia y Andreu hablaron de política, cine, cultura y de los límites del humor y lo hicieron de la mejor forma posible: con el humor como base esencial.

La gala más reivindicativa y emotiva

Los que aprovecharon sus galardones para mostrarse más reivindicativos que sin duda sin duda fueron Jesús Vidal, que logró el premio a Mejor Actor Revelación y Eva Llorach que hizo lo propio con el premio femenino de la misma categoría. Él sin duda puso sobre la mesa los problemas que personas con cualquier tipo de discapacidad tienen para poder trabajar en lo que más les gusta: el mundo del cine. Él lo consiguió, aunque no le resultó nada fácil y así lo plasmó en un bonito discurso que nos logró emocionar a todos y con el que evidenció que esta es sin duda la verdadera esencia de los Goya. El irnos a las historias más personales que hay sobre los centenares de proyectos que se producen cada año en nuestro país, el entender a alguien así y el darnos cuenta lo mucho que el cine hace por todos nosotros. Porque sí, a veces hay que dar hueco a discursos extensos pero que logren transmitir esa emoción y esa realidad tan necesaria a día de hoy en televisión.

Jesús Vidal en los Premios Goya 2019

Jesús Vidal en los Premios Goya 2019

Algo similar pasó con Llorach que quiso aprovechar su posición sobre el escenario para dejar claro que es el momento de luchar por el papel de la mujer en proyectos cinematográficos. Hay que luchar para que dejen de ser invisibles y es que aunque parezca mentira en pleno siglo XXI, sí, hay que luchar para que todas ellas tengan el hueco que merecen dejando claro que, evidentemente, todas son igual de válidas que cualquier hombre. Llorach fue una de las primeras pero no la única que se sumó a este tipo de discurso, algo totalmente lógico y que muchos aplaudimos desde casa porque sí, es necesario que se hable mucho más de ello, de replicar lo que sucedió en el FIBES de Sevilla: gritar basta a la brecha salarial y dejar claro que en el mundo del cine, al igual que en cualquier otro sector profesional. Es necesario que la lucha feminista tenga más poder que nunca en un mundo como este y los Goya debe ser el lugar para evidenciarlo.

Una escaleta acertada y la música, un gran complemento

La gala tuvo humor, crítica política, reivindicación igualitaria y feminista pero también contó con mucha música que, a diferencia de otros, sí fue un acierto y lejos de restar, logró sobresalir en la acertada escaleta de la noche. De esta forma, Rosalía protagonizó el primer gran momento de la gala con una espectacular y cuidada actuación que nos dejó a todos con la boca abierta y que dio paso, bastantes minutos después, a Rozalén, Judit Neddermann y Amaia. Precisamente esta última protagonizó un divertido momento en el que volvió a demostrar su inocencia y naturalidad que tan bien le viene siempre a unos premios como estos. Todas lograron sobresalir demostrando su talento, lo hicieron junto a James Rhodes que también brilló de una forma notoria. Un conjunto que sin duda evidenció que es posible introducir música en los Goya sin necesidad de rapear de forma ridícula como años atrás hizo Antonio Resines en la misma gala.

Andreu Buenafuente y Silvia Abril en los Goya 2019

Andreu Buenafuente y Silvia Abril en los Goya 2019

Por último, los homenajes también tuvieron su hueco en la noche y aunque siempre suelen ser el momento de menos atención del espectador, en este caso posiblemente sí lograron enganchar a más de uno cuando se habló del magistal Chicho Ibáñez Serrador. Un profesional al que el mundo de la televisión y el cine se lo debe todo y que sin duda merecía un homenaje como el que recibió. Porque sí, los Goya también están para poner en valor a nuestros grandes profesionales, ese junto de directores, creadores, guionistas, profesionales técnicos sin los cuales el cine y al televisión actual no existirían como tal. Porque además de reivindicar, de premiar estos premios tienen que servir para reconocer la valía profesional de muchos rostros que a día de hoy no la tienen.

"El cine no debe derrotar a la televisión"

En definitiva, estos Goya 2019 son un claro y rotundo sí. Fueron más ágiles, dinámicos y entretenidos que en años anteriores, tuvieron a una Silvia Abril y un Andreu Buenafuente como acertados presentadores y demostraron que sin duda, al igual que en el cine, en una gala así lo fundamental es la emoción y la verdad, es lo que todos premiamos, siempre. ¿Queda mucho por hacer? Claro que sí. ¿Hay que apostar por una gala más espectacular, más cuidada técnicamente y mucho más visual? También. Ha llegado el momento de hacerlo, sin duda. Pero hasta que lleguemos a ese punto queda claro que hay que seguir luchando por el cine, por darle el hueco que merece y por unirlo a la televisión y es que tal y como dejó claro Mariano Barroso, responsable de la Academia, "el cine no debe derrotar a la televisión. Y la televisión no debe derrotar al cine. La nuestra es una alianza de ganadores".

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.
 
La petición política de Julio Pérez del Campo en los Goya 2019: "Israel en Eurovisión no, por favor"La petición política de Julio Pérez del Campo en los Goya 2019: "Israel en Eurovisión no, por favor"