Notificaciones

ENTREVISTA

David Beriain ('Clandestino'): "Se puede encontrar humanidad hasta en el sitio más sórdido"

El periodista más valiente y aguerrido de DMAX estrena el día 21 de noviembre la segunda temporada de 'Clandestino'.

Manuel Pecino Miércoles 21 Noviembre 2018 15:40

Tras la primera temporada de 'Clandestino' en la que pudimos ver a David Beriain en sitios como Sinaloa (México) o al Norte de Vietnam, la segunda entrega de este intrépido programa llega a nuestras pantallas el día 21 de noviembre, a las 22:30 en DMAX. En estos capítulos, observaremos cómo Beriain se dispone a entrevistar a peligrosos secuestradores, mafiosos de la Camorra o incluso narcotraficantes de Colombia.

Todas estas novedades, y muchas más, vendrán de la mano del presentador, quien ha querido explicarnos qué podemos esperar de esta segunda temporada de 'Clandestino' con sus propias palabras, destacando sobre todo lo importante que es abrir los ojos ante toda la cantidad de problemas que por su lejanía consideramos ajenos, y no lo son.

David Beriain en 'Clandestino'

David Beriain en 'Clandestino'

¿Qué nos vamos a encontrar en esta segunda temporada de 'Clandestino'?

Creo que es la mejor temporada de 'Clandestino', son 6 episodios. El primero, con el que abrimos fuego, es sobre la industria del secuestro en Venezuela. A través de este programa examinamos la situación social y de inseguridad que vive el pueblo venezolano a través de las víctimas y sobre todo a través de los victimarios. Es un programa en el que se ven cosas que no se habían visto nunca en televisión. Vemos cómo la mayor parte de los secuestros son organizados desde las cárceles, controladas por los presos, que eso seguramente no era novedad para mucha gente pero creo que es la primera vez que se ve a los presos armados con granadas, fusiles y pistolas. Hemos podido hablar con todo tipo de secuestradores, incluidos policías que secuestran, porque entre otras cosas, sobreviven con un euro al mes en un país en el que un kilo de carne cuesta tres euros.

Ya no les interesan los códigos, solo el terror que pueden generar y la fama

Hemos estado con la camorra napolitana y hemos visto cómo trafican con drogas, cómo hacen su negocio de falsificación. Hemos visto cómo una nueva generación de camorristas, mucho más jóvenes, con mucha más prisa, casi camorristas millennials, que no quieren pasar por el periodo de crecimiento habitual de la escalera del crimen, el aprendizaje. Ya no les interesan los códigos, solo el terror que pueden generar y la fama que pueden adquirir en las redes sociales. Eso es la "Baby Camorra", que llamamos en uno de los episodios.

Hemos visto a la mafia albanesa descargar cocaína en Italia y hemos ido luego a Albania para entender las raíces de esta mafia que ahora mismo es la que más crecimiento tiene en todo el mundo. Y tienen una naturaleza implacable, no dudan en matar. Hemos visto cómo implosiona el comunismo y llega el capitalismo. Ese choque tan fuerte genera una mafia muy potente de gente que pasó mucho hambre y mucha necesidad y cómo la protagonista de "Lo que el viento se llevó" jura que "nunca más volverá a pasar hambre sea como sea". Con ellos hemos visto todo tipo de tráfico, de armas, de drogas, me facilitaron una identidad falsa albanesa. Ahora me llamo Emmanuele en Albania.

¿Habéis tratado algún tema en profundidad que te produzca especial interés?

Hemos examinado durante dos episodios, que para mí son muy queridos, el tráfico de armas de Estados Unidos a toda América Latina. En lo que llevamos de siglo han muerto aproximadamente dos millones y medio de personas en Latinoamérica, la mayoría por armas de fuego que vienen de una sola fuente, de Estados Unidos, que tiene una legislación en torno a la compra y venta de armas a civiles muy laxa. Y como no existe mucho control sobre eso y no existe un registro de propietarios, la gente compra las armas y luego las revenden en el mercado negro, cruzan al sur a un ritmo de unas dos mil armas al día y una vez que cruzan, pasan a manos de los cárteles mexicanos.

David Beriain en 'Clandestino'

David Beriain en 'Clandestino'

En dos episodios vemos cómo Estados Unidos, con su legislación sobre las armas, termina fomentando la violencia en un continente que ya tiene mucha violencia y además acaban sus armas en manos de los supuestos enemigos de los estadounidenses, como cárteles, las maras e incluso en las manos de guerrillas marxistas que supuestamente luchan contra el imperio norteamericano y que Estados Unidos ha ayudado a combatir, porque también venden armas de manera oficial a quiénes luchan contra ellos, a policías. Entonces tienes a latinoamericanos luchando contra latinoamericanos, ambos con armas norteamericanas.

Es la guerra contra el narco con una intensidad que no se había visto nunca

Hay un último episodio, "Herederos de Pablo Escobar", que examina quién mueve ahora mismo el narcotráfico en Colombia. Es curioso porque en esos momentos todo el mundo habla de 'Narcos' y parece que es una cosa del pasado, pero el año pasado Colombia batió todos los récords de producción de cocaína, con casi mil toneladas. También se batió el récord de incautaciones. En cifras, es la guerra contra el narco con una intensidad que no se había visto nunca. Hemos estado con las fuerzas especiales en una operación, pero luego vamos a la parte ilegal y estamos en un laboratorio industrial que produce cien kilos de cocaína al día con hornos, microondas, centrifugadores... ahí en medio de la selva. Y examinamos cómo es el proceso de fabricación de la cocaína. Luego vemos esa cocaína llegar a México con un desembarco de prácticamente media tonelada de cocaína siendo descargada delante de nosotros.

Te autodefines como cobarde, pero no paras de meterte en todos los fregados y en el capítulo de "Venezuela secuestrada" preguntabas a alguien si se acostumbraba a ese clima de inseguridad, ¿te acostumbras tú a hacer este trabajo?

No, y no creo que nadie deba acostumbrarse. Si es cierto que muchas veces uno empieza a normalizarlo y eso no es nada bueno. Cuando estás en una entrevista con un narco piensas "esta entrevista está muy bien pero es que solo tiene diez kilos de cocaína y diez armas y vengo de ver a uno que tiene cuatrocientos kilos y treinta fusiles". En ese momento tienes que recordarte que con una bala, basta. Si ese tío piensa "es que no me estás ni escuchando", le basta con una bala. Entonces se normaliza a veces la situación, pero no hay que olvidarse nunca de dónde está uno. Por eso yo defiendo el miedo, te mantiene alerta. Las pocas veces que yo me relajo es por cansancio, porque es difícil producir esta serie. Vas de un país a otro y por eso a veces se normaliza un poco y no hay que hacerlo, porque esto es extraordinario por el privilegio de estar ahí, pero porque tampoco es normal y no debes acostumbrarte a que sea normal.

David Beriain en 'Clandestino'

David Beriain en 'Clandestino'

De todos los episodios, ¿cuál ha sido el más complicado de grabar?

Todos han tenido sus dificultades, pero uno de los más difíciles ocurrió cuando estuvimos tres meses en un hotel esperando una cosa que nunca sucedió, sin hacer otra cosa que esperar. Fue el de los "Herederos de Pablo Escobar" porque el acceso a los cárteles colombianos no ha sido fácil. Insisto, ¿en qué otro sitio estás ahí tres meses y no está tu jefe llamando para decirte que ya? Yo en tres meses no hice una mierda más que esperar, pero claro, en ese tiempo aunque no saliera eso, hice otra cosa igualmente fantástica. Al final es una cosa de paciencia, de empeño, de tiempo, de estar ahí.

Asusta que ves cosas de él en ti y ves cosas de ti en él

Cuando estás entrevistando a alguien que aparece en alguno de los capítulos, ¿se llega a sentir una especie entendimiento a quien tienes enfrente?

Yo tengo un privilegio muy grande, por la naturaleza de mi trabajo, porque no tengo que darme la distancia necesaria en el momento, me puedo dar el lujo de acercarme tanto que me queme y sentir lo que tenga que sentir en ese momento porque luego va a haber un proceso muy largo de edición, de meses, en los que me voy a enfriar y voy a poder calibrar el peso de mi propia experiencia.

Un proceso en el que por cierto, no estoy solo, está en manos de otras personas de mi equipo, que no han estado en el terreno y que pueden enfriar esa experiencia. Aquí tenemos lo mejor de la cercanía, de eliminar las barreras. Pero sí, el mayor miedo que siento al hacer esto no tiene nada que ver con el que te disparen, porque normalmente cuando te disparan no sientes miedo, sientes tensión porque el miedo necesita tiempo. El mayor miedo, el mayor abismo, es cuando te pones delante de una persona que ha matado a ochocientas personas, porque es su trabajo. Y te empieza a contar su historia, a ti te gustaría decir "aquí estoy yo, especie humana, y ahí estás tú, no tengo nada que ver contigo", pero si empiezas hablar con él, asusta que ves cosas de él en ti y ves cosas de ti en él.

David Beriain en 'Clandestino'

David Beriain en 'Clandestino'

Empiezas a hacerte preguntas incómodas y eso es jodido e interesante, porque en eso consiste la humanidad, porque a nuestro nivel, yo todos los días soy buena persona y un hijo de puta varias veces, soy las dos cosas. También se ven las cosas buenas que tiene la otra persona, y no justifican las malas y el problema es ese, que nos asusta la dualidad del alma humana, los grises, pero eso es la esencia del alma humana. La ficción lo ha entendido bien porque los personajes tienen esas cosas, cuando vemos 'Breaking Bad', vemos a Walter White y sentimos fascinación por él, envidia, asco, miedo, horror... y lo sentimos varias veces en todos los episodios, porque son humanos, porque han sabido abundar en los grises de la naturaleza humana.

Soy humano y nada de lo humano me resulta ajeno

¿Por qué la ficción sabe eso y nosotros los periodistas, que deberíamos ser los auténticos especialistas en los grises de la naturaleza humana parece que cada vez nos abonamos a una birrealidad de blancos y negros? Yo creo en los grises, creo que se puede encontrar humanidad hasta en el sitio más sórdido y esa es mi lucha, porque todo lo que se ve en 'Clandestino' contextualiza el por qué la gente hace lo que hace. Lo contrario es decir que están todos locos y eso es un acto de cobardía. Yo creo en lo que decía Terencio: "Soy humano y nada de lo humano me resulta ajeno".

A veces estas historias como las que cuentas en 'Clandestino' nos suenan demasiado lejanas, como al otro lado del charco, pero, ¿también ocurre muy cerca de nosotros?

Hemos estado por la mañana viendo a turistas españoles, americanos, ingleses comer pizza dónde comía pizza Julia Roberts en "Come, reza, ama" y después en la otra esquina ya estás con la camorra y hablan de cómo matan a gente. Impacta mucho porque es al lado de casa. Eso es algo que en Discovery queremos hacer más, traer 'Clandestino' más cerca de casa y dentro de poco, más pronto que tarde, después de esta temporada, habrá novedades sobre eso que no puedo desvelar.

Entonces, ¿hay asegurada tercera temporada de 'Clandestino'? ¿Tienes algún otro proyecto?

No lo sé, eso depende de Discovery, pero habrá sorpresas muy pronto. Y respecto a nuevos proyectos, veremos a ver...

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.
 
Antonio Lobato se sincera: "Lo que hacía en Telecinco no me llenaba. Estuve a punto de dejar el periodismo"Antonio Lobato se sincera: "Lo que hacía en Telecinco no me llenaba. Estuve a punto de dejar el periodismo"