Notificaciones

OPINIÓN

Crítica de 'Madres. Amor y vida' (T3): La misma fórmula de siempre que pide a gritos un cambio en su duración

Los 8 episodios de esta temporada apuestan por tratar temas poco explorados como la violencia obstétrica.

Fernando S. Palenzuela Jueves 23 Septiembre 2021 11:29

'Madres. Amor y vida' regresa a Amazon Prime Video el 23 de septiembre con su tercera temporada. La ficción da un giro en esta tanda tras el alta médica de algunos de los personajes de la temporada anterior, de modo que el hospital Los Arcos acoge a nuevos pacientes, nuevos padres y madres y nuevas tramas que centran sus episodios. Además, como novedad, esta temporada está formada por 8 capítulos, lo que supone un avance de cara al estiramiento de sus tramas.

Aida Folch y Ana Labordeta en la tercera temporada de 'Madres'

Aida Folch y Ana Labordeta en la tercera temporada de 'Madres'

Precisamente este punto es importante, dado que ya la serie de por sí, para cumplir con los cánones de Mediaset España, mantiene su duración de 75 minutos por episodio. Como ocurría con las dos temporadas anteriores, algunas tramas tenían un arco de recorrido de unos pocos episodios e incluso no llegaban a tener relación con el resto de historias, demostrando que habían sido creadas para rellenar metraje. La tercera temporada mejora en este ámbito, lo que puede permitir una mejor concentración de lo verdaderamente importante.

El primer episodio de la tercera temporada de 'Madres' asienta las bases de lo que está por llegar, mostrando cómo han evolucionado los personajes en el año que ha transcurrido desde el final de la segunda y con un espacio en el que la pandemia de coronavirus ha tenido lugar. Esto tiene un poco de presencia en los personajes, especialmente en Marian (Belén Rueda), quien vivió la enfermedad en sus propias carnes. Los ocho episodios que componen esta tanda se centran en dos tramas principales. La primera de ellas es el caso médico de Rubén (Uri Guitart), un adolescente de familia desestructurada que vive con Héctor (Carlos Bardem), su padre de acogida, y que sufre brotes psicóticos por su adicción a la marihuana. No obstante, el caso clínico no es lo más interesante de esta trama, sino el hecho de que Héctor es un padre soltero, algo que no se ha visto antes en 'Madres'.

Dando voz a la violencia obstétrica

Pero es la segunda trama central la que resulta más interesante de explorar. Raquel, a quien da vida Hiba Abouk, es una madre primeriza que da a luz en el hospital. Sin embargo, su parto acaba convirtiéndose en una pesadilla, puesto que el doctor Matute (Adrià Collado) no le consulta ninguna de las acciones que va realizando durante el alumbramiento, llegando a practicarle una episiotomía sin su consentimiento. Raquel ha sido víctima de violencia obstétrica, un tipo de violencia a la mujer que se encuentra muy silenciada y que, sorprendentemente, es una práctica muy habitual en nuestro país.

Hiba Abouk en la tercera temporada de 'Madres'

Hiba Abouk en la tercera temporada de 'Madres'

No es la primera vez que 'Madres' se acerca a la divulgación para tratar de educar a su audiencia en según qué temas. Si bien es cierto que en muchas ocasiones la evolución de las tramas resulta simple y predictiva, en otras sorprenden con su intención de concienciar, como ocurrió en la segunda tanda con la niña trans, la implicación del doctor trans y la asunción por parte de los padres. La serie producida por Alea Media tiene en su mano la posibilidad de repetir esto, que tan bien le funcionó, con la violencia obstétrica y así poner nombre al mal que muchas mujeres han sufrido y que les ha derivado en problemas posteriores como la incapacidad de ser lactantes o una depresión postparto. Es de agradecer que la serie apueste por dar voz a otros tipos de violencia que se encuentran ocultos y que, poco a poco, comienzan a tener su hueco en la ficción.

Cogidos con pinzas

Por otro lado, aunque Belén Rueda es un valor seguro en cuanto a interpretación, su presencia en el hospital carece de sentido tras el alta de su hija. En esta temporada se ha inscrito como voluntaria e incluso puede justificarse en cierto sentido por su vivencia con el Covid, pero termina por rozar el absurdo que supuso en la segunda temporada que Mila (Rosario Pardo) estuviera continuamente por los pasillos cuando su nieto no estaba ya ingresado. Algo mejor hilados se encuentran Luisa (Carmen Ruiz) y Antonio (Antonio Molero), puesto que ella regenta el restaurante de al lado y él sigue siendo auxiliar de enfermería. Sin embargo, la trama que comparten carece de gran interés, y es que sin Andy se encuentran totalmente desligados de Los Arcos, incluso pese a que su sobrino está ingresado, y sin la potencia a nivel de guion de las temporadas anteriores.

En lo que respecta a Olivia (Aida Folch), el cariz que ha tomado su personaje con su reciente maternidad, especialmente en solitario con la ausencia de Simón, le aporta un nuevo toque a la severa doctora. Sin duda, es el personaje que mejor ha mostrado su evolución, aunque quizá también del que había más por explorar. La llegada de su amiga íntima Raquel y su batalla legal con Los Arcos, en donde Olivia se encuentra en el medio, presenta una dualidad interesante en la pediatra entre la amistad y el sentimiento de ser madre frente a la profesión y el lugar en el que trabaja.

Belén Rueda junto a Uri Guitart en la tercera temporada de 'Madres'

Belén Rueda junto a Uri Guitart en la tercera temporada de 'Madres'

La tercera temporada de 'Madres. Amor y vida' se abre paso a un nuevo momento, cambiando de generación al no repetir ninguno de los pacientes antiguos. Sin embargo, mantiene su fórmula, y es que a momentos le cuesta sorprender y resultar novedosa, dando la sensación de que mucho de lo que expresa ya se ha visto, tanto a nivel de guion como técnico. Probablemente sería necesario un mayor giro en sus personajes, puesto que al final los pacientes o sus familiares no pueden mantener una trayectoria en la ficción de la misma longitud que los médicos. Además, otro de sus principales fallos radica en la dirección de los actores, algo ya visto en temporadas anteriores. En este caso, da especial rabia Carlos Bardem, quien no termina de dar con el punto de su personaje en determinados momentos, lo cual es una lástima pues es uno de los mayores reclamos de la temporada.

'Madres' sigue resultando una serie atractiva si te gusta el subgénero centrado en los hospitales y tiene algunos puntos ligados a la actualidad que son dignos de aplauso, pero se pierde en el hecho de que le falta ritmo y cierta vida. Aunque presenta una clara mejoría desde sus inicios, lo cierto es que su metraje sigue siendo su mayor enemigo. Sin embargo, sigue intentando abrirse paso con tramas potentes, lo que dota de esperanza la posibilidad de que de cara a su cuarta temporada haya enmendado algunos de sus errores.

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.
 
David Flores, hijo de Rocío Carrasco, pide un año de cárcel para ellaDavid Flores, hijo de Rocío Carrasco, pide un año de cárcel para ella