Notificaciones

OPINIÓN

Crítica de 'Fundación': Cómo hacer que un clásico de la ciencia ficción huela a nuevo

La saga de Isaac Asimov se revisa para Apple TV+ manteniendo la profundidad de muchos de sus rasgos distintivos y ganando la espectacularidad propia de su showrunner, David S. Goyer.

Óscar Arenas Viernes 24 Septiembre 2021 10:25

A pesar de ser una auténtica piedra angular del género de la ciencia ficción, la obra de Isaac Asimov no ha sido tan adaptada al audiovisual como podría. El autor se prodigaba con una densa documentación científica y elaborados conceptos que probablemente hayan parecido excesivamente complejos para muchos productores con el dinero necesario para llevar a cabo proyectos basados en ellos. Ha tenido que llegar el experto en grandes y espectaculares producciones (aunque de desigual fortuna), David S. Goyer, para capitanear el impensable proyecto de adaptar "Fundación", la más aclamada saga de novelas del estadounidense de origen ruso. El resultado es una serie que respeta algunas premisas y el tono del material original, al tiempo que aligera y moderniza otros aspectos, siempre sacándole a todo el máximo partido visual para dar lugar a un cóctel que cuenta con el sello de aprobación de Robyn Asimov, la hija del legendario escritor, que hace de productora ejecutiva.

Jared Harris como el inspirador y taimado Hari Seldon de 'Fundación'

Jared Harris como el inspirador y taimado Hari Seldon de 'Fundación'

En esta versión de 'Fundación' estrenada en AppleTV+ este 24 de septiembre, la humanidad se ha expandido por un gran número de planetas y está dominada por un Imperio Galáctico en pleno apogeo. Dicho Imperio está gobernado por una tríada de emperadores, todos ellos clones perfectos aunque en una edad diferente del próspero Cleon II, que dio origen a esta particular dinastía y estabilizó sus dominios. Tras miles de años de historia, nada parece augurar malos tiempos para estos gobernantes, pero el científico Hari Seldon (Jared Harris) se atreve a afirmar lo contrario. Gracias a una nueva ciencia desarrollada por él y conocida como "psicohistoria", la cual es capaz de predecir los sucesos de grandes masas de población, asegura que el Imperio va a entrar en decadencia, condenando a la humanidad a una época oscura. Es por ello que pide poner en marcha el proyecto Fundación, por el que se recopilaría el saber humano para que la siguiente civilización tenga facilidad para establecerse y prosperar, pero que realmente oculta las manipulaciones y meticulosas planificaciones del propio Seldon.

La ceremoniosa y necesaria presentación

Este punto de partida oculta numerosas ramificaciones y un universo inabarcable repleto de conceptos, habitualmente anclados a una ciencia bien apuntalada. Por ello no es de extrañar que, tras un inicio impactante, se sucedan algunos capítulos más reflexivos y pausados, que tratan de fijar las reglas de este universo y la psicología de los personajes. Es cierto que en algunos de estos puntos la trama se detiene para dejar paso a esta reflexión, e incluso en ocasiones llegan al extremo de regresar a contarnos hechos que se habían sobreentendido por elipsis. Sin embargo, este desarrollo contribuye a presentarnos y ampliar el repertorio de ideas originales y personajes cautivadores del que hace gala la serie, por lo que consigue mantener la atención sin hacerse molesto a pesar de que no se estén produciendo avances significativos.

Reunión de emperadores en 'Fundación'

Reunión de emperadores en 'Fundación'

Un ejemplo claro de estos momentos está en las abundantes disertaciones que se producen en los primeros capítulos entre los tres emperadores. Las tranquilas pero anómalas y frías conversaciones entre estos tres seres únicos pero iguales nos acercan a la particular concepción psicológica que se hace de ellos y a su perspectiva sobre el poder. Todo ello apoyado en el extraordinario talento de sus actores, especialmente de un Lee Pace que, por la naturaleza clónica de estos gobernantes, llega a encarnar a varios emperadores en momentos diferentes de su vida, consiguiendo reflejar con su actuación la personalidad particular de cada uno de ellos sin despeinarse (casi literalmente).

Repensando referentes

Daniel MacPherson y Leah Harvey pertrechados como Hugo y Salvor en 'Fundación'

Daniel MacPherson y Leah Harvey pertrechados como Hugo y Salvor en 'Fundación'

Los emperadores suponen uno de los conceptos originales de la serie, probablemente creado de la necesidad de asociar a ella rostros identificables que puedan perdurar los miles de años que pretende abarcar la ficción, pero que acaban funcionando orgánicamente con otros conceptos extraídos de la obra de Asimov. La necesidad de tener protagonistas fijos y caras reconocibles lleva también a desarrollar otros personajes mucho más que en las novelas, y a fusionarlos y estirar su participación. También se han potenciado algunos conflictos e introducido más acción, resultando en una obra que se va despegando progresivamente de su referente literario según avanzan los capítulos, pero que crea un universo sostenido por dilemas y conceptos similares a su fuente, con un tono parecido e ingredientes nuevos para atraer al gran público.

Probablemente, los lectores acérrimos de "Fundación" debatirán si estas variaciones son preceptivas o pervierten la naturaleza de la saga, pero uno de los cambios más notables que sin duda era necesario es la introducción de una mayor diversidad en el elenco. De un material original que presenta un universo rico y amplio pero, de forma paradójica, abrumadoramente masculino, pasamos a esta producción en la que que hay personajes femeninos determinantes y complejos. El ejemplo más destacado es el de Gaal Dornick, la matemática a la que interpreta con pasión Lou Llobell, que demuestra una gran independencia de los juegos de su mentor, Seldon, y un rico mundo interior lleno de contradicciones e inteligencia. Eso sin desmerecer la excelente actuación de Laura Birn como la sirvienta imperial Demerzel o la dura guardiana Salvor a la que interpreta Leah Harvey, que conforman una galaxia más feminista sin necesidad de mensajes explícitos que desvíen los mensajes de la trama.

Entre lo estético y lo ético

Uno de los esfuerzos más notables que se ha realizado para hacer que una historia tan complicada como ésta funcione en este nuevo formato es el que tiene que ver con los efectos visuales. La tecnología avanzada, las arquitecturas imposibles o la parafernalia del Imperio Galáctico lucen con los signos distintitivos de su universo propio al tiempo que beben de referentes como las sagas Star Trek o Star Wars, a las que igualan en sus logros más recientes, ofreciendo un espectáculo visual de primer nivel que ayuda al espectador a sumergirse en la grandeza de la ficción.

Gaal explora el espacio de 'Fundación'

Gaal explora el espacio de 'Fundación'

Con esta ambientación tan lograda como catalizador, la trama se va adentrando en reflexiones sobre la ciencia y sus posibilidades que, de forma inesperada, acaban también alcanzando a la religión. Ambos polos, presentados como opuestos en un principio a través de la historia de Gaal, poco a poco se van entrelazando, intercambiando su impacto para diversos personajes y la forma en que se las usa. La fe y el método científico luchan y al tiempo se ayudan en esta ficción, cambiando en ocasiones de bando y mostrando un debate que está lejos de resolverse, igual que la propia historia.

¿Hasta el infinito y más allá...?

Gaal Dornick, interpretada por Lou Llobell en 'Fundación'

Gaal Dornick, interpretada por Lou Llobell en 'Fundación'

Y es que los 10 episodios que han comenzado a emitirse con un doble estreno y que conforman esta primera temporada parecen apenas una pequeña parte de una idea tan faraónica como la propia Fundación de Hari Seldon, ya que este proyecto de AppleTV+ parece enormemente ambicioso y podría abarcar un gran número de temporadas hasta su desenlace. No obstante, a pesar de representar sólo un inicio de una larga carrera por el futuro de la humanidad, esta temporada ya termina con un desenlace muy satisfactorio, ya que acelera su ritmo en el último trecho hasta una colisión final espectacular que promete enredos y desafíos para el futuro. Todo ello teniendo en cuenta que estos episodios ya son todo un logro, a nivel visual, argumental, de desarrollo de personajes y del esfuerzo que supone adaptar un relato tan intrincado a un medio para el que no ha nacido.

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.
 
Increpan a Lydia Lozano por su cobertura en La Palma: "Muy fuerte que busques gente que lo esté pasando mal"Increpan a Lydia Lozano por su cobertura en La Palma: "Muy fuerte que busques gente que lo esté pasando mal"