Notificaciones

ENTREVISTA 'PERDIDOS EN...'

Familia Recuero-Oliva: "Hemos llegado a sentir vergüenza ajena al vernos"

La familia asegura que volverá a visitar a la tribu de los mentawai, aunque antes tienen otros compromisos que cumplir, como casarse.

Redacción Viernes 10 Julio 2009 08:30

Los Recuero-Oliva son el vivo ejemplo de una familia humilde marcada por el pasado. Una temprana maternidad y una separación traumática han hecho de Sonia una mujer de armas tomar. Luismi llegó a sus vidas hace 2 años y todavía no ha conseguido acostumbrarse a su carácter y a su excesiva sinceridad...

Integrarse en una tribu ha resultado para ellos un auténtico reto, aunque al final ha tenido su recompensa. Fueron los toledanos los que más sufrieron a la espera de conocer el veredicto último del jefe mentawai y también los que lo celebraron con mayor entusiasmo. En un emotivo consejo final los Recuero-Oliva vieron cumplido su sueño de convertirse en mentawai.

FórmulaTV.com ha recopilado las respuestas más significativas del encuentro digital que la familia Recuero-Oliva ha mantenido con los internautas a través de la web de Cuatro.

¿Cómo os sentis después de vivir durante 21 días inmersos en la tribu mentawai?

En parte extraños porque hemos vivido algo muy difícil y que nunca te plantearías vivir. Somos conscientes de que es algo que siempre quedará en nuestras vidas y nos ha dejado un sello imborrable.

¿Qué os llevó a tomar parte en esta gran aventura?

Ventura fue el artífice de convencernos a todos para ir a una aventura que ni sabíamos cuál era. Sólo pensamos en vivir una experiencia nueva los cuatro juntos.

¿Qué fue lo que se os pasó por la cabeza la primera vez que visteis a la tribu?

¡Dónde nos hemos metido! Por una parte miedo y por otra curiosidad de ver cómo vivía esa gente.

Tras ver el programa por televisión, ¿creéis merecido el premio?

Sí, creo que las tres familias lo hemos tenido difícil aunque algunos más que otros por el entorno, la tribu y sus costumbres. Vivir 21 días con la tribu y estar allí se merece un premio, no obstante, para nosotros el premio ha sido haber tenido la oportunidad de vivir con ellos y conocer a esta gente maravillosa.

En ocasiones los nervios han podido con vosotros, sobre todo, con Sonia y Ventura.

En ésta vida hay que poner cosas en una balanza, me refiero a lo bueno y a lo malo y ellos tienen más cosas buenas que malas, como cualquier otra persona. (Sonia:) Sí, tengo un pronto muy malo, pero a los 10 minutos no soy nadie. Luismi tiene el cielo ganado, no sólo por aguantarnos sino por lo buena persona que es.

¿Por qué en un determinado momento accedéis a usar un taparrabo? ¿En qué pensásteis?

Simplemente no lo pensamos. Lo hicismos con naturalidad ya que queríamos experimentar, saber que se sentía vistiendo como ellos.

¿Os arrepentís de algo después de veros? ¿Os ha unido más como familia vivir esta experiencia?

Desde que nos hemos visto en el programa hemos aprendido el daño que podemos hacer al hablarnos de esa forma. Si vivimos alguna otra situación límite creemos que nos comportaremos de otra forma, sobre todo, con respeto. Sin duda ahora estamos más unidos.

En la última entrega Sonia, dijiste que si pudieras volverías a la tribu. ¿Lo dijiste de corazón?

Lo dije de corazón, a día de hoy sigo pensando en ir a visitarlos en el momento que pueda.

Venturas, tú has sufrido mucho con los animales...

Echo mucho de menos a toda la tribu, viendo el último programa no pude dejar de llorar al verlos en la tele y no estar a su lado.

Luismi constantemente Ventura y Jonhy te decían que no eran tus hijos. ¿Duele que se lo recuerden a uno todo el tiempo?

Sí, que me duele, pero admito que no soy su padre pero los protejo y quiero como si fueran míos. Este programa nos ha unido mucho y nos ha ayudado a ver nuestros errores. Nuestro premio lo vamos a disfrutar y parte de él irá destinado a volver a Indonesia con los mentawai y llevarles cosas necesarias para ellos.

¿Echaréis algo de menos de la Tribu?

Todo en general... tanto a las personas como el entorno y sus costumbres.

¿Cuál ha sido el peor y el mejor momento de esa experiencia?

El peor... el día del sacrificio del cerdo y el mejor... hemos tenido muchos momentos buenos: cuando el cuento, la boda, en el río, cazando, reuniones por la noche, jugando con los niños... Sería muy difícil escoger un momento, nos quedamos con todos.

¿Tenéis intención alguna de casaros tambén en España?

Ya estamos preparando todo para celebrar nuestra boda con familia y amigos. La boda mentawai fue importante para ellos y también para nosotros porque así compartimos algo muy especial con ellos. Para nosotros ya son parte de nuestra familia.

¿Qué ha sido lo más llamativo? ¿Lo más raro de sus costumbres?

Que la edad se valora. En Occidente la gran mayoría de la gente a las personas mayores casi ni se les escucha pero allí son a los que más respeto tienen y más atención se les pone.

¿Qué sensación se os ha quedado tras veros en el programa?

Algunas veces incómodos y con vergüenza ajena pero son situaciones que no puedes controlar. Cuando estás al límite no sabes cómo vas a reaccionar y cuando te ves por televisión te das cuenta de lo que has hecho, pero no en el momento que lo vives.

¿Qué tal lleváis la repercusión del programa? ¿Y las críticas?

En ocasiones y siempre desde el respeto han sido justas, pero otras muchas no. Creo que la gente se ha cebado un poco con nosotros.

¿Qué habéis apendido de vuestro paso por 'Perdidos en la tribu'?

Que sin tener nada se puede ser feliz, que aún viviendo mucha gente en la misma casa, siendo todos familia, se tienen respeto y se escucha y no hay rencor; cuidan unos de otros y pase lo que pase siempre con una sonrisa.

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.
 
Vanessa Martyn sustituirá a Sandra Daviú en 'El diario' en veranoVanessa Martyn sustituirá a Sandra Daviú en 'El diario' en verano