Notificaciones

DESPUÉS DEL EUROBASKET

laSexta estrena 'Shark', su nueva serie de abogados

James Wood es el protagonista de esta nueva serie, encarnando a un cínico y despiadado fiscal. Spike Lee dirige el episodio piloto, que consiguió más de 14 millones en su estreno en Estados Unidos.

Redacción Jueves 13 Septiembre 2007 08:57

"Un juicio es la guerra y perder es la muerte; ganar es lo único que importa"; "la verdad es relativa, escoge una que te funcione"; "en un juicio con jurado solo hay 12 opiniones que importan y la tuya no es una de ellas" o "vuestro trabajo es ganar, la justicia es cosa de Dios" son algunas de las reglas por las que se rige un cínico, despiadado y al mismo tiempo brillante James Wood en su papel en 'Shark', la serie de abogados que laSexta estrenará hoy, a las 23.15 horas.

Más de 14 millones de espectadores siguen la serie en EE.UU. y personas de 58 países de todo el mundo permanecen en vilo cada semana para no perderse los casos de este peculiar fiscal.

Creado por Ian Biederman, el episodio piloto de este drama judicial fue dirigido por Spike Lee, quien contó con Rick Fox, actor y ex jugador de los Lakers, como artista invitado para realizar un cameo en su estreno. Brian Grazer (El código DaVinci) es el encargado de la producción de Shark.

Shark es la historia de Sebastian Stark, un abogado que, tras vivir una gran decepción con un caso que lo lleva a sentirse culpable de la muerte de una mujer, decide aceptar la oferta del alcalde de Los Ángeles para trabajar en la oficina del fiscal. A pesar de que en un primer momento la proposición le pareció imposible: "me meriendo a los fiscales; son la base de mi dieta"-suele decir-, Stark acepta el reto pero no cambia de estilo. Su fama de ser el mejor abogado defensor de Los Ángeles lo ha llevado a ganarse el apodo de Shark (tiburón). El hecho de pasarse al otro lado de la justicia (la oficina del fiscal) no ha alterado su manera de enfrentarse a sus adversarios. "Dame una buena pista, yo nunca pierdo"

El primer episodio comienza con la exposición de los alegatos finales de Stark en favor de un personaje famoso, Gordie Brock (Tony Daly), a quien se le acusa de intentar matar a su mujer. Stark desarrolla su discurso en un marco de elocuencia, encanto y sinceridad propia de un manipulador nato. Tras el veredicto favorable para el abogado, éste se permite la libertad de burlarse de la fiscal que llevaba el caso Jessica Devlin (Jeri Ryan), sin conocer que ésta sería su futura jefa.

Cuando varios días más tarde se entera de que Gordie Brock, su cliente absuelto, ha matado a su mujer, la arrogancia de la que hacía gala desaparece para sumirse en un sentimiento de culpa que logrará disiparse cuando acepte la oferta del alcalde de Los Ángeles, que le ofrece pasar a formar parte del equipo de fiscales, trabajando como jefe de la nueva unidad de delitos de alto perfil. Su misión será ahora vencer a otros abogados tan despiadados y preparados como él.

Jessica, posiblemente influida por su mala experiencia con Stark en los tribunales y guiada por su desprecio a las técnicas que su colega practica en el terreno de la abogacía, decide instalar su despacho en un sótano muy poco acogedor. Además, le asigna un equipo de inexpertos letrados de diferentes etnias que deberán aprender a aceptar que, a pesar de que ahora trabaja para los buenos, Stark no tiene ninguna intención de cambiar su forma de hacer las cosas.

Stark trabajará con Casey Woodland (Samuel Page), un joven y arrogante letrado que proviene de un entorno privilegiado, Raina Troy (Sophina Brown) una abogada inteligente, objetiva y perfeccionista, Martin Allende (Alexis Cruz), un chico del sur de Los Ángeles que confía en su cultura e intelectualidad y con Madeline Poe (Sarah Carter), una joven con ganas de comerse el mundo. "Si quieres ser monja vete a un convento; si quieres ganar ponte una tirita en el corazón y haz lo que te digo" o "Solo hay sitio para un líder en este equipo" son las perlas que Stark guarda para su joven grupo de aprendices.

El contacto de Stark con las leyes no se limita al ámbito exclusivamente laboral; Shark debe enfrentarse a la vista por la custodia de su hija de 16 años, Julia (Danielle Panabaker), quien se encuentra en la difícil situación de elegir entre quedarse con su padre en Los Ángeles, o mudarse con su madre a Nueva York. Su decisión aporta tanto suspense como el veredicto de su primer caso.

Tras ser el elegido para cuidar de su hija, Shark se convierte en Sebastian, un hombre divorciado y padre de una chica de dieciséis años a la que intenta apoyar en todo lo posible al tiempo que procura no descuidar jamás su trabajo. Para ello cuenta con una sala totalmente equipada y que simula un tribunal real, donde ensaya los fulminantes discursos que acaban con cualquiera que se atreva a enfrentarse a él.

El talento de James Wood, actor nominado varias veces a los Oscar, el sólido guión, la originalidad de los casos planteados y el apoyo de las interpretaciones del resto del reparto han sido los factores clave para el éxito de esta serie en la cadena norteamericana CBS.

Shark y su equipo...

Sebastian Stark es un letrado carismático, prepotente y con grandes dotes de elocuencia que presume de lograr siempre la victoria en los juzgados. "Lo reconozco, soy muy bueno", y es que Stark sabe persuadir, intimidar y lanzar su discurso mejor que nadie, sin embargo, en el terreno familiar no se desenvuelve con tanta soltura.

Divorciado y con una hija de 16 años a su cargo, tratará de adaptarse a los nuevos aspectos de su vida lo mejor posible, aunque cuidar de su hija no es lo que mejor se le da. Según él mismo reconoce: "todos esos años en que he sido un padre irresponsable me he convertido en un hijoputa de abogado"

No solo es su aspecto personal el que ha dado un giro radical, también el laboral ha cambiado por completo. Tras defender a un costoso cliente acusado de intentar matar a su mujer y de que éste saliera absuelto, el sospechoso termina cometiendo su crimen y Stark se sume en una crisis de conciencia. Este sentimiento le lleva a aceptar la propuesta del alcalde de Los Ángeles de trabajar para la oficina del fiscal, algo que no le hará cambiar su dura forma de enfrentarse a los casos.

Jessica Devlin, antigua rival de Stark en los pleitos y enemiga de sus oscuras artimañas, se convertirá en la jefa del nuevo miembro de la fiscalía. Stark deberá demostrar a la sociedad que ahora está de parte de los buenos.

El actor James Wood ha sido nominado dos veces a los Óscar por su trabajo en las películas Fantasmas del Pasado y Salvador. También ha participado en otras obras relevantes en el mundo del cine como Érase una vez en América, Contra todo riesgo, Casino, Sólo ante la ley o Las Vírgenes suicidas. Es en esta serie donde Woods realiza su mejor interpretación para la pequeña pantalla.

Jeri Ryan da vida a Jessica Devlin, una ambiciosa y también carismática fiscal que debe trabajar con Shark pese a haber sido su peor enemigo en los juzgados durante años. Pero ella tiene sus armas para hacerle pagar todo lo que ha sufrido y le instala en un despacho muy poco acogedor con un equipo de inexpertos abogados recién salidos de la universidad. Stark pondrá al límite la paciencia de Jessica en cada caso rozando los límites de la legalidad y enfrentando a la oficina del fiscal con organismos tan importantes como la policía de Los Ángeles

Casey Woodland, papel interpretado por Samuel Page, forma parte del nuevo equipo que trabajará bajo las órdenes de Shark. Este joven letrado, que proviene de un entorno privilegiado, presume de sus habilidades para ejercer el cargo de fiscal convirtiéndole en un ser arrogante y egocéntrico.

Sophina Brown encarna a Raina Troy, otro de los fichajes de la oficina del fiscal para que colabore con Sebastian Stark. Esta abogada es inteligente, pragmática, objetiva y nunca descuida el plano laboral. Su necesidad de realizar absolutamente todo perfecto la lleva a ser excesivamente dura en su trabajo, sin importarle el tiempo que dedica a cada caso.

Alexis Cruz interpreta a Martin Allende, otro de los miembros del equipo que trabajan con Shark. Este joven abogado procedente del sur de Los Ángeles, confía en su cultura e intelectualidad para encontrar la manera de conseguir la victoria en cada caso que se le plantea.

Sarah Carter es Madeleine Poe, una joven con ganas de comerse el mundo que decide unirse al equipo de Stark y así aprender de los mejores maestros.

Danielle Panabaker interpreta a Julie, la única hija de Sebastian Stark y su ojo derecho. En el juicio por su custodia, un Stark derrotado de antemano se lleva la mayor sorpresa de su vida cuando su hija lo elige a él para quedarse a su lado. La razón: él la necesita más que a nadie. Julie tratará de hacer ver a su padre que ya no es una niña.

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.
 
Las películas de fin de semana aprovechan para sacar audiencia a costa del caso MadeleineLas películas de fin de semana aprovechan para sacar audiencia a costa del caso Madeleine