Notificaciones

ENTREVISTA FORMULATV.COM

Begoña Rodrigo: "Los jueces de 'Top Chef' han sido siempre muy correctos, esperaba más miga en sus valoraciones"

La ganadora de 'Top Chef' afirma haber echado "muy en falta" razones objetivas por las que los platos no estaban bien ejecutados. "Me hubiera gustado un poco más de conocimiento y razones de peso".

Xabier Migelez / Sandra Fernández Viernes 20 Diciembre 2013 10:05

Después de once semanas de esfuerzo y cocina al límite, Begoña Rodrigo ha sido la persona que ha reunido todos y cada uno de los requisitos para convertirse por derecho propio en la primera 'Top Chef' de España. La valenciana se imponía en la última prueba a Antonio Arrabal, después de que el jurado del programa eliminara a Miguel Cobo.

Begoña se muestra encantada de su paso por el programa. Entró con el objetivo de ganar y poco a poco logró ir superando a sus compañeros. "Mucha gente dice que entra en el concurso a vivir una experiencia pero yo no dejo mi negocio solo ni a mi niño con diez meses por vivir una experiencia personal", reconoce la chef.

Begoña Rodrigo asegura que esperaba unos jueces más duros e incluso ha echado en falta razones de peso a la hora de realizar sus valoraciones. "Me hubiera gustado un poco más de conocimiento y razones de peso", a lo que que añade "lo que me molestaba es que se dijera que un plato no estaba bueno sin más. Si tú das las razones por las que no te parece que esté bueno, entonces vale. Si yo tuviera que juzgar lo haría de esta manera", reconoce.

¿Qué ha supuesto para ti 'Top Chef'? ¿Qué destacarías de este programa?

Principalmente, me ha dado mucha seguridad en mí misma con respecto a la cocina. Me ha ofrecido la oportunidad de ver cuáles son mis carencias y de ver las cosas que necesito mejorar. Además, me ha dado la oportunidad de trabajar con un equipo de personas que comparten la misma pasión y tienen la misma entrega que yo, algo que nunca había hecho. Y lo mejor, desde luego, ha sido conocer a los "Mosqueteros" con los que he creado una relación de amistad tan bonita como la que tenemos.

Begoña Rodrigo, ganadora de 'Top Chef'

Begoña Rodrigo, ganadora de 'Top Chef'

Entraste en 'Top Chef' para ganar y para demostrar tu valía. Para ti el programa no ha sido una simple experiencia. Dejaste claro desde el principio que no dejabas a tu niño y a tu negocio sólo por jugar...

Sí, desde luego. Mucha gente dice que entra en el concurso a vivir una experiencia pero yo no dejo mi negocio solo ni a mi niño con diez meses solo por vivir una experiencia personal. Desde luego que iba dispuesta a ganar y tenía esa intención desde el primer programa, sino no hubiera ido.

"Estoy muy contenta con la proyección que se ha hecho de mí a lo largo del programa"
La última prueba se desarrollo en el marco incomparable del Restaurante Teatriz. ¿Fue complicado cocinar delante de vuestros familiares y compañeros? ¿Aumentó todavía más la presión y los nervios del momento?

Sí. Cuando se abrió el telón y vimos a todos nuestros familiares, nos alegramos mucho pero, por otro lado, subió el nerviosismo porque cocinar para los tuyos da mucho respeto. Después, aparecieron los chefs que yo personalmente admiro y sigo desde hace años. Con ellos he aprendido a cocinar, he ido a sus restaurantes, he visto sus evoluciones, he intentado seguir toda su trayectoria... Cuando supe que tenía que cocinar para ellos, para mí fue una de las pruebas más difíciles que he tenido nunca porque siempre tienes una responsabilidad hacia ti mismo de hacerlo muy bien. En ese momento, ya no era cuestión de ganar, era cuestión de estar a la altura delante de gente muy importante que me ha enseñado mucho. Fue muy estresante.

Vuestro objetivo era que los "Mosqueteros" llegaseis unidos hasta la final pero ¿érais conscientes de que tendríais que acabar siendo rivales?

Se puede ver como una competición donde solo se quiere ganar pero a la hora de llegar a la final yo prefiero quedarme con mis amigos porque si gana uno de ellos, siempre me voy a alegrar más que si gana cualquier otra persona.

"Hay muchos prejuicios a la hora de ofrecerte un puesto de trabajo en la cocina por el simple hecho de ser madre"
Supongo que has seguido el programa por televisión. ¿Cómo has visto las reacciones y los comentarios que por detrás hacían de vuestros platos Susi, Alberto y Ángel?

Sinceramente, siempre creí que iba a haber mucha más controversia. Cuando he visto los comentarios que hacían sobre los platos casi siempre estaban de acuerdo en todo, nunca han tenido demasiados problemas en decidir cuál les ha gustado más. Siempre han sido muy correctos, esperaba más miga en sus valoraciones. Me han llamado más la atención los comentarios de mis compañeros en los totales porque son cosas que nosotros no veíamos.

¿Ha cambiado tu opinión, la percepción que tenías de los chefs del jurado tras haberlos conocido?

Mi manera de aprender es yendo a los restaurantes y probar lo que allí se ofrece. He tenido la suerte de ir a los restaurantes y poder conocer a muchos jefes de cocina o a muchos de los cocineros que han pasado por el programa y les tengo mucho respeto por el trabajo que hacen. Ángel ha sido el que más he seguido la trayectoria y no ha cambiado nada mi punto de vista con respecto a él. Como persona me parece un tío encantador. A Susi y a Alberto les seguía menos pero no veo en ellos ninguna parte mediática. Todos son cocineros para mí.

Begoña junto a los "Mosqueteros" Miguel y Antonio Arrabal

Begoña junto a los "Mosqueteros" Miguel y Antonio Arrabal

¿Cómo describirías el momento en el que Miguel queda fuera de la final y os abrazáis dejando a un lado las cámaras?

Miguel nos ha dado el momentazo de los doce programas. Miguel es un tío muy de verdad y tiene siempre esa apariencia un poco macarra y por eso nos sorprendió mucho a todos que hiciera esa declaración de sentimientos. Nosotros estábamos totalmente rendidos a sus pies. Él desde el principio pensaba que se iba a ir en el tercer programa y ha llegado prácticamente hasta el final. Al ser el más joven de los tres siempre decía que tenía una carrera por delante y que estaba muy agradecido por haber llegado hasta allí. Estar con nosotros en la final le encantó, estaba muy agradecido de todo lo que había pasado y todo ello lo transmitió muy de verdad. Llama la atención porque es complicado que hoy en día las cosas sean tan reales.

"Ahora mismo ya estamos cogiendo reservas para mayo y junio en mi restaurante La Salita"
A lo largo del programa has dicho que la carta de tu restaurante La Salita (Valencia) cambia cada diez días aproximadamente, que te gusta innovar y sorprender a todas aquellas personas que se acercan a degustar vuestros platos. ¿ Tienes la sensación de haber podido mostrar tanto al jurado como a los espectadores esa cocina de Begoña?

A grandes rasgos, sí. He hecho algunos platos en los que se ha visto muy identificada mi cocina pero, debido al tiempo que teníamos, no se ha visto otra parte de cocina que es de cocciones, de guisotes... Pero estoy muy contenta con la proyección que se ha hecho de mí a lo largo del programa porque toda la gente que viene a mi restaurante me ha dicho que tengo una actitud muy profesional. Para mí es muy importante que me tomen en serio como cocinera y ese era mi reto en el programa. Estoy muy involucrada con lo que hago, la cocina es mi modo de vida y así es como lo que transmitido. Creo que siempre que he tenido tiempo y la oportunidad para hacer algo con lo que poder expresarme, lo he hecho.

Revindicabas, como no podía ser de otra manera, el lugar de la mujer en la alta cocina.

Claro, nosotras tenemos que seguir peleando por ello. Ya visteis que en el jurado de la final sólo eran hombres los que tenían estrellas Michelin, exceptuando a Susi pero en general, en España y en el mundo, priman los hombres. Hay muchas segundas de cocina pero es complicado combinar la vida privada con la laboral pero no imposible. Yo, como muchas otras, soy una muestra de ello. Es verdad que, a veces, tenemos que demostrar un poco más por el tema de ser madres. Siempre tienen muchos más prejuicios a la hora de ofrecerte un puesto de trabajo en la cocina y contra todo eso hay que pelear.

Mi formación como cocinera empezó en Holanda donde comencé limpiando platos y haciendo desayunos y acabé como jefa de cocina y ese tipo de promoción hubiese sido muy complicada conseguirla en España. Creo que aquí, de la misma forma, no se puede conseguir una posición como la que yo conseguí allí.

Begoña Rodrigo junto al resto de sus compañeros y jueces de 'Top Chef'

Begoña Rodrigo junto al resto de sus compañeros y jueces de 'Top Chef'

¿Estás viviendo en primera persona los efectos de la popularidad? ¿Hay gente que se pasa por tu restaurante y pregunta por ti?

Sí. Estamos en temporada alta y el restaurante siempre está lleno en la época de Navidades pero ahora mismo ya estamos cogiendo reservas para mayo y junio. Lo que más me ha sorprendido es la cantidad de niños que están interesados, aún siendo un programa que se emite casi a las once de la noche. Eso, me flipa. Los niños han seguido el programa y esto es un cambio que necesitaba la cocina, que se viera desde otro punto de vista. La cocina no es solo cocinar, es conocer que hay detrás de los productos y jugar con miles de variaciones y parece que los niños lo están viendo. Para mi, que los niños quieran conocerme o venir a cenar a mi restaurante, me parece alucinante.

"'Top Chef' me ha dado la oportunidad de trabajar con un equipo de personas que comparten la misma pasión que yo"
¿Te verías capaz de juzgar a los demás igual que lo han hecho contigo?

Para mí, juzgar no es nada negativo. Siempre que me he quejado, con la frase mítica de "tu cara es mejorable" o cuando vinieron los jueces a lo del Marqués de Griñón, es porque he dado mi opinión. A mí no me sirve que se pongan delante de un plato y digan esto me gusta o esto no me gusta, lo que quiero es que valoren el plato y me digan por qué está mal ejecutado, si la textura no está bien o la salsa está mal ligada, ese tipo de cosas son las que yo he echado en falta. Si hay un jurado de cocineros delante, ellos tienen la capacidad de decir por qué está bien o está mal un determinado plato y el que lo ha cocinado puede decirles si tienen razón o el porqué de cómo lo ha hecho. A mí me parecía que se tenía que hacer así. Lo que me molestaba es que se dijera que no estaba bueno sin más. No estaría bueno para ti, para mí sí. Si tú das las razones por las que no te parece que esté bueno, entonces sí. Si yo tuviera que juzgar lo haría de esta manera. Es algo que yo he echado muy en falta, me hubiera gustado un poco más de conocimiento y razones de peso.

¿En cuánto tiempo se grabó todo el programa?

El programa se grabó en cinco semanas. Hubo días, como el de las tartas, que empezamos a grabar a las seis de la mañana y acabamos a las cinco del día siguiente, fueron veintidos horas de grabación. Por eso, hemos soltado alguna frase fuera de lugar producto del estrés. Decir que ha habido mal ambiente me parece una falta de respeto hacia todos, en general, porque nos lo hemos currado. Me sorprendió mucho este hecho y me retiré de las redes sociales porque no me gustó que me atacaran con algo que no había hecho, pero tuve que volver porque había gente que me estaba apoyando y no se merecía ese feo por mi parte. Ha habido cosas que no se han sacado y lo que queremos es que la gente se enamore de la cocina. Para el corazón ya hay otros programas.

Begoña con el galardón de vencedora de 'Top Chef'

Begoña con el galardón de vencedora de 'Top Chef'

Gracias a programas como 'Top Chef o 'MasterChef' la cocina está, por fin, en el prime time de las grandes cadenas. ¿Lo ves como algo positivo o todo tiene su parte negativa?

Lo bueno de estos programas es que se vea lo que es la cocina, la tensión, el estrés... De esta manera, la gente puede valorar lo que les cobran por un menú. Es importante que el público vea que el trabajo que hay detrás de un cocinero es un trabajo muy profesional, muy metódico que lleva muchas horas. Que se vea todo esto es muy positivo para la gastronomía en general.

"Creía que habría mucha más controversia con las valoraciones del jurado de 'Top Chef'
En la final se te veía feliz y radiante.

Sí, estaba muy feliz. Muchos días, cuando acabábamos la grabación, nos íbamos a tomar una cervecita los cuatro [Miguel, Antonio, Javier y Begoña] y siempre soñábamos poder estar juntos en la final. Batirnos el título fue una sensación maravillosa. Cuando yo gané, para mí significó muchas cosas. No me gusta contar penas, pero para mí fue algo personal, fue un regalo que me regalaba a mí misma. Durante toda mi vida siempre he hecho cosas intentando beneficiar a los demás. Este era un regalo mío pero, evidentemente, con la ayuda de todo el equipo que siempre ha estado conmigo. Gracias a la gente que ha estado en mi restaurante, al apoyo de todos, yo he podido estar en 'Top Chef'.

En breve saldrá a la venta tu libro de recetas.

Visualmente, el libro es espectacular. Tiene una fotografía maravillosa y va a gustar mucho. No son recetas de mi restaurante porque son recetas muy complicadas. He intentado hacer un libro que esté a mano de la persona de casa, con recetas que cualquiera pueda preparar con los utensilios que habitualmente tenemos en casa. Además, se plantean formas de emplatar que puedan dar ideas para hacer una cena bonita. Estoy muy contenta con el resultado. Va llamar mucho la atención y va a haber algunas fotos que van a dar mucho de qué hablar.

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.
 
Edurne imitará a Mika en la próxima gala de 'Tu cara me suena'Edurne imitará a Mika en la próxima gala de 'Tu cara me suena'