Notificaciones

ENTREVISTA FORMULATV.COM

Bill Klein ('Menuda pareja'): "Me sentía tan excluido en la universidad que me planteé el suicidio"

DKiss estrena este miércoles 'Menuda pareja', el docurreality que muestra la vida de Bill y Jen, una pareja con displasia ósea.

David Carro Miércoles 2 Noviembre 2016 13:35

Bill Klein y Jennifer Arnold son una pareja estadounidense con displasia ósea, comunmente conocida como enanismo, y protagonistas de 'Menuda pareja' ('The little couple'), el programa que muestra su lucha contra las adversidades en su búsqueda por formar una familia y tener una vida normal. Aunque apenas miden un metro de altura, esto no les ha impedido ser exitosos en sus negocios y en la carrera de ella en el mundo de la Medicina.

El docurreality llega a España este miércoles 2 de noviembre a las 21:30 horas de la mano de DKiss. FormulaTV.com ha tenido la oportunidad de hablar con Bill, el padre de familia, que nos ha adelantado algunos de los acontecimientos que podremos ver, como la llegada al hogar de sus dos hijos, cómo es vivir con este tipo de anomalía genética y el dolor que el rechazo social llega a provocar.

Es la primera vez que vamos a poder 'Menuda pareja'. ¿Qué van a descubrir los espectadores del programa?

Esta temporada se centra en la llegada de nuestro primer hijo. Viajaremos a China para adoptar a nuestro hijo William y, tras traerlo a casa, hay un proceso de adaptación en el que comienza a entender que vamos a ser sus padres el resto de su vida. Veréis esto y cómo nos preparamos para ser padres de nuevo con nuestra hija Zoey.

Bill y Jen, protagonistas de 'Menuda pareja'

Bill y Jen, protagonistas de 'Menuda pareja'

El programa lleva emitiéndose más de ocho temporadas. ¿Qué hace vuestras vidas tan interesantes?

Lo sabréis cuando lo veáis (Risas) No sé, no estoy seguro, creo que mostramos lo mejor que podemos que la gente con discapacidades puede tener vidas plenas y productivas, creo que mucha gente con discapacidades vive igual o incluso mejor que nosotros. Es un privilegio poder mostrar las pequeñas cosas de la vida, la familia o la amistad en las que trabajas duro a pesar de los obstáculos que puedas tener.

¿Cómo fue tu infancia creciendo con displasia ósea?

Es una mutación genética que se da al azar, mis padres son los dos altos, los padres de mi mujer son los dos altos también y no es algo que ellos hicieran mal, simplemente pasa. De niño, como te puedes imaginar, lo más difícil es la aceptación social. Tienes que enseñarle a la gente o hacer que entiendan que la mayoría de nuestras diferencias están solo en el exterior. Mi mujer es médico y, aunque no puede ser una profesional del baloncesto por su altura, tampoco puede serlo la mayoría de la gente. Es más justo cuando lo observas desde el punto de vista de que no todo el mundo es físicamente perfecto y que la mayoría de las personas simplemente intentamos sobrevivir en este mundo.

Tienes que enseñarle a la gente o hacer que entiendan que la mayoría de nuestras diferencias están solo en el exterior

No siempre es fácil tener ese punto de vista y, de hecho, cuando eras joven llegaste a pensar en el suicidio.

Sí, cuando estaba en la universidad lo pasé muy mal con integrarme y socializar. Tenía amigos, claro, pero llegué a un punto tan bajo de autoestima que, aunque fue por poco tiempo y nunca llevé a cabo lo que se me pasaba por la cabeza, sentía que mi entorno era demasiado como para enfrentarme a él y me asomé a la ventana de mi habitación pensando en saltar. Gracias a que tenía gente y a mi familia conmigo me sentí apoyado, pero fue probablemente la primera vez que comprendí que no puedo vivir sin ellos. La mayoría de adolescentes creen que pueden hacerlo todo solos y al final suelen acabar dándose cuenta de que es mejor pedir ayuda cuando se necesita.

¿Temes que tus hijos tengan estos mismos problemas que tú?

Sí, nuestros hijos tienen una discapacidad parecida a la nuestra, aunque probablemente sean más altos que Jennifer y yo. Con suerte podrán recibir cirugía que les permita seguir caminando y mantenerse sanos, así que esperemos que tengan una displasia ósea mejor que la nuestra. En cuanto a lo social, seguramente tendrán los mismos problemas que nosotros. Cuando creces el bullying es algo común de lo que muchos niños no pueden escapar y ser de estatura baja seguro que no ayuda en esto. Nuestro objetivo como padres es que crezcan con la suficiente información como para entender lo que tienen que hacer para evitar que el bullying afecte a su comportamiento y a sus vidas.

¿Cómo os encontró el programa y decidió que vuestras vidas merecían la pena ser contadas?

Mi mujer estaba haciendo prácticas universitarias en Nueva York, donde vivíamos cuando nos comprometimos. Los informativos se enteraron de su caso y quisieron hacer un pequeño reportaje de sus esfuerzos por labrarse una carrera en la medicina y, al hacerlo, se percataron de algunas de las cosas que ocurren cuando una persona tiene una discapacidad y lo que tiene que hacer para superarlas. La cadena y la productora nos contactaron para grabar un piloto, fue bien y de esto hace ya ocho años.

Will llegará al hogar de Bill y Jen en los primeros episodios de 'Menuda pareja'

Will llegará al hogar de Bill y Jen en los primeros episodios de 'Menuda pareja'

¿Cómo ha cambiado 'Menuda pareja' vuestras vidas?

Afortunadamente ha sido una buena experiencia, nuestro día a día sigue siendo el mismo con y sin programa de televisión. Mucha gente que nos encontramos allá donde vamos nos reconoce. Antes nos miraban por nuestra estatura y ahora es por algo más positivo, algo que tengo que agradecer a todos los que ven el programa. Nos ha permitido expandir un mensaje que yo creo que merece la pena y divertirnos al hacerlo, conocer diferentes lugares y documentar algunos de los momentos más importantes de nuestra vida. Mucha gente tiene vídeos caseros de cuando su hijo nace o cuando conocen por primera vez a su hijo adoptivo. En nuestro caso todo el mundo está en el recuerdo, mamá o papá no tienen que sujetar la cámara. Esperemos que siga habiendo cámaras a nuestro alrededor cuando estos momentos especiales lleguen a nuestras vidas y los tengamos para siempre.

Probablemente nunca pensaste que te iban a ver en todo el mundo y países como España. ¿Te asusta un poco la idea?

Puede ser un poco intimidante cuando lo piensas (Risas) No, por supuesto que es halagador que gente de todo el mundo se muestre interesada en ver el programa. Espero que les guste.

¿Qué técnicas considerasteis cuando decidisteis tener hijos?

Cuando empezamos a estudiar las primeras opciones ni siquiera estábamos casados. La adopción siempre formó parte de nuestros planes, aunque lo primero que intentamos fue inseminar un óvulo de Jen con mi esperma para tener un hijo biológico. No lo conseguimos y tuvimos dos abortos. En aquel momento ya estábamos inscritos en una organización de EEUU para adopciones internacionales de niños con displasia ósea. Nuestro nombre fue elegido dos veces, la primera con una organización de niños con necesidades especiales de todo el mundo y la segunda con la organización Little People of America.

La grabación supone un reto para la productora, porque tienen un tiempo muy limitado con nuestros hijos

¿Cómo fue la experiencia de viajar a China para recoger a vuestro primer hijo?

Fue emocionante y muy divertido. Teníamos un poco de miedo, somos de EEUU y no sabíamos qué esperar de China, obviamente las normas son diferentes. No queríamos provocar ningún problema rompiendo leyes que no existen aquí o viceversa, queríamos respetar a nuestro país anfitrión y a la vez pensábamos principalmente en recoger a nuestro hijo y volver a casa. También tuvimos la oportunidad de conocer la cultura, lo cual es genial, pero ni una cultura de miles de años se puede comparar a la emoción de conocer a nuestro primer hijo después de un año de solo verlo en fotos.

¿Alguna vez has recibido críticas por exponer a tus hijos en la televisión?

No, tenemos mucho cuidado con el momento y el contenido en el que nuestros hijos se ven envueltos. Manejamos el programa de una forma distinta de la que creo que hacen otros programas y esto supone un reto para la productora, porque tienen un tiempo muy limitado con nuestros hijos. Nos esforzamos por limitar esa exposición y cuando grabamos es con la intención de mostrar a la gente cosas que son importantes para nosotros y que creemos que pueden ser de ayuda para otras familias con hijos en circunstancias similares, ya sean porque son adoptados o porque tienen una discapacidad física.

Will con Zoey, la segunda hija de Bill y Jen

Will con Zoey, la segunda hija de Bill y Jen

Creo que tienes una historia muy bonita de cómo tu mujer y tú os conocisteis.

Sí, nuestra historia se remonta a mucho antes de tener nuestra primera cita. Debido a que los dos tenemos una estatura baja, mientras crecíamos tuvimos que enfrentarnos a la cirugía varías veces. Cuando tenía diez años fuimos al mismo hospital de Baltimore, yo tenía fisioterapia. Me metí en su habitación y la conocí por primera vez, pero ella no se encontraba bien y me echaron.

No volvimos a saber del otro hasta que tuvimos 21 años. Jennifer estaba estudiando y nuestra enfermera practicante, a la que conocemos desde hace mucho tiempo, intentó liarnos en una especie de cita a ciegas, pero como teníamos otras cosas en la cabeza no funcionó. Tuvieron que pasar otros diez años para encontrarnos de nuevo en una web que se llama datealittle.com, obviamente hecha para nosotros, y fue entonces cuando tuvimos nuestra primera cita en Pittsburg.

¿Os acordabais el uno del otro?

Yo la recordaba de cuando tenía diez años y, cuando tenía 21, recuerdo hablar con nuestra enfermera y haber estado siguiendo su carrera durante ese tiempo. Sabía que había entrado en la Facultad de Medicina y estaba muy orgulloso de que una persona de baja estatura hubiese conseguido tanto, conociendo los obstáculos que tendría. Cuando teníamos 31 años y hablamos, aún a riesgo de sonar un poco a acosador, tenía que decirle que conocía su historia. Lo hice lo mejor que pude para que no me dejara tirado.

No voy a correr delante de los toros ni nada de eso, pero me encantaría ir a lugares como Madrid o Barcelona

¿Grabaréis nuevas temporadas de 'Menuda pareja'?

Creo que seguiremos siempre y cuando haya interés por ver lo que nos ocurre y siempre y cuando los niños se diviertan con ello. Nuestro acuerdo es y seguirá siendo que la familia viene primero, así que si los niños se cansan de ver a un cámara en casa, mi mujer dice "estoy harta de la tele" o yo me canso, tendremos que reunirnos y pedirle al equipo que se marche.

¿Qué os gustaría hacer todavía en el programa?

Siempre nos preguntamos qué es lo que no hemos hecho aún, pero yo pienso que a medida que los niños crecen se van haciendo más dinámicos y hasta su más pequeño avance es algo importante para ellos. Ver a nuestros hijos cumplir sus objetivos, ir al colegio y seguir sus sueños es lo que hacemos. No hay nada específico que me gustaría hacer, quizás ir a la luna.

O quizás venir de vacaciones a España.

¡Unas vacaciones en España serían fantásticas! No voy a correr delante de los toros ni nada de eso, pero me encantaría ir a lugares como Madrid o Barcelona. "Mi español es muy mal" pero mi mujer habla mucho mejor que yo. Lo hemos hablado alguna vez, yo probablemente pediría un café y poco más, pero creo que sería una gran experiencia. Ojalá tengamos tiempo de visitar España.

Muchas gracias, Bill, ha sido un placer.

Espero que disfrutéis del programa. Mi hijo y mi hija son increíbles y su sonrisa es contagiosa, tienen la habilitar de hacer brillar a todo el mundo, empezando por nosotros cada mañana. Muchas gracias por darnos esta oportunidad, espero que me podáis decir muy pronto qué os parece 'Menuda pareja'.

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.
 
'El contenedor': Comienzan las grabaciones del nuevo reality antimaterialista de Atresmedia'El contenedor': Comienzan las grabaciones del nuevo reality antimaterialista de Atresmedia