Notificaciones

MIRADA AL PASADO

La homofobia histórica en televisión

Hace tan solo unos años, mostrar abiertamente aversión hacia el colectivo LGBT+ era la tónica habitual, al igual que realizar comentarios inapropiados o despectivos.

Beatriz Prieto Sábado 3 Octubre 2020 11:49

A pesar de la aparentemente creciente tolerancia hacia el colectivo LGBTI+ en los últimos años en España, no hace mucho que la homosexualidad era un motivo para acabar en la cárcel. De hecho, fue en 1979 cuando se hizo efectiva la eliminación de esta orientación sexual de la ley de peligrosidad social por la que eran condenados a prisión. No obstante, aunque desde entonces los prejuicios hacia el colectivo han ido desapareciendo en la sociedad y se les ha concedido los derechos que merecen, aún hoy en día se presentan denuncias por agresiones homófobas y hay gente que vive con miedo a mostrar abiertamente su orientación sexual o identidad de género por temor a las represalias.

Tampoco hace mucho tiempo que la homosexualidad dejó de considerarse una enfermedad de forma "oficial" a nivel mundial: el pasado 17 de mayo de 2020, se cumplieron treinta años desde que la Organización Mundial de la Salud dejó de catalogar la homosexualidad como una enfermedad mental. Era 1990 y, por entonces, la visión desvirtuada del colectivo LGBTI+ campaba a sus anchas por los medios de comunicación españoles, incluida la televisión, como parte de una sociedad que incluso carecía de leyes que otorgasen los mismos derechos a la gente LGBTI+ que al resto de la sociedad. Por eso, en FormulaTV recopilamos algunos momentos televisivos con tintes homófobos que, a día de hoy, a pesar de que aún haya gente que piense como entonces, no son tan comunes ni tan normales en el medio, como lo eran hace tan solo unos años.

1 "No tienen por qué presumir de una anomalía"

Elena Ochoa en el programa 'Hablemos de sexo' centrado en la homosexualidad

Elena Ochoa en el programa 'Hablemos de sexo' centrado en la homosexualidad

Pensar mal de la homosexualidad gracias a los prejuicios que circulaban por la sociedad era algo muy habitual hace unas décadas, hasta el punto de que, cuando se preguntaba sobre el tema en la calle y con una cámara delante, muchos no se cortaban a la hora de manifestar su repulsa. Con ese contexto, era fácil encontrar opiniones en televisión en las que se tildaba al colectivo LGBTI+ de enfermos, viciosos o absurdos, entre otras perlas. Así, en 1981, en un documental de 'Informe semanal' con Rosa María Calaf sobre la homosexualidad, se podía ver a algunas personas afirmando que la homosexualidad era "una enfermedad más" o que la gente de dicho colectivo "no tienen por qué presumir de una cosa que es una anomalía". "Debe ser una enfermedad. Hay mucha gente en paro y les da por hacer cualquier cosa", llegó a opinar incluso uno de los anónimos entrevistados a pie de calle.

Seis años más tarde, el programa de Televisión Española 'Y usted qué opina', presentado por Francisco Caparrós, también abordaba los tabúes sobre la homosexualidad, incluyendo encuestas telefónicas, además de plantear a viandantes de toda España qué opinaban de dicha orientación sexual, a la que muchos tacharon ante las cámaras de "vicio, defecto y degeneración". "No es lo natural. El ser humano tiene ya sus sexos e intentar cambiarlos es contraproducente", manifestaba un telespectador, mientras que otro afirmaba que "me gusta que el hombre sea macho, que le gusten las mujeres". Unas opiniones que tampoco cambiaron demasiado tres años después, cuando en 1990 Elena Ochoa y el equipo de 'Hablemos de sexo' abordó el mismo asunto. "Quien lo practica es porque no puede resistir la tentación, así que creo que es una enfermedad", declaró un espectador, tras lo cual una mujer defendía que los homosexuales "deben estar apartados de las demás personas" mientras otra reconocían que "la homosexualidad masculina la veo normal, pero la femenina, no tanto".

2 "Prefiero tener un niño deficiente"

Francisco Caparrós en el programa sobre la homosexualidad de 'Y usted qué opina?'

Francisco Caparrós en el programa sobre la homosexualidad de 'Y usted qué opina?'

Mientras que a la hora de hablar de la homosexualidad en general había quienes se mostraban algo tolerantes hacia el colectivo, cuando en los programas de televisión se planteaba la cuestión de que algún familiar, especialmente un hijo, fuera de dicha orientación sexual, lo normal, desgraciadamente, era que no se mostraran tan transigentes. "Para mí sería horroroso que mi hijo fuera esa cosa. No me gustaría pensar que tengo yo eso en la familia. Prefiero tener un niño deficiente", soltaba una señora, muy convencida, en unas declaraciones recogidas en 'Y usted qué opina', en 1987, después de emitir un extracto en el que varias personas coincidían en que tener un homosexual en la familia no era "agradable" o no les gustaría.

Opiniones parecidas, aunque quizás en su mayoría algo más comprensivas y tolerantes, se emitieron durante el programa sobre la homosexualidad de 'Hablemos de sexo', en 1990. Sin embargo, aunque algunos se mostraban proclives a "comprender" y apoyar a sus hijos en caso de que fueran homosexuales, eso no restaba gravedad al hecho de que alguno de los entrevistados aseguró incluso que "probablemente lo pondría en tratamiento médico" de darse dicha situación. "Es una desgracia que Dios nos manda y nos tenemos que conformar", declaraba una mujer, sin pudor, mientras otros espectadores calificaban el hecho de tener un hijo homosexual como "un disgusto" o "un trauma" como padres. Declaraciones que, en aquella época, apenas sorprendían, dado que era bastante común creer que la homosexualidad era una dolencia como cualquier otra o hasta una auténtica desgracia si se daba en el seno de la familia.

3 "Todo va bien hasta que descubres la cola"

Alfredo Amestoy y Bibiana Fernández en '300 millones'

Alfredo Amestoy y Bibiana Fernández en '300 millones'

El 15 de abril de 1983, se despenalizaron por fin las intervenciones quirúrgicas de cambio de sexo, mientras los transexuales eran tachados, en general, de travestis. Seis años antes, sin embargo, toda España conocía a Bibiana Fernández, una cantante y actriz que ganó una gran notoriedad a raíz de su papel principal en la película "Cambio de sexo", de Vicente Aranda. Su talento y su fama, sin embargo, no la libraron de tener que escuchar comentarios tránsfobos, ni siquiera cuando debutó ante las cámaras de televisión en '300 millones', en el año 1977. "Una maravilla de mujer, hermosa como una sirena, y que seduce a todos cuantos ignoran los datos que figuran en su documento de identidad", anunció por entonces Alfredo Amestoy, presentador del espacio. De hecho, no dudó en leer los datos del DNI ante la propia Bibiana, a quien se referió en masculino en todo momento.

En el encuentro, además, Amestoy le preguntó a Bibiana "a qué sexo crees tú que pertenece" una sirena, ante lo que la aludida respondió que "a las personas hay que mirarlas de cintura para arriba, pero pienso que lo mejor sería mirarlas a los ojos". "Yo les juro que intenté mirarla a los ojos, pero con Bibi ocurre como con las sirenas: todo va bien hasta que uno descubre que tienen cola", declaró Amestoy en plató, antes de enmendar su error y apuntar a los "gigantescos pies" de la actriz, quien calzaba un 41. Por desgracia, este no fue un caso aislado en la vida de Fernández, quien un año después acudió al formato 'Dos por dos', donde una joven Mercedes Milá presentó con su "nombre" masculino y la trataba como tal, a pesar de la insistencia de su invitada de que se trataba de una mujer.

Durante dicho encuentro, Bibiana llegó a ser considerada una "inútil total" por no haber podido hacer el servicio militar e incluso se le planteó la pregunta de cómo eran sus genitales, algo que recordaron en el 'Hormigas blancas' sobre la artista que Telecinco emitió a principios de agosto, al igual que el encuentro con Alfredo. "Fue un momento crucial, porque era la revelación de que en España pues ya podía existir una situación de libertad sexual, hasta el punto de que la española más guapa era un señor", declaró Amestoy durante la emisión del formato, que se puso en contacto con él para conocer su opinión sobre la entrevista con Fernández. Un comentario nada acertado al que el expresentador añadió el hecho de que Bibiana "partía con ventaja porque tenía mentalidad de hombre, carácter de hombre, miembro de hombre, pero belleza de mujer", algo que indignó a los invitados del programa y a gran parte de la audiencia, por su trasfondo homófobo.

4 "No entiendo por qué mariquita suena ofensivo"

Arévalo contando chistes de "mariquitas" en una de sus apariciones televisivas

Arévalo contando chistes de "mariquitas" en una de sus apariciones televisivas

En los años 90, era muy habitual encontrar en televisión programas centrados en el humor, como podía ser 'Genio y figura', entre otros muchos, además de que había espacios de entretenimiento que también dejaban hueco a la comedia con monólogos o chistes. Sin embargo, un "recurso" fácil para muchos a la hora de dedicarse a este género, incluso para la gente anónima que se ponía ante las cámaras a contar chistes, era el colectivo LGBTI+, especialmente a los homosexuales, a quienes se les tildaba de "mariquitas", "maricones" o "mariposones", entre otros calificativos despectivos. Piezas breves, ya fueran chistes o sketches, creados para generar risas y contados o protagonizados por figuras tan conocidas como Chiquito de la Calzada, el dúo Martes y 13 o Arévalo.

Por supuesto, aunque en muchas ocasiones no tenían intención alguna de ser ofensivos, este tipo de humor perpetuaba una imagen desvirtuada y plagada de tópicos sobre los homosexuales, entre los que predominaban las mofas sobre la famosa "pluma" que se atribuye muchas veces a los hombres de dicha orientación sexual, además de que se perpetuaba una imagen afeminada e incluso débil sobre el colectivo. Todo ello en una época en la que no era precisamente fácil "salir del armario", ya que hasta hacía poco muchos habían estado en la cárcel a causa de su orientación sexual, y era muy fácil que un miembro del colectivo LGBTI+ se convirtiera en blanco de burlas crueles. Dicha clase de humor no es nada típico en la actualidad, algo por lo que el propio Arévalo se quejó en 2017, durante su paso por el programa de Cuatro 'Dani&Flo'. En él, el humorista afirmó que "no entiendo por qué decir mariquita en un chiste suena ofensivo" y confesó no sentirse arrepentido de contar alguno de ellos en el pasado.

5 "Que sea tu marido mariquita..."

Una mujer denuncia públicamente a su marido homosexual en 'Cita con la vida'

Una mujer denuncia públicamente a su marido homosexual en 'Cita con la vida'

En los 90, aunque la homosexualidad había dejado de ser catalogada por la OMS como enfermedad mental, eso no evitaba que una parte muy importante de la sociedad siguiera considerándolos como tales. Un ejemplo claro, más allá de las declaraciones que se podían lanzar en contra de los homosexuales, se dio en 1994, en el programa de Antena 3, 'Cita con la vida'. Dicho formato, presentado por Nieves Herrero, no solo contaba con la presencia de distintos invitados famosos, sino que también reservaba un espacio para la denuncia social por parte de ciudadanos anónimos. Entre ellos, se encontraba María, una mujer que acudió al programa para denunciar públicamente la homosexualidad de su marido, como si tratara de una grave enfermedad.

"Que sea tu marido mariquita...", lamentaba la invitada, acompañada por otras mujeres que le dedicaban gestos de consuelo. "Lo llevé al psiquiatra para ver si se podía solucionar", relató María, ya en plató, durante su entrevista con Herrero, en la que aseguró que su marido se había tomado "medicamentos" y se había sometido a un "tratamiento" para supuestamente curar su homosexualidad, "pero no hubo manera". "¿Y al final él reconoció su problema?", planteó entonces la presentadora, apoyando el enfoque homófobo de su invitada, ante lo que la mujer aseguró que "nunca", muy disgustada. Unas declaraciones que María realizó muy convencida y que, a día de hoy, serían impensables para muchísima gente.

6 "Me he enterado de que es maricón"

Jesús Gil en una entrevista en 'A toda página'

Jesús Gil en una entrevista en 'A toda página'

La homofobia establecida en los 90 también era motivo para que un profesional, sin importar su extraordinario nivel, fuera rechazado de inmediato si se sospechaba que era homosexual. En 1994, una de las figuras más conocidas del panorama español era Jesús Gil, quien por entonces, además de alcalde de Marbella, también era presidente y máximo accionista del Atlético de Madrid. Durante una entrevista en 'A toda página', programa de Antena 3, el político reconoció la pésima razón por la que había descartado incorporar a Jürgen Klinsmann, uno de los mejores goleadores de los años 90. "Iba a fichar a un jugador importante y me he enterado de que es maricón", soltó entonces Gil, antes de señalar que "a ese no lo meto yo en el vestuario" y confesar que se había quedado "helado" al conocer los rumores sobre el futbolista.

Ese mismo año, Pedro Zerolo intervenía en televisión en representación del Colectivo Gay de Madrid o COGAM para defender los derechos del colectivo, y ya se advertía su vena política. Sin embargo, su orientación sexual era una barrera para acceder a ella por aquel entonces y, de hecho, hubo ciudadanos que no dudaron en manifestar su aversión ante la idea de que hubiera un candidato político gay. "Yo sabiendo que era 'eso', no lo votaría, a pesar de que incluso fuese mejor que los otros", declaró un ciudadano en 'Todo va bien', programa de Antena 3 presentado por Pepe Navarro. Una opinión que compartieron otros de los encuestados a pie de calle con respecto a la posible carrera política de Zerolo, habiendo algunos que afirmaban que la homosexualidad era "contraria a la naturaleza".

7 "Se me puede pegar algo"

Un legionario homófobo y la Veneno, enfrentados en 'Esta noche cruzamos el Mississippi'

Un legionario homófobo y la Veneno, enfrentados en 'Esta noche cruzamos el Mississippi'

Una de las figuras transexuales más icónicas de los 90, Cristina Ortiz, La Veneno, tampoco se libró de escuchar comentarios homófobos en televisión, a los que no dudaba en plantar cara. De hecho, cuando Ortiz compartía sus crudas experiencias por su condición de transexual ante las cámaras, en lugar de respeto lo que se percibía eran risas y mofas, quizás por su desparpajo o, quizás, porque las agresiones homófobas no se consideraban algo grave. A ello se añadían los comentarios despectivos de algunos invitados, ante los que Cristina se defendía sin cortarse. "Esto para mí no es un ser humano", señaló un supuesto curandero, invitado de 'La sonrisa del pelícano', refiriéndose a la entonces colaboradora del programa.

En una ocasión, el formato de Antena 3 presentado por Pepe Navarro reunió en 1997 a la vedette con Bibi Montoya (a quien en 'Esta noche cruzamos el Mississippi', se la definió en los rótulos como "transexual conservador", evitando tratarla en femenino), con Juan Mesa, un legionario homófobo y tránsfobo que no tardó en mostrar su repulsa hacia ambas. "Un poco más lejos, por favor. Se me puede pegar algo", declaró el invitado mientras Navarro lo presentaba, manifestando su deseo de mantener alejadas de él tanto a Bibi como a Cristina, quien respondió con la misma moneda e inició una disputa entre ambos. El denominado presidente de "Furia Española" no dudó en lanzar entonces varios comentarios homófobos (además de machistas) en plató, donde declaró que "el país se está amariconando". Además, Juan llegó a calificar a Cristina de "chapera", "sabandija", "pederasta" o "corruptora de niños", mientras que ella lo calificaba de "mariquita reprimida", entre otras cosas.

"Es una viciosa, no quiere currar. Solo le gusta comérselas dobladas", opinaba Mesa, que incluso llevó una botellita de aceite para la Veneno porque "pierde aceite". El invitado tampoco tuvo reparos a la hora de cuestionar la orientación sexual del presentador, cuando este quiso saber cómo podía tener unos pensamientos "tan retrógrados". "No me digas que tú también tienes un ramalazo", planteó Mesa, con actitud chulesca, sin dejar hablar a una respetuosa Bibi. "Si fuera un hombre o una mujer, te dejaría hablar, pero estás sin definir", soltó el invitado, que acabó enfrentándose tanto a Montoya como a Ortiz. "La mula Francis es más sexy que estos dos elementos subversivos y corruptos de la sociedad española", añadió Juan, sin tapujos. Comentarios en este caso extremos, que se lanzaban sin pudor ante las cámaras de televisión y millones de espectadores, y que propiciaron hasta que Cristina acabara fuera de plató unos minutos, tan solo por defenderse de los insultos de Mesa.

8 "Cuidado con las manitas"

Manolo, desconfiado ante la cercanía de un peluquero homosexual en 'Manos a la obra'

Manolo, desconfiado ante la cercanía de un peluquero homosexual en 'Manos a la obra'

En muchas series de los 90, aunque contaran con algún personaje homosexual (que eran más bien escasos), estos estaban en general cargados de estereotipos y normalmente no formaban parte del reparto principal. Además, había series en las que las dosis de testosterona se disparaban en alguno de sus personajes principales cuando interactuaban con gente homosexual o, como ocurría en 'La casa de los líos', se ofendían ante la posibilidad de que se los considerase como tales. "¿Qué pasa, que tengo cara de mariposón?", planteaba enojado el personaje interpretado por Arturo Fernández en dicha ficción, ante la posibilidad de que lo tomaran como tal.

Un caso similar ocurría en 'Manos a la obra', serie en la que Manolo, interpretado por Ángel de Andrés López, siempre se mostraba muy distante e incluso desconfiado cuando había algún homosexual cerca, como si temiera que lo fueran a "contagiar" o que le metieran mano. En una ocasión, por ejemplo, Manolo, Benito (Carlos Iglesias) y Tato (Jorge Calvo) acudían a una peluquería, donde los dos últimos eran atendidos por mujeres, mientras que el primero acabó a cargo de un peluquero gay, con quien el albañil trataba de mantener la máxima distancia posible. "Relájate y disfruta", lo animaba el profesional, a quien Manolo indicaba que tuviera "cuidado con las manitas, que las tengo controladas". "A ver si te voy a cortar yo otra cosita", lanzaba el albañil, tijeras en mano, antes de salir del local casi huyendo junto a sus compañeros. Escenas cómicas bastante frecuentes que, por desgracia, estaban llenas de tópicos sobre el colectivo LGBTI+, además de mostrar como "normal" o incluso aceptable una actitud desconfiada hacia ellos.

9 "Tiene más barba que yo"

Algunos concursantes de 'GH 14' conversando sobre la transexualidad de Desi

Algunos concursantes de 'GH 14' conversando sobre la transexualidad de Desi

Entre casos algo más recientes de transfobia en televisión, figuran varios casos que se han dado entre las paredes de la casa de 'Gran Hermano'. En 'GH 9', por ejemplo, Amor Romeira protagonizó varios enfrentamientos con su compañero Andalla Mbengue, a raíz de los comentarios de mal gusto que el concursante lanzó dentro del reality sobre el colectivo LGBTI+. Tras su expulsión, la concursante vivió un tenso momento con Mercedes Milá, después de que la presentadora preguntara su opinión sobre las rupturas sentimentales apelando al hecho de que "tú has sido las dos cosas, primero hombre y luego mujer", lo que provocó que Romeira abandonara el plató.

Ya en 2015, en 'GH 14', la transexualidad de Desi fue la comidilla de los concursantes del programa, que no hablaban precisamente con respeto de su compañera. "¿Y tú te enteras ahora? Si tiene más barba que yo, por favor", comentó Kristian. "¿Y de dónde te crees que viene la gracia de 'con quién se duchará'?, planteó entonces Carlos, con sorna, antes de que comentaran el hecho de que Desi había elegido ducharse con las chicas, algo criticado por el hecho de que no estuviera operada. "Hacedle fotos", bromeó entonces Kristian. El hecho de que Desi no tuviera vagina, también fue motivo de risas entre algunos de sus compañeros al descubrirlo. "Vamos, ¿que lleva quince años haciéndose pajas y luego se da cuenta de que es una mujer?", planteaba Igor por entonces, cuestionando el hecho de que su compañera no se hormonase, "luego no es transexual, es transformista".

La edición de 'GH Revolution', en 2017, tampoco se libró de contar con un episodio tránsfobo especialmente bochornoso en torno a la concursante Laura Velasco. Después de que los habitantes de la casa de Guadalix de la Sierra comentaran la identidad de género de su compañera, algunos de ellos optaron por acorralar a Velasco comentando el tema de la transexualidad, con el fin de que ella acabara confirmando o no si pertenecía a dicho colectivo, además de si se había sometido o no a una operación de cambio de sexo. "En el momento en el que vais a casaros con una persona, ¿creéis que tendría derecho a saberlo?", planteaba uno de los concursantes, dirigiéndose especialmente a una incómoda Laura. "Yo pienso que cada persona es libre de contar lo que quiera. Hay ciertos temas que en España son todavía demasiado tabú", opinó la indirectamente aludida, sin desvelar nada, incluso aunque sus compañeros continuaron insistiendo. Uno de los ejemplos sobre comentarios y situaciones que dejaban patentes los prejuicios sobre el colectivo transexual con los que aún se ha de lidiar en la actualidad.

10 "Soy homófobo"

Jorge Javier Vázquez y Coto Matamoros en 'Sálvame deluxe'

Jorge Javier Vázquez y Coto Matamoros en 'Sálvame deluxe'

Aunque los comentarios homófobos ya no son tan habituales en televisión como antaño, en 2012, el por entonces denominado 'Sálvame deluxe' recogió un momento de lo más surrealista y lamentable, protagonizado por Coto Matamoros. El hermano de Kiko Matamoros se sentó en el programa con el objetivo de someterse a un polígrafo que incluía la pregunta: "¿Eres homófobo?". "Sí soy homófobo, pero no contra la persona. La orientación sexual de una persona me trae sin cuidado, no la clasifico por eso ni la juzgo", aseguraba Coto, sin ningún pudor.

"Soy homófobo contra el movimiento feminista financiado. Soy homófobo contra ese sentimiento que han creado los homosexuales. Soy homófobo contra el gueto de Chueca", prosiguió el invitado, quien también se declaró en contra de "las leyes que rigen la violencia de género, dictadas desde el feminismo más radical y más irracional que existe en el planeta", incluyéndolo erróneamente en el concepto de homofobia. "Soy homófobo contra un país que abraza la homosexualidad como algo natural, que no lo es", remató Matamoros, antes de añadir que "el día que los hijos nazcan por el ano, a lo mejor dejo de ser homófobo".

"No soy homófobo contra las personas. No voy a decir: 'tengo muchos amigos homosexuales', porque es mentira", prosiguió el invitado, ante un serio Jorge Javier Vázquez, que anunció su decisión de abandonar el plató por los comentarios que acababa de escuchar. "Me niego a seguir presentando el polígrafo", comunicó el profesional, despertando el aplauso del público, tras lo cual explicó que "no se puede tolerar ese discurso" y apuntó a su carácter delictivo.

11 "Tienen preferencia un hombre y una mujer"

Pablo Motos y Santiago Abascal en 'El hormiguero'

Pablo Motos y Santiago Abascal en 'El hormiguero'

Lamentablemente, aún a día de hoy se recogen ciertos comentarios homófobos en televisión que no pasan desapercibidos y terminan circulando por las redes sociales, en su mayoría, rodeados de críticas. Un ejemplo de ello se remonta a 2017, cuando en pleno debate sobre el autobús tránsfobo de Hazte Oír ("los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen"), 'Espejo público' invitó al doctor psiquiatra Fuentes, quien despertó una indignación generalizada por sus declaraciones sobre la gente trans. "El transexual, como el homosexual, son personas que, en mi criterio, nacen siéndolo y tienen una serie de alteraciones, como las tiene un pederasta", aseguraba el profesional, quien trató de aclara sus palabras señalando que "lo que quiero decir es que el pederasta nace siendo parafílico".

Las intervenciones de Pilar Gutiérrez, "la mujer más franquista de España", por desgracia tampoco pasan desapercibidas dado su carácter retrógrado. En una entrevista con Elsa Ruiz emitida en 'Todo es mentira', en 2019, Gutiérrez reconoció que estaba en contra de los "lobbys" homosexuales. "Eso es materia privada, no tiene por qué ser legalizado ni tiene por qué imponerse a los niños en las escuelas", declaró Pilar, quien afirmó que las personas homosexuales "suelen ser personas adoptadas" por gente de dicho colectivo "que les hacen homosexuales". "Hay niños que se revelan contra eso y dan su testimonio de cómo han sido abusados", declaró Gutiérrez, tras lo cual se mostró muy convencida sobre la idea de que muchos niños adoptados por homosexuales eran sometidos a abusos, al igual que apoyó la idea de que la transexualidad se podía "curar".

A finales de ese mismo año, Pilar volvió a hacer gala de sus prejuicios sobre el colectivo LGBTI+, además realizar comentarios racistas, durante su paso por 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition'. En una cena, de hecho, la participante aseguró que "los gais sois muy agresivos", cuando uno de sus compañeros le reprochó que tachara a los andaluces de perezosos a la hora de aprender idiomas. Tan solo un par de meses antes, 'El hormiguero', uno de los programas más vistos de la televisión actual, recibía la polémica visita de Santiago Abascal, líder de Vox. Un encuentro entre el político y Pablo Motos durante el cual Abascal apeló a los homosexuales que "no se sienten representados por el Orgullo", antes de lanzar una declaración que fue muy criticada en redes. "Tiene que tener preferencia a la hora de adoptar la unión de un hombre y una mujer", defendió el político. Una pequeña muestra de comentarios homófobos lanzados en la pequeña pantalla que, aún a día de hoy, siguen emitiéndose, aunque por suerte ya no se consideren tan "normales" como hace varios años.

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en FormulaTV y participa
Crea tu cuenta en FormulaTV en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.
 
Alaska, nueva presentadora de 'Cine de barrio' en sustitución de Concha VelascoAlaska, nueva presentadora de 'Cine de barrio' en sustitución de Concha Velasco